Lorenzo Servitje, el panadero que se convirtió en millonario de México

El origen de una de las empresas más importantes en la producción y comercialización de alimentos a nivel mundial data de 1928

El empresario Lorenzo Servitje comenzó a trabajar como panadero desde muy temprana edad, años más tarde, forjó uno de los emporios más importantes de la industria alimentaria (Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro)
El empresario Lorenzo Servitje comenzó a trabajar como panadero desde muy temprana edad, años más tarde, forjó uno de los emporios más importantes de la industria alimentaria (Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro)

Según información de Forbes, la familia Servitje Montull es una de las más ricas de México, con una fortuna que asciende a los 3 mil 590 millones de dólares, cifra que los posiciona en el octavo puesto del ranking Millonarios Mexicanos 2021, encabezado por el magnate de las telecomunicaciones, Carlos Slim Helú.

Los orígenes de la riqueza de los Servitje se remontan a 1918, año en que nació el empresario Lorenzo Servitje, quien desde muy temprana edad comenzó a trabajar como panadero en la pastelería “El Molino”, inaugurada en 1928 por su padre, Juan Servitje Torrallardona, que comenzó a trabajar en la Pastelería Ideal luego de llegar a México desde Catalunya, España.

Lorenzo comenzó a estudiar la carrera de Contaduría en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el objetivo de ayudar a su familia con la administración del negocio. Sin embargo, tras la repentina muerte de su padre, decidió abandonar sus estudios y comenzó a hacerse cargo de “El Molino” desde 1937, hasta 1945, año en el que fundó la compañía Bimbo junto a los empresarios Jaime Jorba, Jaime Sendra, Alfonso Velasco y José T. Mata, de acuerdo con la revista Expansión.

El empresario Lorenzo Servitje aseguró que la demanda de pan de caja no estaba 100% satisfecha por la Pastelería Ideal, una de las principales productoras y comercializadoras de pan en la capital (Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro)
El empresario Lorenzo Servitje aseguró que la demanda de pan de caja no estaba 100% satisfecha por la Pastelería Ideal, una de las principales productoras y comercializadoras de pan en la capital (Foto: Isaac Esquivel / Cuartoscuro)

Con solo 20 años de edad, el empresario Lorenzo Servitje comenzó a sentar las bases de una de las empresas líderes en la producción y comercialización de pan dulce a nivel mundial, cuyas ventas netas superaron los 15 mil 400 millones de dólares según información de su sitio oficial.

En entrevista con Clío TV, casa productora de documentales históricos, Lorenzo Servitje afirmó que, durante la Segunda Guerra Mundial se disparó el desarrollo industrial de México, lo que sugirió una gran inquietud de crear nuevas empresas, especialmente en productos que no podían importarse, como fue el caso del pan de caja, producto que logró consolidar a Bimbo como una de las compañías líderes en el mercado de los alimentos empaquetados.

“Ya existía entonces el pan de caja, lo que nosotros entramos fue a desarrollarlo a una escala mayor y con un carácter más moderno, industrial y futuro”, comentó Lorenzo Servitje, quien aseguró que se dio cuenta de que la demanda de este tipo de alimento no estaba bien satisfecha por Pastelería Ideal, principal productora y comercializadora de pan en la capital, por lo que aprovechó el espacio para introducir nuevos productos, como el pan tostado, el pan negro y el clásico pan Bimbo para sándwich, utilizando un innovador empaque hecho a base de papel celofán.

Daniel Servitje Montull asumió el cargo de Director General de Grupo Bimbo desde 1997. Gracias a su desempeño, las ventas de la compañía se cuadruplicaron desde finales de la década de los 90 (Foto: Galo Cañas/ CUARTOSCURO.COM)
Daniel Servitje Montull asumió el cargo de Director General de Grupo Bimbo desde 1997. Gracias a su desempeño, las ventas de la compañía se cuadruplicaron desde finales de la década de los 90 (Foto: Galo Cañas/ CUARTOSCURO.COM)

La inversión inicial que realizó Servitje junto con los otros empresarios fue de un millón de pesos y acudieron a Estados Unidos a conseguir los equipos necesarios para poder continuar con la fabricación de alimentos a gran escala. Además, el magnate aseguró que comenzaron a operar la logística de Bimbo con solo 10 camiones, los cuales rápidamente fueron sustituidos por cargas en ferrocarriles que llevaban los productos al interior de la república.

Como parte de su trayectoria empresarial, Lorenzo Servitje recibió varias distinciones, como la “Medalla de Honor al Mérito Empresarial”, otorgada por la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México en 1978 y el Premio Nacional USEM (Unión Social de Empresarios de México) en 1993, cuyo principal objetivo es reconocer a los magnates que han desarrollado negocios exitosos en el país.

Lorenzo Servitje falleció el 3 de febrero de 2017 y actualmente Grupo Bimbo está liderada por su hijo Daniel Servitje Montull, quien asumió el cargo de director general desde 1997 y cuyo desempeño logró cuadruplicar las ventas netas de la compañía desde finales de la década de los 90, hasta el año 2020.

SEGUIR LEYENDO: