AMLO quiere el control total de las elecciones... nunca ha aceptado una derrota en las urnas: Loret de Mola

“El presidente debe entender que correr al árbitro para ponerse su uniforme y asegurarse de que gane su equipo, solo terminaría poniéndolo a él y su gobierno en el ‘basurero de la historia’”, señaló el comunicador

El presidente Andrés Manuel López Obrador se juega su proyecto político en las elecciones del 6 de junio de 2021 (Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)
El presidente Andrés Manuel López Obrador se juega su proyecto político en las elecciones del 6 de junio de 2021 (Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

Rumbo a los comicios electorales del próximo 6 de junio, el periodista, Carlos Loret de Mola, cuestionó y criticó la rivalidad que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha entablado con el Instituto Nacional Electoral (INE), especialmente ahora en medio de la disputa para que su partido logre la mayoría en San Lázaro y la gobernanza de casi la mitad del país.

“Atentar contra las instituciones que han permitido el lento y difícil paso del autoritarismo a la pluralidad democrática es grave.”, aseveró en su columna de opinión publicada en The Washington Post.

El comunicador relató, en un ejercicio de remembranza, que el discurso del mandatario para sustentar sus ataques es que este organismo, - y otros más - fueron diseñados como un instrumento para simular una democracia irreal por la “mafia del poder”, aludiendo a los 30 años de gobierno anteriores, cuya degradación moral y política, en palabras del mandatario, debería terminar “en el basurero de la historia”.

En ese tenor, Loret destacó la total omisión de AMLO a la administración de Miguel de la Madrid (1982-1988) dentro de ese “periodo neoliberal”, a pesar que cumple con lo que él mismo estipula como tal. Esto debiéndose, supuso, al hecho que ocupó cargos públicos durante el gobierno tricolor hasta 1988, cuando abandonó el partido.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Es así que el periodista argumentó que todas estas acciones han convertido al gobierno morenista en aquello que ha buscado erradicar: “regresar a esa época priista en la que la oposición era testimonial.”, es decir, una era donde el árbitro (en este caso el INE) se vendía, permitiendo aniquilar y arrinconar a las oposiciones.

“Los dirigentes del movimiento lopezobradorista, que durante años enarbolaron el discurso democrático y de repudio a las prácticas fraudulentas del pasado priista, hoy se empeñan en atacar y desacreditar al INE, amenazan con hacerlo desaparecer y someter a juicio político a los consejeros electorales que lo integran. El pretexto es que el árbitro inhabilitó a dos candidatos a gobernadores de Morena por violar la ley al no presentar adecuadamente el reporte de sus gastos de precampaña.”, señaló.

Sin embargo, aseguró, estas demostraciones en contra del órgano coordinador de las próximas elecciones no es un asunto reciente ni superficial, sino que se ha forjado desde tiempo atrás y ha adquirido una razón más profunda.

“A AMLO solo le gustan las elecciones democráticas cuando gana. Nunca ha aceptado una derrota en las urnas. Todas las veces que ha perdido una elección, ha denunciado que fue víctima de un fraude.”, aseveró.

No obstante, remarcó que López Obrador, aún con la presidencia lograda, ha continuado orquestando ataques que el columnista calificó como “el paquete completo de regreso al pasado antidemocrático.”

“Manda a los líderes de su partido a hacer plantones afuera del INE (...) y desde su conferencia mañanera diaria atiza el fuego: se lanza contra el presidente del INE y contra los consejeros que no controla, dice que el instituto no ha servido, que ha fallado, que ha sido cómplice de fraudes, que cuesta mucho dinero, y se proclama él mismo como el mejor garante de que no haya fraudes electorales.”, expresó.

Incluso señaló que el Jefe del Ejecutivo Federal logró someter al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), autoridad en cuyos magistrados tiene una influencia decisiva, la cual le ha permitido indirectamente presionar y revertir las decisiones del INE, comparando el hecho como si un jugador de fútbol presionara al árbitro en cancha a través del árbitro asistente de video (VAR).

Por todo esto, Loret de Mola sostiene que el presidente debe someterse a las reglas democráticas del INE, “aunque no le gusten”, de lo contrario, México se volvería a posicionar en una ruta con el único destino hacia la ruptura constitucional; un camino al cual el país “no puede ni quiere caminar”.

“El presidente debe entender que correr al árbitro para ponerse su uniforme y asegurarse de que gane su equipo, solo terminaría poniéndolo a él y su gobierno en el ‘basurero de la historia’”, advirtió.

SEGUIR LEYENDO: