Del arresto de Rix al arrepentimiento de Yayo Gutiérrez: esto ha pasado con las recientes historias de violencia de género en YouTube

Los creadores de contenido se vieron envueltos en distintas historias de supuestos abusos que aún siguen su curso

Del arresto de Rix al arrepentimiento de Yayo Gutiérrez (Foto: Twitter @FiscaliaCDMX/@YayoGutierrez)
Del arresto de Rix al arrepentimiento de Yayo Gutiérrez (Foto: Twitter @FiscaliaCDMX/@YayoGutierrez)

El youtuber Roberto “N” fue arrestado por la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, luego de haber sido denunciado públicamente por Nath Campos de presunto abuso sexual.

De acuerdo con la dependencia, el creador de contenido digital fue ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente para ponerlo a disposición de un juez por la probable comisión de un delito que tuvo lugar en 2017.

Pero esta historia no fue la única revelada dentro del mundo de los vloggers. A mediados del mes de enero de 2021, la youtuber Ixpanea contó que en el pasado no se atrevió a decir el nombre de su agresor por varios de motivos.

De acuerdo con la viajera, se trató de Yayo Gutiérrez, quien aparentemente coleccionaba fotografías y videos de mujeres, entre ellos uno de ella misma, el cual borró junto a toda una carpeta cuando decidió enfrentarlo y los halló en su computadora.

Él tenía una carpeta que se llamaba ‘Fun’, Tenía muchísimas, muchísimas carpetas con nombres de chicas, de las cuales yo conocía a cuatro y eran youtubers en ese tiempo”, explicó. “Yo nunca le dije nada a estas chicas. Yo en el momento lo único que hice fue borrar esa carpeta”, dijo.

Rix (Foto: Instagram@soyrix)
Rix (Foto: Instagram@soyrix)

Semanas después, a mediados de febrero, Yayo Gutiérrez dio la cara después de alejarse un tiempo de las redes sociales y de la creación de contenido en su canal de YouTube conocido como “No me revientes”.

A través de un video publicado en Vimeo, el también músico aseguró que “desapareció” porque se abrumó al hacerse tremendamente mediático el asunto, por lo que decidió cuidar su salud y estabilidad mental, pues hasta el momento aún siente mucha vergüenza, además de reflexionar el suceso.

Sobre la historia de Ixpanea, Yayo Gutiérrez aseguró que fue un abuso de confianza de su parte, y a pesar de haberse platicado en su momento, consideró que su error fue pensar que a nivel sentimental, o psicológico, había sido resarcido el daño; “...hay en que las palabras no son suficientes para sanar reconozco lo mal que estuvo”, dijo.

“Lo que sucedió con Ixpanea fue un abuso de confianza a beneficio personal y es algo que yo he sabido desde hace mucho tiempo, nunca fue con el afán de herirla aunque en eso recae en mi inmadurez. El error no fue solamente haber guardado material sensible de ella sin consultárselo, sino asumir que después de haberse afrontado las cosas el problema había quedado arreglado cuando uno no manda sobre lo que otra persona pudiera llegar a sentir. Reconozco que en su momento lo minimice y es algo que no se debería de normalizar”, explicó.

En un video de casi 20 minutos, la youtuber mochilera contó su historia con el rostro de NoMeRevientes (Captura: YouTube ixpanea)
En un video de casi 20 minutos, la youtuber mochilera contó su historia con el rostro de NoMeRevientes (Captura: YouTube ixpanea)

Además, aseguró que era momento de aprovechar todo el aforo que tiene para mandar el mensaje de respetar a las mujeres, pues busca influir de manera positiva en el público que lo ve desde hace algunos años.

“Respeta a las mujeres, no seas un patán. No son objeto para nuestro entretenimiento sexual y va para cualquier identidad sexual, pero ahora es cuando tenemos que dejar de hacerle sentir al mundo que como hombres somos un riesgo, incluso dentro del consentimiento está la obligación moral de no herir. Lo extiendo en forma de disculpas a todas las mujeres, obviamente Ixpanea incluida, que se han visto afectadas por mis actitudes machistas y nefastas en los últimos años”, dijo.

Por otra parte, aceptó que ha habido momentos en los que se ha considerado como “un asco” y ha sentido “muchísima vergüenza”, pero que no es el mismo que era hace más de una década, pues trabajó en su persona para poder ser alguien mejor.

“Si esto que estoy diciendo puede ayudar a muchos otros más jóvenes o aquellas personas que siguen teniendo esta mentalidad errónea que estoy corrigiendo, a no hacer de este mundo un lugar en el que una mujer tenga que sentir que tiene que andarse con cuidado, al menos me puede ayudar a mí a sentir que estoy poniendo un granito en un costal colectivo enorme de consciencia que todavía falta por llenar”, insistió.

Finalmente, pidió a sus fanáticos que se anticipen a las consecuencias de sus actos para “no volver a tropezar con la misma piedra”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

MÁS LEIDAS AMÉRICA