Lugar de los coyotes

Por Ricardo Ruiz Suárez *

FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO
FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO

El significado de Coyoacán va más allá del que tiene como una palabra de origen náhuatl, la que lo define como el lugar de los Coyotes.

Coyoacán es el corazón geográfico y cultural de la Ciudad. Suele identificarse por su emblemático centro, por ser el más visitado tan sólo detrás del zócalo de la Ciudad y considerado patrimonio histórico de México, además alberga la Ciudad Universitaria que es patrimonio cultural de la humanidad. Pero esta demarcación es más que su Centro, tiene otras dos zonas muy diferentes y con grandes desigualdades pero igual de valiosas: los Culhuacanes y los Pedregales. La primera de origen lacustre conformada, mayormente, por unidades habitacionales y la segunda construida sobre las rocas dejadas por la erupción del Xitle, cuyos asentamientos en la segunda mitad del siglo XX fueron reconocidos gracias a la lucha de sus habitantes.

El pueblo de Coyoacán ejemplifica por qué es el lugar de los Coyotes. Reconocidos artistas, intelectuales, y especialmente gente trabajadora que vive y hacen los 5 pueblos, los 8 barrios, las cerca de 80 colonias, y las aproximadamente, 50 unidades habitacionales.

Somos sus habitantes los que hemos convertido a la demarcación en símbolo de México; los más de 608 479 habitantes somos gente de convicciones críticas; somos la primer capital colonial y sede del primer ayuntamiento del Valle de México y somos legatarios del espíritu rebelde expresado en la vida y obra de Frida Kahlo.

Con la llegada de la vida democrática en la Ciudad de México por la elección del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, la orientación progresista de Arnoldo Martínez Verdugo y la sucesión de María Rojo como delegados, se reafirmó la convicción de izquierda de las y los coyoacanenses. Pero en los últimos tres trienios los gobiernos delegacionales traicionaron los valores de la izquierda, hicieron a un lado los principios éticos, desde entonces el esplendor de Coyoacán se ha ensombrecido por la corrupción cayendo en un proceso degenerativo.

Lo mejor de la Ciudad ha estado sometido por los peores políticos que han distorsionado la visión de izquierda por la que cada tres años se ha votado en Coyoacán. Han hecho de la extorsión y las despensas instrumentos cotidianos de gobierno. En lugar de brindar seguridad infunden miedo y en lugar de servicios condicionan favores.

Coyoacán debe ser referente nacional e internacional de buen gobierno. La convicción de izquierda de su gente debe corresponderse y liberar de toda obligación de obediencia.

No más condicionamientos para acceder a seguridad, agua, programas y servicios.

Nunca más impunidad, nunca más corrupción.

Juntos debemos reconstruir nuestra histórica y emblemática alcaldía.

*Ricardo Ruiz Suárez es diputado de la Ciudad de México por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Maestro en Derecho Constitucional y Administrativo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha sido catedrático e investigador del Departamento de Derecho de la UAM-Azcapotzalco.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: