El preocupante aumento del ciberacoso a niños y adolescentes en México

De acuerdo con el INEGI, entre 2017 y 2019 las víctimas de ciberacoso en adolescentes de 12 a 17 años de edad, se incrementó 32% a nivel nacional

Foto: especial
Foto: especial

El prolongamiento del confinamiento a causa de la pandemia de COVID-19 en México, ha ocasionado que niños, niñas y adolescentes pasen más tiempo conectados a dispositivos digitales navegando en internet, y con ello, ha crecido el riesgo de ser víctimas de ciberacoso y otros delitos en línea.

En el país, alrededor de 20 millones de niñas, niños y adolescentes tienen acceso a Internet. De ellos, aproximadamente el 20% (4 millones) ha sido víctima de acoso en las redes sociales.

Renata Díaz Barreiro, integrante del área de Investigación de Early Institute -think tank mexicano especializado en primera infancia- resaltó los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que señalan que, entre los años 2017 y 2019, las víctimas de ciberacoso cuyo rango de edad era de 12 a 17 años, se incrementó 32% a nivel nacional. Tan solo en el 2019 -un año antes de la pandemia de COVID-19-, el 27% de los adolescentes fueron víctimas de este delito.

Del total de agresiones o conductas inapropiadas o ilícitas en contra de niñas, niños y adolescentes conectadas a algún dispositivo electrónico (tableta, teléfono móvil o computadora portátil), el 44% recibió mensajes ofensivos; 31% fue objeto de provocaciones para reaccionar negativamente; 31% fue contactado por alguna persona que utilizó una identidad falsa (grooming), mientras que el 25% recibió insinuaciones o propuestas sexuales.

Foto: especial
Foto: especial

Díaz Barreiro explicó que, de acuerdo con la Policía Europea (Europol), aunque este tipo de práctica en contra de la seguridad y privacidad de menores de edad ya era un fenómeno creciente antes de la llegada del coronavirus, el confinamiento y las clases en línea desataron los delitos a través de la red.

“El problema del ciberacoso no ha mantenido una sana distancia durante esta pandemia, pero tampoco es tarde para que padres de familia o tutores de menores de edad hagan algo para evitar que niñas, niños y adolescentes caigan en este tipo de práctica que atenta contra su seguridad”, dijo la investigadora de Early Institute.

Destacó que seis de cada diez víctimas adolescentes indicaron desconocer quién fue su agresor, mientras que el 37% identificó a un amigo(a) y 18% a un compañero de clase.

El acoso genera secuelas en las víctimas, que pueden ir desde la depresión, ansiedad, descenso de autoestima, desconfianza, cambios de humor, bajo rendimiento académico, hasta el aislamiento social.

Foto: especial
Foto: especial

Díaz Barreiro añadió que a pesar de que los ministerios públicos han permanecido abiertos en los últimos meses, sólo el 0.2% de los ciberacosos son denunciados ante la autoridad y únicamente el 5% lo reporta con el proveedor de servicio o la plataforma.

Ante esta problemática y con el objetivo de visibilizar este fenómeno creciente en perjuicio de niños y adolescentes, Early Institute creó la plataforma digital alumbramx.org, en donde se pone al alcance de padres y madres de familia y cuidadores responsables de menores de edad; información sobre qué hacer y cómo denunciar cuando la violencia en línea ya se ha presentado.

Entre los objetivos de esta plataforma están -entre otras acciones-, apelar a la responsabilidad colectiva y a actuar como guardianes, especialmente de niños, niñas y adolescentes que requieren de protección.

MÁS DE ESTE TEMA: