AMLO aseguró que el director de Twitter México asesoró al PAN, pero eso es falso

El presidente señaló al encargado de Política Pública de Twitter México de haber participado en el PAN, creyendo que era el director de la red social

Foto: Presidencia de México.
Foto: Presidencia de México.

Durante su conferencia matutina, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el director de Twitter en México era militante o personaje cercano del Partido Acción Nacional (PAN), y que incluso fue asesor de un senador del mismo partido.

Como prueba, mostró el perfil de LinkedIn del supuesto director de Twitter: Hugo Rodríguez Nicolat. Sin embargo, ahí mismo se puede verificar que no se trata del director de Twitter México. En realidad, Hugo Rodríguez es el embajador de Política Pública de Twitter para México y Latinoamérica.

Su trabajo, en el cual lleva 3 años y 10 meses, consiste en funcionar como vínculo entre Twitter y los diferentes funcionarios electos, agencias de gobierno, ministerios y entidades de la sociedad civil que, tanto en México como el resto de Latinoamérica, están involucrados en asuntos de política que sean de importancia para los usuarios de Twitter.

De tal forma que, cuando López Obrador le solicitó “que haga su trabajo de manera profesional, que no promueva la creación de granjas de bots”, no se dirigió al empleado correcto.

Diego Fernández de Cevallos generó polémica por un comentario contra Calderón  (Foto: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO)
Diego Fernández de Cevallos generó polémica por un comentario contra Calderón (Foto: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO)

El actual director general de Twitter México es Francisco Jimenez Viesca, desde septiembre del 2019. El enfoque de Francisco Jiménez va en torno a aprovechar el mercado que ofrece México para Twitter. De hecho, él ya se había desempeñado en puestos relacionados al marketing en empresas como PepsiCo Food Internationals, Conagra Foods y Coca-Cola Femsa.

Acerca de la participación de Hugo Rodríguez en el PAN, su perfil de LinkedIn sí confirma que asesoró al Presidente del Senado durante 1 año, entre el 2004 y el 2005. En ese periodo, quien estuvo al frente de la Cámara de Senadores fue Diego Fernández de Cevallos. Famoso por haber sido secuestrado en el 2010, durante 7 meses y 6 días, además de que fue uno de los promotores de la llamada Ley Televisa.

Luego, también con el PAN, Hugo trabajó como Coordinador de Proyección Internacional del partido. Ahí, preparaba discursos e informes para los integrantes del Congreso panistas cada que se hablaban de temas internacionales. Durante el año que trabajó ahí (del 2005 al 2006) trató temas como el Tratado de Libre Comercio con América del Norte y la migración, entre otros.

Su último puesto al interior del partido fue en la logística de la transición presidencial durante el año 2006, cuando Felipe Calderón Hinojosa. Su participación en ese puesto duró 3 meses, y se centró en la organización del día de la inauguración presidencial.

Después, Hugo trabajó en el Instituto Nacional de Migración y otras empresas, hasta que logró, en el 2016, entrar al puesto de Políticas Públicas de Uber con México, Centroamérica y el Caribe. Luego, en el 2017, dió el salto a Twitter, donde se desempeña en el mismo empleo.

A partir de las declaraciones del presidente, en Twitter empezaron a surgir publicaciones donde se acusa a Hugo Rodríguez de ser militante activo en el PAN: “Hugo Rodriguez Nicolat, militante activo de @AccionNacional (PAN) es el Director de Políticas de Twitter. ¿Ahora entienden las cuentas suspendidas de compañeros, la censura y las limitaciones?” -@gonzalosolislo. Sin embargo, en el registro nacional de militantes del partido de derecha, no aparece ningún registro nombre de Hugo Rodríguez Nicolat.

infobae-image

Como respuesta al presidente, la cuenta de Twitter México aclaró que “La labor de nuestros voceros es únicamente compartir las decisiones con el público y responder preguntas. Y la nuestra es tener equipos que cuenten con una trayectoria relevante y diversa para cumplir de forma objetiva con los requerimientos de cada puesto”.

Además de que calificaron como algo “lamentable” el “ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa”.

MÁS DE ESTE TEMA: