Dieron formal prisión a presunto secuestrador de Silvia Vargas, hija del empresario Nelson Vargas, asesinada en el 2007 en la CDMX

Para evadir a las autoridades, Iván Silvio “G” se escondió en Chile, Argentina, Nueva Zelanda, y Australia

Fue señalado como el posible responsable de los delitos de delincuencia y organizada y la privación ilegal de la libertad (Foto: Twitter/@FGRMexico)
Fue señalado como el posible responsable de los delitos de delincuencia y organizada y la privación ilegal de la libertad (Foto: Twitter/@FGRMexico)

Después de permanecer casi 11 años escapando de la justicia y ocultándose en cuatro países en distintos continentes, un juez federal en México dictó un auto de formal prisión en contra de Iván Silvio “G”, quien fue señalado como el posible responsable de los delitos de delincuencia y organizada y privación ilegal de la libertad.

El presunto culpable está vinculado al secuestro de Silvia Vargas Escalera, hija del empresario Nelson Vargas, ocurrido en 2007 en la Ciudad de México.

Para evadir a las autoridades, Iván Silvio “G” se escondió en Chile, Argentina, Nueva Zelanda, y Australia. Fue ubicado en la ciudad de Buenos Aires en marzo de este año, donde fue capturado por la Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal).

Según las indagatorias de la Fiscalía General de la República, Iván Silvio “G” era miembro de la organización criminal llamada Los Rojos. Era buscado desde 2009 por las autoridades por su posible participación en el secuestro de la hija del empresario mexicano.

De origen argentino, al sujeto se le acusó por ser el aval de quien habitó el domicilio donde se mantuvo privada de la libertad a Silvia Vargas Escalera, de 18 años de edad, en el 2007 (Foto: FGR)
De origen argentino, al sujeto se le acusó por ser el aval de quien habitó el domicilio donde se mantuvo privada de la libertad a Silvia Vargas Escalera, de 18 años de edad, en el 2007 (Foto: FGR)

De origen argentino, al sujeto se le acusó por ser el aval de quien habitó el domicilio donde se mantuvo privada de la libertad a Silvia Vargas Escalera, de 18 años de edad, en el 2007.

La entonces Procuraduría General de la República, ahora Fiscalía, abrió una carpeta de investigación para llevar a cabo un seguimiento y localizar al sospechoso. Se solicitó la ficha roja de la Interpol y así continuar con su ubicación y arresto.

Debido a la nacionalidad de Iván Silvio “G”, tras las indagatorias se solicitó a la sede en Buenos Aires de la organización policiaca su localización en territorio argentino. Sin embargo, se reportó que el 30 de noviembre del 2018 había dejado el país para viajar a Nueva Zelanda.

Un año después, el cadáver de Silvia fue encontrado en una casa de la zona de Tlalpan (Foto: Cosme Rada/Cuartoscuro.com)
Un año después, el cadáver de Silvia fue encontrado en una casa de la zona de Tlalpan (Foto: Cosme Rada/Cuartoscuro.com)

Éste señaló que el 12 de marzo de 2019 se registró su arribo al territorio pero que lo había abandonado tras siete días para volar a Australia: ahí se alertó a las autoridades mexicanas que para realizar su arresto era necesario tramitar una orden de extradición por la vía diplomática.

Después de cumplirse el trámite, Interpol Canberra, el 22 de febrero del 2020, reveló que Iván Silvio “G” había salido del país con destino a Santiago de Chile, donde no se pudo ubicar, por lo cual nuevamente se pidió el apoyo a las autoridades de Buenos Aires.

Las oficinas de la Interpol confirmaron la captura del presunto responsable el 1 de marzo del presente año: así, la Dirección General de Procedimientos Internacionales de la FGR comenzó el trámite de extradición.

Iván Silvio “G” fue extraditado y llevado al Centro Federal de Readaptación Social número 14, en la entidad federativa de Durango, donde el juez de la causa dictó auto de formal prisión por los delitos mencionados.

Iván Silvio “G”, de 49 años de edad, oriundo de Río Negro, y de 1.90 metros de estatura. Fue capturado en un pequeño hotel de Montserrat por la división Interpol de la PFA (Foto: Archivo)
Iván Silvio “G”, de 49 años de edad, oriundo de Río Negro, y de 1.90 metros de estatura. Fue capturado en un pequeño hotel de Montserrat por la división Interpol de la PFA (Foto: Archivo)

El 10 de septiembre de 2007, Silvia Vargas Escalera, hija del también ex titular de la Comisión Nacional del Deporte, fue capturada mientras iba a la escuela en la colonia Las Águilas por una banda de secuestradores de la Ciudad de México, liderada por hermanos de apellido Ortiz, Miguel, Cándido y Raúl, con alias como El Comandante Tigre o El Comandante Blanco. Tenían otro miembro, Óscar, el chofer de los Vargas: quien entregó, supuestamente, el dato para que se llevaran a su víctima.

Silvia estuvo meses desaparecida. Su caso se convertía en un drama nacional para México mientras su padre lideraba una campaña, ofrecía recompensas por información. Le habían pedido USD 3 millones. Después dejaron de solicitar recursos y las comunicaciones se agotaron. Un año después, el cadáver de Silvia fue encontrado en una casa de la zona de Tlalpan.

Con el tiempo, la banda cayó con condenas elevadas de hasta 50 años de encierro. Pero faltaba la última pieza, el que alquiló la casa donde apareció el cadáver: Iván Silvio “G”, de 49 años de edad, oriundo de Río Negro, y de 1.90 metros de estatura. Fue capturado en un pequeño hotel de Montserrat por la división Interpol de la PFA.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Quién fue Carlos Lehder, el socio de Pablo Escobar que revolucionó la industria del narco desde las Bahamas

Las mujeres de la “mafia del poder”: qué ha sido de las esposas de Salinas, y los otros enemigos de AMLO

Becas Benito Juárez darán “aguinaldo” a estudiantes

Fue el criminal más temido del mundo, pero ahora solo ve la luz del sol una hora al día: la vida del “Chapo” en la prisión ADMAX

Boda masiva en Cancún: sin cubrebocas ni sana distancia, famosos como Irina Baeva, Gabriel Soto y Roberto Palazuelos asistieron al evento