De Fox a Calderón: los políticos relacionados con García Luna, el “súper policía” que ayudó al Cártel de Sinaloa

El ex secretario de Seguridad Pública trabajó de cerca con destacados personajes y funcionarios de dos sexenios

(Foto arte: Jovani Pérez Silva)
(Foto arte: Jovani Pérez Silva)

El poder que acumuló Genero García Luna en los gobiernos panistas, fueron fruto de sus relaciones con políticos, algunos de los cuales, se encuentran en la mira de las autoridades.

Los vínculos del llamado “súper policía” con los hombres y mujeres de poder, le permitieron ascender de manera meteórica en la política mexicana, al grado de llegar a ser la mano derecha del ex presidente Felipe Calderón, quien a la fecha, sigue negando que supiera sobre los vínculos de García Luna con el narcotráfico, especialmente con el Cártel de Sinaloa; acusaciones que tienen al ex secretario de Seguridad Pública tras las rejas en los Estados Unidos, a la espera de un juicio.

El gobierno estadounidense asegura tener miles de pruebas en contra de García Luna, quien, junto con su defensa legal, siguen intentando negociar con el juez Brian Cogan, el mismo que condenó a Joaquín “El Chapo” Guzmán, a pasar el resto de sus días en una prisión de máxima seguridad en la Unión Americana.

Las más de 120 mil hojas de pruebas contra García Luna incluyen reportes bancarios, de empresas y propiedades, interceptación de comunicaciones, reportes enviados por el gobierno de México; e incluso -de acuerdo con versiones periodísticas- se anunció que en el juicio presentarán pruebas físicas de los cargamentos de droga que el ex secretario y sus subordinados habrían ayudado a traficar, y cuyo destino eran Nueva York y Chicago, entre otras ciudades estadounidenses.

Estos son algunos de los personajes relacionados con Genaro García Luna y que hoy están en el ojo del huracán.

Jorge Tello Peón

FOTO: MOISES PABLO/CUARTOSCURO
FOTO: MOISES PABLO/CUARTOSCURO

Fue el mentor de Genaro García Luna. Ambos son ingenieros de profesión y se formaron en las entrañas del Centro Nacional de Inteligencia (CISEN). Como subdirector del CISEN (1993-1998), García Luna se encargó de monitorear la actividad de los grupos guerrilleros activos en México y después se especializó en identificar y combatir a las bandas de secuestradores.

Tello Peón participó en el diseño institucional y funcional del CISEN, del Centro de Planeación para el Control de las Drogas (Cendro), el Instituto Nacional para el Combate a las Drogas (INCD), el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y la Policía Federal Preventiva (PFP).

Calderón habría ofrecido el cargo de titular de la SSP a Tello Peón, pero como éste estaba enfermo recomendó amplísimamente a su pupilo García Luna. Años después, en una conversación entre el general Mario Arturo Acosta Chaparro con Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, uno de los jefes del Cártel de Sinaloa, éste habría contado que Tello Peón fue uno de los funcionarios públicos que le facilitó el escape de la prisión de máxima seguridad en Puente Grande Jalisco en enero de 2001, con la ayuda de García Luna.

El 19 de enero del 2001 -un día antes de la espectacular fuga del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera- dos funcionarios acudieron al Penal de Puente Grande, en Jalisco, para realizar una inspección bajo la sospecha de extraños movimientos al interior del penal de alta seguridad. Uno de ellos fue Jorge Tello, quien entonces se desempeñaba como subsecretario de Seguridad Pública y mano derecha de Alejandro Gertz Manero, titular de la dependencia desde diciembre del año 2000 y hasta 2004.

El sábado 20 de enero “El Chapo” Guzmán escapó de la celda que compartió con Héctor Palma Salazar en el penal de Puente Grande, Jalisco. Salió por la puerta, escondido dentro de un carrito de ropa sucia. Jorge Tello Peón renunció a su cargo, pero nunca fue sancionado por la fuga del capo.

Vicente Fox

infobae-image

Vicente Fox Quesada llegó a la presidencia de México tras 70 años de gobiernos priístas, marcando una etapa de transición histórica en el país y prometiendo un cambio que jamás llegó.

Aunque Fox ha insistido que su gobierno implementó cambios fundamentales para lograr la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas, su administración ha sido ampliamente señalada por estar bajo sospechas por corrupción, especialmente de su esposa, Marta Sahagún y sus hijos, Manuel, Fernando y Jorge Alberto Bribiesca.

Pero hay otros señalamientos que persiguen al ex presidente, como la supuesta protección que le habría brindado a Genaro García Luna, quien fue titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y de la Policía Federal Preventiva (PFP).

En noviembre de 2018, Jesús “El Rey” Zambada, ex jefe de operaciones del Cártel de Sinaloa y hermano de Ismael “El Mayo” Zambada (líder del Cártel de Sinaloa), se presentó como uno de los testigos estrella en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán en Estados Unidos.

Bajo juramento, reveló que a comienzos de la década del 2000 –durante el Gobierno de Vicente Fox– gastó 300,000 dólares (USD) al mes sobornando a militares y funcionarios de México.

También aseguró que entregó tres millones de dólares a funcionarios del Gobierno de Fox, a través del entonces titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Genaro García Luna, para que se nombrara a Norberto Vigueras Beltrán como jefe regional de la AFI en Culiacán, Sinaloa, quien ya estaba “comprado”.

En enero de 2019, Fox Quesada le aseguró a la televisora estadounidense CNN que jamás tuvo un ofrecimiento de acuerdos o pagos de parte de narcotraficantes. “Nunca se me acercó ningún criminal”, declaró.

El pasado 12 de mayo, Vicente Fox volvió a ser entrevistado por CNN. En esa ocasión, aseguró que Genaro García Luna hizo “un trabajo maravilloso” al frente de la AFI y de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Todas las mañanas en tu correo: suscríbete al newsletter de Infobae México

“Trabajó para mí hace más de 20 años…. creó la Policía Federal Preventiva, hizo un trabajo maravilloso. Una Policía Federal Preventiva (PFP) profesional, seria, entrenada, capacitada que empezó teniendo grandes logros. Después ya le perdí la pista, más ya no tuve que ver”, aseguró.

“Si la insinuación es que yo haya tenido algo que ver con dineros que se hayan hecho o corrupción, niego categóricamente cualquier relación con una cosa como esa”, aseguró. Así mismo, rechazó que la DEA lo haya requerido para que proporcione información sobre García Luna.

“La DEA nunca me ha llamado ni como presidente, ni de no presidente, ni como ciudadano. Jamás he hablado directo yo con la DEA. Jamás”, respondió el ex presidente.

A inicios del mes de mayo, la periodista mexicana, Lydia Cacho, aseguró que Vicente Fox también conocía los delitos que cometía el ex funcionario que sigue a la espera de tener un juicio en en Estados Unidos.

“García Luna era el operador de todo el lado oscuro de Calderón y Fox. Tenemos que hablar de Fox. Vicente Fox”, aseguró Cacho.

Marta Sahagún y sus hijos

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Marta Sahagún, la esposa de Vicente Fox que quiso pasar de primera dama a presidenta, fue muy cercana a Genaro García Luna. Gracias a esta relación, el policía tuvo acceso total a la Residencia Oficial de Los Pinos y se ganó la confianza de Vicente Fox y su esposa, con la solución de diversos casos de interés de la llamada “pareja presidencial”.

La relación habría sido tan estrecha que, Manuel Bribiesca, uno de los hijos de Marta Sahagún, estaba ligado a una de las empresas de Genaro García Luna.

Versiones periodísticas aseguran que el hijastro de Fox estaría siendo investigando de manera profunda por las autoridades de Estados Unidos. Manuel Bribiesca Sahagún ya había sido requerido por la ley en julio de 2018 por fraude y conspiración.

La investigación a sus empresas destapó el nombre de Genaro García Luna, que figuraba como personaje aliado a sus cuentas bancarias.

Incluso, versiones periodísticas señalan que Estados Unidos investiga a Vicente Fox por estar presuntamente involucrado en una red de defraudación fiscal, al haber recibido al menos 700 millones de pesos en cuentas bancarias relacionadas con su hijastro.

Felipe Calderón

Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)
Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)

Los vínculos entre Felipe Calderón y Genaro García Luna, quien fuera su secretario de Seguridad Pública, son muy estrechos, aunque el ex presidente se rehúse a reconocerlo.

Durante años, Calderón Hinojosa se ha empeñado en negar una y otra vez que conociera los vínculos de su secretario de Seguridad Pública con el narcotráfico. Esto, a pesar de que personajes de mucho prestigio como el General Tomás Ángeles Dauahare y el ex comisario general y jefe de Seguridad Regional de la Policía Federal, Javier Herrera Valles; alertaron al mandatario que García Luna brindaba protección a los cárteles. Como respuesta, ambos terminaron presos.

Pero había más. Sobre García Luna pesaban acusaciones acumuladas en expedientes judiciales por sus vínculos con bandas de secuestro, y su ineficacia como servidor público frente a la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI).

Nada de eso importó. Felipe Calderón no investigó a García Luna, sino que lo nombró responsable de la seguridad de todo el país, le dio más poder, más elementos y más presupuesto.

De acuerdo con versiones periodísticas, los vínculos entre ambos se estrecharon luego de que la AFI había ayudado a la campaña presidencial de Felipe Calderón a espiar a sus enemigos dentro de su partido político y a su contrincante Andrés Manuel López Obrador, quien encabezaba las encuestas de preferencia electoral en los comicios del 2006.

El pasado mes de julio, la periodista Anabel Hernández publicó una columna en la Deutsche Welle, en donde retrató la estrecha relación que surgió entre Calderón, García Luna y quien fue amigo entrañable del entonces mandatario y su secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, muerto en 2008 cuando el avión donde viajaba explotó en el aire, en la Ciudad de México.

Anabel reveló que el presidente mandó a hacer una remodelación en la casa presidencial conocida como Los Pinos y construyó un bar solo para hombres de su equipo. “Ahí se reunían los tres, de acuerdo a testigos presenciales. En los jardines de Los Pinos participaban en informales partidos de fútbol e incluso jugaban Gotcha escondiéndose juguetones entre la foresta”, señaló la periodista.

Pese a todo, el ex presidente insiste en negar que conociera las andanzas de su amigo con los grandes capos del narcotráfico.

Francisco Javier García Cabeza de Vaca

El gobernador de Tamaulipas negó dichos que lo involucran con el Cártel del Golfo (Foto: Twitter)
El gobernador de Tamaulipas negó dichos que lo involucran con el Cártel del Golfo (Foto: Twitter)

El actual gobernador de Tamaulipas, ha sido señalado en reiteradas ocasiones de estar vinculado con el narcotráfico.

En días recientes, el periodista Óscar Balderas, dio a conocer un memorándum en el que se detalla una supuesta reunión entre García Cabeza de Vaca, y Joaquín el “Chapo” Guzmán, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, quien actualmente cumple una pena de cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad en los Estados Unidos.

Dicho documento, redactado el 17 de junio de 2015 en las oficinas del diplomático Tobin Bradley —entonces cónsul general para EEUU en Matamoros, Tamaulipas —, desvela el encuentro entre el capo mexicano y el mandatario estatal ocurrido en febrero de 2012 en la zona turística de los Cabos San Lucas (Baja California), al noroeste de México y en el que también habría estado el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna en el gobierno de Felipe Calderón. Hasta el momento, Francisco Javier García Cabeza de Vaca no ha desmentido la información.

Genaro García Luna está acusado por el gobierno de los Estados Unidos de recibir sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa -incluso de otros narcotraficantes- para dejarlos traficar sin ningún problema.

Javier Lozano

FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO
FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO

Javier Lozano Alarcón, fue parte de la campaña a la presidencia de Felipe Calderón y posteriormente, su secretario de Trabajo. La polémica siempre ha sido su sello.

Luego de la captura de Zhenli Ye Gon, el empresario mexicano de origen chino a quien el gobierno de Felipe Calderón le decomisó 205 millones de dólares en efectivo, 18 millones de pesos mexicanos, 200 mil euros, así como centenarios y joyas; aseguró en una entrevista a la agencia AP que Javier Lozano, entonces titular de la Secretaría de Trabajo, lo amenazó con matarlo si no guardaba el dinero en efectivo en su casa. “Copelas o cuello”, le habría dicho Lozano.

Zhenli Ye Gon aseguró que ese dinero sería usado para financiar la campaña presidencial de Calderón o para una operación de sabotaje si el candidato perdía los comicios. En extenso reportaje de Univisión sobre el caso, un informante de la DEA afirmó que ese dinero fue una aportación del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva a la campaña presidencial de Calderón, esperando a cambio recibir protección en su gobierno. Javier Lozano negó las acusaciones y dijo que demandaría a Ye Gon, aunque después se desistió.

Tras las acusaciones en Estados Unidos en contra de Genaro García Luna, Javier Lozano primero aseguró que “cada quién es responsable de sus actos”, pero en agosto pasado, salió en defensa del ex secretario de Seguridad Pública, quien se encuentra preso en Estados Unidos.

En entrevista con el periodista Julio Astillero, Lozano Alarcón aseguró que no creía “la teoría” de que Genaro García Luna protegió a algún cártel.

“Trabajamos muy bien y nunca tuve conocimiento de que anduviera en malos pasos”, aseguró.

Omar García Harfuch

(Foto: Twitter @OHarfuch)
(Foto: Twitter @OHarfuch)

A raíz de la captura de Genaro García Luna el 9 de diciembre de 2019 en Texas, Estados Unidos, surgió el nombre de Omar García Harfuch, actual jefe de la policía de la Ciudad de México y quien habría trabajado en la Secretaría de Seguridad Pública del llamado “Súper Policía”.

Enseguida, la Jefa de Gobierno de la capital del país, Claudia Sheinbaum, salió en defensa de Harfuch al asegurar que cuando ingresó a la SSP, lo hizo como “tropa”, por lo que rechazó que sea investigado por el gobierno federal.

Pero de acuerdo con versiones periodísticas, el gobierno de Estados Unidos sí investiga a García Harfuch por sus acciones realizadas con Luis Cárdenas Palomino (mano derecha de García Luna y quien también el gobierno de la Unión Americana acusa de tener vínculos con el narcotráfico) y porque trabajan con él gente del mismo grupo corrupto.

El pasado 26 de junio, Omar García Harfuch fue víctima de un atentado en su contra, cuando su camioneta circulaba en pleno Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México y del que salió con vida. El secretario culpó al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Omar Fayad

FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO
FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO

Genaro García Luna fue coordinador de Inteligencia de la Policía Federal (PFP) que creó en 1999 el entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, de la mano del primer comisionado de la PFP, Omar Fayad Meneses.

Después de desempeñarse como subdirector de Antiterrorismo y Contrainteligencia del Centro Nacional de Inteligencia (CISEN) desde 1993 y hasta 1998), García Luna llegó a la PF y tuvo a su cargo el Centro de Inteligencia de la Policía Federal.

También era el responsable de identificar a personas y grupos delictivos y determinar la realización de operativos contra el crimen organizado, con información de organismos nacionales e internacionales en materia de seguridad a su disposición, y pleno control de intervenciones de llamadas telefónicas, videos y audios relacionados con cualquier investigación federal.

El actual gobernador del Estado de Hidalgo fue el jefe de García Luna durante su paso por la PFP. La relación jerárquica y amistosa no concluyó en el año 2000, sino que continuó a lo largo de los años.

En noviembre de 2012, el narcotraficante Edgar Valdez “La Barbie”, acusó a García Luna de tener vínculos con el crimen organizado, combatir selectivamente a algunos grupos delictivos y sobornar a todos los narcotraficantes, según una carta publicada en el periódico Reforma.

En el Senado se discutió ampliamente el tema y uno de sus defensores a ultranza de García Luna fue Omar Fayad Meneses, quien subió a la tribuna con la representación del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para defender a “un servidor público dedicado al combate de las organizaciones criminales”.

Miguel Ángel Osorio Chong

infobae-image

Días después de la captura en Estados Unidos del ex secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, el nombre de Miguel Ángel Osorio Chong surgió con fuerza.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a cargo de Santiago Nieto, descubrió que empresas de y/o relacionadas con García Luna, siguieron operando en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Según la indagatoria que se realiza en México, cuando aún era secretario de Seguridad Pública, García Luna habría adquirido a la empresa Nunvav Inc. -propiedad de los hermanos Weinberg relacionada con la seguridad-, el software Nicetrack para conocer en tiempo real ubicaciones de personas.

Dada la influencia y poder que llegó a acumular, García Luna logró que el contrato continuara en el siguiente sexenio (Enrique Peña Nieto), cuando el responsable de la Secretaría de Gobernación era Miguel Ángel Osorio Chong.

Según la investigación de la UIF, García Luna pudo triangular casi 3,000 millones de pesos desde el gobierno federal hacia empresas de las que es socio, y para obtener recursos para la compra de una casa en Miami, misma que uno de los Weinberg reconoció que le rentaba.

La Unidad de Inteligencia Financiera detectó que desde agosto de 2013, comenzaron las transferencias de dinero de Gobernación hacia las empresas vinculadas con el ex secretario de seguridad en tres operaciones distintas. Primero fue un depósito por 55 millones de pesos, luego otro de 2,623 millones de pesos y una más de siete millones de dólares.

En julio de este año, se reveló que la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Fiscalía General de la República (FGR), indagan las propiedades y cuentas bancarias de Miguel Ángel Osorio Chong, por lo que presentó un amparo.

No obstante, el titular de la UIF, Santiago Nieto aseguró que no existe ninguna investigación en contra del senador priista.

MÁS DE ESTE TEMA:

Genaro García Luna y su intrincada red de corrupción: cómo el súper policía se convirtió en líder de un “narcoestado”

El Cártel de García Luna: la red de los altos mandos de la PF permitió la tortura y asesinato de 12 agentes

Gran Jurado de Estados Unidos acusa a cercanos de García Luna

MAS NOTICIAS