“Símbolo de excesos del pasado, signo de ineptitud actual”: la incisiva crítica de The Economist por la promesa de venta del avión presidencial

El medio aseguró que la venta de una aeronave con esas características podría tardar varios años en efectuarse, al tiempo que reduce el costo de la misma

“Símbolo de excesos del pasado, signo de ineptitud actual”: la incisiva crítica de The Economist por la promesa de venta del avión presidencial (Foto: Cortesía Presidencia)
“Símbolo de excesos del pasado, signo de ineptitud actual”: la incisiva crítica de The Economist por la promesa de venta del avión presidencial (Foto: Cortesía Presidencia)

La rifa del avión presidencial José María Morelos y Pavón está cada día más cerca, pues a través de la Lotería Nacional se rifarán 100 premios de 20 millones de pesos entre seis millones de boletos que se presenten vender; sin embargo, la venta de la aeronave es una tarea que continúa pendiente.

Fue durante la campaña presidencial de 2018 que Andrés Manuel López Obrador hizo la promesa de vender el Dreamliner Boeing 787-8 que fue adquirido en el gobierno de Felipe Calderón, pero utilizado por Enrique Peña Nieto para las giras presidenciales.

De hecho, el avión ni siquiera es utilizado por el actual mandatario, quien viaja a través del país por vuelos comerciales o por tierra. El único vuelo internacional que ha hecho como parte de una gira presidencial fue a los Estados Unidos, para reunirse con su homónimo, Donald Trump.

Sin embargo, todo lo que hay detrás de la venta y ahora rifa del avión presidencial es algo preocupante a escala internacional, pues a través del periódico The Economist, se aseguró que se trata de un alarmante signo de ineptitud del gobierno de la Cuarta Transformación al mando de México.

El medio aseguró que la venta de una aeronave con esas características podría tardar varios años en efectuarse, al tiempo que reduce el costo de la misma (Foto: Cortesía Presidencia)
El medio aseguró que la venta de una aeronave con esas características podría tardar varios años en efectuarse, al tiempo que reduce el costo de la misma (Foto: Cortesía Presidencia)

Además, en la columna titulada Air Show, The Mexican president’s plane isn’t selling, el medio cuestionó que dentro del folleto de venta eligieron las palabras “elegante” y “el orgullo de la nación”, cuando Andrés Manuel se ha encargado de etiquetarlo frente a la nación como “faraónico” o “ejemplo del desperdicio y la opulencia”, lo que calificaron como una mera estrategia de venta que tampoco ha funcionado, pues continúa parado en un hangar extranjero.

“Un símbolo del exceso en el pasado, se convirtió en un signo de la ineptitud actual”, escribió el columnista.

Por otra parte, aseguraron en el medio estadounidense que “el mercado para vender un avión privado usado con esas características es minúsculo. Venderlo podría tomar algunos años”. Informaron que generalmente los vendedores no logran recuperar los costos de remodelación, pues no empatan con los gustos de color o definición de asientos cómodos que buscan los compradores.

Además, señalaron que los retrasos en el mantenimiento que causó la pandemia por coronavirus en México provocaron que se redujera el costo del mismo hasta los 72 millones de pesos, de acuerdo con las fuentes consultadas originalmente por Expansión.

El premio de la rifa del avión presidencial se dividirá en 100 ganadores de 20 millones de pesos cada uno (EFE/ Francisco Guasco)
El premio de la rifa del avión presidencial se dividirá en 100 ganadores de 20 millones de pesos cada uno (EFE/ Francisco Guasco)

La primera idea de Andrés Manuel fue rifar el avión y recompensar al ganador de la rifa con el dinero necesario para pagar el mantenimiento de dos años; sin embargo, cambió su idea para dividir el premio en 100 partes de aproximadamente 20 millones, mientras que el dinero de la venta de 6 millones de boletos sería destinado a hospitales.

Al respecto, The Economist aseguró que “las matemáticas no cuadran”, pues apenas quedarán 500 millones de pesos para brindar a los hospitales, mientras que el recién creado Instituto para devolver al pueblo robado con una donación de 2,000 millones de pesos para pagar el premio, además de 500 millones de pesos adicionales para pagar un mollón de boletos que serán donados a hospitales.

La Lotería Nacional reportó que al 11 de agosto se han vendido 2 millones 24 mil boletos para la rifa del avión presidencial TP01, lo que significa que son el 33.73% de los 6 millones de boletos a la venta. Lo recaudado hasta el momento asciende a 1,012 millones de pesos.

Al 11 de agosto se han vendido 2 millones 24 mil boletos para la rifa del avión presidencial TP01 (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)
Al 11 de agosto se han vendido 2 millones 24 mil boletos para la rifa del avión presidencial TP01 (Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro)

Los cachitos que no se ventan, de acuerdo con el mandatario mexicano, serán enviados al sector salud, “para que tengan la posibilidad de que si salen premiados, ellos mismos obtengan los beneficios”. Además, el presidente aseguró que algunos empresarios comprarán en masa boletos para repartirlos entre sus trabajadores.

Sin embargo, la publicación destacó que “de la forma en que van las cosas, el gobierno tendrá dificultades para cubrir los gastos de la rifa. El espectáculo tras el avión (“air show”) es emocionante de ver, pero no llevará a México a ninguna parte. Algunos mexicanos temen que eso también sea cierto para el presidente”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Un insulto al pueblo”: así es por dentro el polémico avión presidencial en el que Peña Nieto viajó a todo lujo

Gobernador de Tabasco gastó 100,000 pesos en “cachitos” para la rifa del avión presidencial

“¿Por qué mejor no comparte el video de su hermano?”: Felipe Calderón arremetió contra la rifa del avión presidencial de AMLO

MAS NOTICIAS