El Chavo del 8 sí conoció a su mamá

El nombre del personaje era, en realidad, Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi

Elenco de "El chavo del 8" en los años setenta
Elenco de "El chavo del 8" en los años setenta

El Chavo del 8 fue uno de los personajes más entrañables de la televisión mexicana, sin embargo, hay muchas partes de su historia que aún se desconocen, como, por ejemplo, la razón por la que vivía en un barril, a pesar de que convivía con los habitantes de una vecindad.

La realidad es que el personaje, creado e interpretado por Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, era huérfano. Jamás conoció a su padre, y su madre –cuenta el libro El diario de el chavo del ocho, texto póstumo del actor– dejó de pasar por él un día por la guardería en donde lo dejaba para irse a trabajar. El Chavo, que según se revela en la publicación se llamaba, en realidad, Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi, terminaría en un orfanato, del que habría escapado tras no ser adoptado por nadie. Un día de tormenta, el niño llegaría a la vecindad que se convertiría en su hogar.

Aunque inicialmente el nombre del programa derivaba de que se transmitía por el canal 8, El diario... cuenta que, al llegar a la vecindad, el Chavo habría vivido con una viejita en el departamento número 8 de la vecindad, hasta que ella murió y pasó a vivir en todas las casas, aunque usaba el barril durante el día para jugar y esconderse.

Así era la inolvidable vecindad del chavo
Así era la inolvidable vecindad del chavo

El chavo del 8, una de las series más vistas en México y Latinoamérica, llegó hace unos días el fin. Ante la sorpresa del mundo de habla hispana, el programa salió del aire de todas las televisoras que lo transmitían hasta ese momento. Roberto Gómez Fernández, hijo de Roberto Gómez Bolaños Chespirito, lo anunció en un tuit.

Todo indicaba que había un conflicto entre la familia, propietaria de los derechos de explotación comercial de los personajes, y Televisa, dueña de los derechos del programa.

Pero en una entrevista, Édgar Vivar, quien interpretó a personajes como Ñoño y el señor Barriga en la serie, reveló que Chespirito había cedido a Televisa los derechos de sus personajes hasta el 31 de julio de 2020, fecha a partir de la cual la televisora habría tenido que pagar para seguir transmitiendo la serie, a lo que se negó, alegando que el contenido “ya no valía nada”.

Los actores que dieron vida a los personajes de la vecindad reaccionaron con molestia ante la postura de la empresa para la que todos trabajaron y a la que, expresaron, le han hecho ganar “millones de dólares”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

A 32 años de la muerte de don Ramón: cómo fue la batalla silenciosa en la vecindad del Chavo que llevó a su salida del programa

Las anécdotas desconocidas de don Ramón, el personaje más querido de “El chavo del 8″

Grupo Chespirito y Televisa: por qué fue la ruptura

MAS NOTICIAS