El caso de Emilio Lozoya mostró que la política mexicana es como una serie de televisión: Julio Astillero

El periodista y columnista señaló que el encumbramiento y posterior caída del ex director de Pemex es digno de un guion para la pantalla chica

Las autoridades montaron un operativo para transportar a una personas que supuestamente era el ex director de Pemex a su llegada a México. (Foto: Luis Cortés/Reuters)
Las autoridades montaron un operativo para transportar a una personas que supuestamente era el ex director de Pemex a su llegada a México. (Foto: Luis Cortés/Reuters)

La historia de en encumbramiento y caída del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, quien colabora con las autoridades en torno a los temas de Odebrecht y Agro Nitrogenados, ha suscitado que la política nacional tenga más similitudes, al menos para el periodista Julio Astillero, a una serie de televisión.

Para Astillero, la “historia del joven millonario, con una familia exitosa en la política y los negocios que consigue financiamiento sucio para una campaña presidencial, es premiado con un cargo público suculento” y posteriormente cae en desgracia, huye, es encarcelado en el extranjero y devuelto a su país para delatar a la élite política de la que fue parte es digno de “un guion ideal para una serie de televisión”.

De acuerdo con una columna que escribió para el diario estadounidense The Washington Post, el caso de Lozoya “entraña enormes posibilidades para un magno intento de corrección y castigo a los principales responsables de la corrupción terrible y criminal desde cargos públicos, en contubernio (obligado o por voluntad propia) con empresarios de todo nivel”.

En el texto, el periodista refiere que la la extradición de Lozoya fue negociada desde diciembre del 2019 por su padre, el cual fungió como un alto funcionario durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, uno de los principales enemigos políticos del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien ha puesto como su bandera el combate a la corrupción.

Julio Astillero es periodista y columnista en diarios como La Jornada. (Foto: Cuartoscuro)
Julio Astillero es periodista y columnista en diarios como La Jornada. (Foto: Cuartoscuro)

Otro de los elementos que causarían interés para el guionista de esta historia, comenta Astillero, son los señalamientos específicos que podría hacer Lozoya en contra de los ex mandatarios Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, así como la información que afecte a ex legisladores y a sus partidos, en torno a la negociación de la reforma energética aprobada en la administración pasada.

Las acusaciones de Lozoya supondrían un cuadro narrativo favorable en la historia de otro de los personajes importantes: el presidente López Obrador, pues implicaría una reactivación de la esperanza de que su gobierno, el cual se dio debido al “hartazgo ante tanta corrupción impune, dé pasos firmes y serios en contra de los grandes depredadores del dinero público”.

Sin bien López Obrador ha advertido que no está a favor de las acciones judiciales en contra de los ex presidentes, un elemento que destaca Julio Astillero sobre la construcción de este personaje es que “ha señalado que si las indagatorias del caso Lozoya llegan hasta Peña Nieto, no hará nada para detener un eventual procesamiento judicial”.

La audiencia del ex funcionario se llevó a cabo en el cuarto de un hospital al sur de la capital. (Foto: Henry Romero/Reuters)
La audiencia del ex funcionario se llevó a cabo en el cuarto de un hospital al sur de la capital. (Foto: Henry Romero/Reuters)

Las expectativas del expediente de Lozoya podrían equipararse a las que se tienen cuando se estrena una nueva temporada; no obstante, refiere el periodista, “corren el riesgo de quedar atoradas en niveles menores y no llegar a lo más alto de las estructuras del poder mafioso mexicano”.

Incluso advierte que esta historia también podría convertirse en la antesala de una nueva temporada, es decir, el “fortalecimiento electoral del presidente y su partido, Morena, que en 2021 enfrentará un intento de sus opositores de rescatar su presencia en la Cámara de Diputados, en casi la mitad de las gubernaturas de los estados y en los congresos locales y presidencias municipales”.

Hasta el momento, el capítulo del ex director de Pemex con la justicia mexicana se mantiene en suspenso. De cara a ambos procesos en los que se encuentra imputado, gozará de libertad condicional, por lo que no tendrá que pisar la prisión para enfrentar las acusaciones que pesan sobre él.

En las últimas horas se dio a conocer que como parte de las medidas cautelares dictadas por los jueces de control que presidieron sus audiencias, se impuso el uso de un brazalete electrónico de localización, con el cual se registrará su ubicación y enviará alertas a las autoridades en lapsos de 30 y 60 segundos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Emilio Lozoya ya tiene colocado el localizador electrónico

Libertad condicional para Emilio Lozoya: espera el alta médica para seguir su proceso fuera de prisión

Si no devuelven el dinero, no hay convenio: López Obrador explicó los tres objetivos de los arrestos de Lozoya, Ancira, Duarte y García Luna

MAS NOTICIAS