Nos empezamos a preocupar cuando duró más de 30 segundos: cómo se vivió el terremoto de 7.5 grados en Oaxaca

Los habitantes de ésta entidad están acostumbrados a que el piso se mueva frecuentemente, sin embargo, este martes duró más de lo esperado

Fernando Cruz, de Zaachila, Oaxaca, relató su experiencia respecto al sismo de 7.5 grados registrado este martes (Video: Cortesía)

“Empezamos a sentir (el sismo) pero no nos preocupamos porque sabemos que ésta es una zona sísmica, nos empezamos a preocupar cuando el temblor comenzó a ser más fuerte y cuando empezó a durar más de 30 segundos.”, señaló Fernando Cruz, quien vive en Zaachila, un municipio ubicado aproximadamente a 30 minutos del centro de la capital del estado.

En Oaxaca, si el sismo dura menos de 30 segundos, no interrumpes tus actividades ni abandonas el sitio que te resguarda. Los pobladores de este estado ubicado al sureste de México, están tan acostumbrado a que la tierra se mueva, que son selectivos para actuar de acuerdo con la magnitud del temblor.

“En Oaxaca somos presa de constantes movimientos telúricos, ya tenía tiempo que no había un movimiento con esta magnitud y esperemos que no lo haya. Es el pan nuestro de cada día en nuestro estado.”, señaló Eduardo Güendolain, poblador de la región de Valles Centrales en Oaxaca.

Eduardo, habitante de la región de Valles Centrales, Oaxaca, aseguró que eventos ocurridos una noche anterior propiciaron la intensidad del sismo (Video: Cortesía)

El epicentro del sismo tuvo lugar en el municipio de La Crucecita, en la costa oaxaqueña. Según informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN), la magnitud del temblor fue de 7.5 grados y ha dejado, hasta el momento, un saldo de seis personas fallecidas.

Antes de que fachadas de edificios construidos con cantera o adobe comenzaran a derrumbarse, el clima y un sismo de menor intensidad ya auguraban el desastre que vendría después. Fernando asegura que una noche antes la tierra se movió en una magnitud de cuatro o cinco grados.

El sismo provocó afectaciones menores en edificios y casas de la capital oaxaqueña (Foto: EFE)
El sismo provocó afectaciones menores en edificios y casas de la capital oaxaqueña (Foto: EFE)

Por su parte, Eduardo señaló factores como lluvias intensas y tormentas eléctricas durante la tarde, noche y madrugada antes del sismo de este martes:

“Siento que hubo factores que fueron primordiales para que la magnitud fuera mayor, ya que el día de ayer, durante toda la tarde, noche y madrugada cayó una pertinaz lluvia acompañada de una tormenta eléctrica muy fuerte, entonces el suelo amanece reblandecido y aunado a ello un movimiento telúrico con una fortaleza bastante importante, pues fueron cositas que se fueron uniendo para que se pudiera percibir de una forma terrible.”, describió.

Usuarios en redes sociales mostraron la forma en la que retrocedió el mar en Huatulco, Oaxaca, tras el sismo de 7.5 (Foto: Twitter@laverdaddeoax)
Usuarios en redes sociales mostraron la forma en la que retrocedió el mar en Huatulco, Oaxaca, tras el sismo de 7.5 (Foto: Twitter@laverdaddeoax)

A medida que la intensidad aumentaba y los segundos corrían, Fernando supo que era momento de salir, primero al patio y luego a la calle. Escuchó puertas golpear, trastes o cosas mal colocadas caer. Salió y vio edificios y casas tambalearse, postes de luz, cables y estructuras crujir.

“Nos preocupó, cuando salimos a la calle vimos que todos los vecinos también empezaron a salir y ahí nos dimos cuenta que era un sismo bastante similar al que vivimos en septiembre de 2017, y nos preocupamos más cuando escuchamos algunas sirenas en el pueblo. Nosotros no sabíamos lo que había pasado, pero por lo que habíamos sentido sí pensamos que era un sismo bastante fuerte.”, recordó.

Pero esto no sólo le pasó a Fernando, además de remover estructuras, la intensidad del movimiento también logró que Eduardo buscara en sus recuerdos: “Fue un sismo inesperado con una fuerza similar al terremoto que sufrió Oaxaca en septiembre de 2017. Puedo compararlo debido a que en esta ocasión fue un movimiento con mucha fuerza. El movimiento vino con una fuerza moderada a muy intensa”, dijo.

Policías y miembros de la Protección Civil fueron captados al levantar parte de una barda derrumbada en la ciudad de Oaxaca, tras el fuerte terremoto que sacudió este martes el centro y sur de México (Foto: EFE)
Policías y miembros de la Protección Civil fueron captados al levantar parte de una barda derrumbada en la ciudad de Oaxaca, tras el fuerte terremoto que sacudió este martes el centro y sur de México (Foto: EFE)

No hubo afectaciones mayores, en el caso de Eduardo y Fernando, el miedo fue el mayor de los problemas. En Zaachila, las paredes de una antigua estación de tren cayeron sobre la carretera. En la Ciudad de Oaxaca, edificios históricos resintieron los estragos del movimiento. Hubo grietas que se abrieron y fachadas que cayeron.

“Un edificio de mi pueblo salió dañado y es la antigua estación del tren, este edificio tiene bastante tiempo de estar construido. Hoy, después de este sismo, algunas paredes se derrumbaron y lo hicieron sobre una carretera. En la ciudad hay algunas fachadas y edificios que también se derrumbaron con el movimiento, tenemos bardas de adobe que se cayeron, algunas fachadas de cantera también se dañaron.

Nos preocupamos porque ya hemos tenido algunos eventos similares donde la afectación es bastante considerable, en este caso no fue tan grave la afectación material pero la experiencia yo creo que sí te deja un poco asustado. Esperas las réplicas pero ya con un poco de más calma.”, señaló Fernando Cruz.

MÁS SOBRE ESTE TEMA