COVID-19 en México: suman 20,394 muertos y 170,485 casos confirmados

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó esta tarde que el semáforo epidemiológico en la capital se mantendrá en rojo

La Secretaría de Salud (SSa) reportó este viernes 19 de junio que los contagios acumulados por COVID-19 son 170,485. Además, desde el inicio de la epidemia, México ha sufrido 20,394 fatalidades.

En el país hay 23,653 casos confirmados activos, los cuales representan la epidemia activa en el país. Hay 233,137 casos negativos, 62,245 sospechosos, y un total de 465,867 personas estudiadas. José Luis Alomía, director general de Epidemiología, informó que la conferencia vespertina de hoy es la número 112, y que es el día diecinueve de la “Nueva normalidad”.

En el panorama internacional, los casos confirmados y activos (del 6 al 19 de junio) por región de la Organización Mundial de la Salud se concentran en América: 1,008,009 casos o 54.5 por ciento. El Mediterráneo Oriental registra 269,620 casos o 14.6 por ciento. El total de casos confirmados a nivel mundial es de 8,385,440 pero aquellos confirmados en los últimos 14 días son 1,849,908 o el 22 por ciento. La tasa de letalidad global es de 5.4 por ciento.

Mapa de casos activos por entidad federativa de residencia al 19 de junio (Foto: Steve Allen)
Mapa de casos activos por entidad federativa de residencia al 19 de junio (Foto: Steve Allen)

En el mapa de casos confirmados acumulados se informó que 133.4 es la tasa de incidencia acumulada por 100,000 habitantes. Por entidad federativa, la mayoría de casos registrados se concentran en la Ciudad de México con 41,007, el Estado de México con 26,721, y Tabasco con 7,817. La minoría está en Baja California Sur con 1,128, Zacatecas con 642, y Colima con 353.

En la distribución de la epidemia activa, del 6 al 19 de junio los casos confirmados en la Ciudad de México son 4,242, el Estado de México con 2,550, y Puebla con 1,529. Las tres entidades con menor cantidad son Zacatecas con 189, Chihuahua con 134, y Colima con 91.

La gráfica de defunciones acumuladas por fecha de ocurrencia informa que se incluyen 1,891 fallecimientos sospechosos. Las tres entidades con el mayor registro de decesos acumulados son la Ciudad de México, el Estado de México, y Baja California. Por el contrario, Zacatecas, Baja California Sur, y Colima, son las tres con el menor registro.

Defunciones acumuladas por fecha de defunción (Foto: SSa)
Defunciones acumuladas por fecha de defunción (Foto: SSa)

La curva epidémica en el país al 19 de junio mantiene una tendencia ascendente cuando se combinan los casos confirmados con los casos sospechosos. La mayoría de los casos sospechosos se concentran en la Ciudad de México, el Estado de México, Sonora, Nuevo León, y Coahuila.

La carga acumulada informa que existen 5,030 casos nuevos confirmados en 24 horas: un incremento del 3% al día anterior.

En la ocupación y disponibilidad hospitalaria, al 18 de junio, la Red IRAG reportó que existen 13,880 camas IRAG generales disponibles y 11,317 (45%) ocupadas. De las camas IRAG con ventilador existen 5,232 disponibles y 3,359 (39%) ocupadas. De los 814 hospitales notificantes, 791 o el 97% sí notificaron al sistema.

Dentro de la disponibilidad de camas para hospitalización general, en la Ciudad de México hay un 70% de ocupación, en el Estado de México un 68%, y en Guerrero un 57 por ciento. En las camas con ventilador, para los pacientes más críticos, Tlaxcala registró un 64% de ocupación, el Estado de México un 64%, y Baja California un 63 por ciento.

Casos sospechosos y confirmados por fecha de inicio de síntomas (Foto: SSa)
Casos sospechosos y confirmados por fecha de inicio de síntomas (Foto: SSa)

Las defunciones confirmadas en las últimas 24 horas y previas son 647. “Son las defunciones que se han registrado en la plataforma ya sea porque obtuvieron un resultado de laboratorio o porque se notificaron a la misma, no porque hayan fallecido en las últimas 24 horas”, aclaró Alomía.

Ante el desenfrenado número de infectados en el país, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó esta tarde que el semáforo epidemiológico en la capital se mantendrá en rojo.

De acuerdo con Sheinbaum, el número de infectados no ha disminuido a la velocidad que se pronosticaba, por lo que es mejor mantenerse. El semáforo sanitario se controla por cuatro indicadores: ocupación hospitalaria, porcentaje de casos de COVID-19, tendencia de casos hospitalizados y tendencia de síndrome de coronavirus.

Mapa de semáforo de riesgo epidémico estatal, 22-28 de junio (Foto: SSa)
Mapa de semáforo de riesgo epidémico estatal, 22-28 de junio (Foto: SSa)

“Vamos a esperarnos. Aún cuando ha ido disminuyendo el número de personas hospitalizadas, no ha bajado a una velocidad mayor y es preferible quedarnos en estas circunstancias”, insistió la jefa de Gobierno. En cuanto al porcentaje de la ocupación hospitalaria para que pueda aplicarse el semáforo naranja, tendría que estar por debajo del 65%. “Tendría que haber una semana continua de disminución de casos”, explicó.

Por otro lado, América Latina podría ser considerada el nuevo centro de la pandemia, luego de que México, Brasil, Perú y Chile ocupen un lugar entre los 15 países con mayor número de casos de contagio confirmados, de acuerdo con la Universidad John Hopkins.

Los factores que pudieron llevar al continente hasta dicho escenario son varios, pero el diario The Economist aseguró que las decisiones de México sobre la cuarentena y su “estrategia a medias” para controlar al virus son claros ejemplos del porqué.

Señalan que el objetivo del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador no era detener el virus lo más rápido posible, pero sí ganar tiempo para encontrar camas extra, contratar más doctores, comprar ventiladores, educar a los ciudadanos sobre los protocolos preventivos médicos, así como emprender investigaciones alrededor del SARS-CoV-2 y buscar una salida.

Semáforo de riesgo, 22-28 de junio (Foto: SSa)
Semáforo de riesgo, 22-28 de junio (Foto: SSa)

La estrategia, aseguran, fue fallida porque las medidas eran flexibles, nunca aplicaron un régimen autoritario alrededor de la Jornada Nacional de la Sana Distancia y se permitió que el comercio informal continuara laborando.

La crítica también recae sobre el sistema de semáforo con diferentes niveles de alerta que permiten o prohíben diferentes actividades a lo largo del país, de acuerdo con los indices de contagio, muertes y ocupación hospitalaria. La medida, señalaron, parece más un movimiento desesperado por abrir la economía lo antes posible, pues cuando únicamente calificó un estado al “color naranja”, se ajustaron los criterios para que otros 15 estados regresaran también a la nueva normalidad.

The Economist indicó que la relajación del encierro sanitario y la reapertura de la economía ya se intentó otros países en América Latina como Guatemala y Venezuela, donde los casos aumentaron después de relajar las medidas. en Panamá y Chile, recapitulan, tuvieron que reforzar las medidas sanitarias por “declarar la victoria muy pronto”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

CDMX continuará en semáforo rojo la próxima semana, informó Claudia Sheinbaum

Las decisiones de México ejemplifican por qué América Latina es ahora el centro de la pandemia: The Economist

México considera que la pandemia abrió una “oportunidad histórica” para un nuevo turismo

MAS NOTICIAS