El Congreso de México recibió una inciativa de ley que se aprobó para aplicar el IVA a servicios digitales como Netflix, Spotify y Amazon Prime Video y Uber (Foto: Pixabay)
El Congreso de México recibió una inciativa de ley que se aprobó para aplicar el IVA a servicios digitales como Netflix, Spotify y Amazon Prime Video y Uber (Foto: Pixabay)

A partir del 1 de junio de 2020 se aplicará el aumento un 16% correspondiente al Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios de movilidad y entretenimiento entre los que se encuentran Netflix, Uber, Spotify y iTunes, por lo que todos los servicios digitales que se contraten vía aplicaciones (apps) formarán parte del ajuste de precios.

La modificación y ajuste de tarifas está planeada para darse a mediados del presente año, a fin de que los prestadores de servicios cuenten con el tiempo suficiente para dar aviso a sus usuarios en relación a la mencionada alza promovida por el gobierno en turno.

En el caso de Spotify, dicho ajuste representará un desembolso de 114 pesos tan sólo por el paquete individual que actualmente tiene un precio de 99 pesos e, incluso para los afortunados que tomaron los descuentos de fin de año, ése pago incluye la cobertura Premium por el mismo precio actual.

Otro ejemplo de pesos a desembolsar es el caso de Netflix en su versión de despliegue con acceso a cuatro pantallas con un Ultra HD que actualmente asciende a 229 pesos y que, tras el aumento tendrá un costo aproximado a 265 pesos.

En el caso de Spotify para los amantes de la música dicho ajuste representará un desembolso de 114 pesos tan sólo por el paquete individual (Ilustración: Dado Ruvic)
En el caso de Spotify para los amantes de la música dicho ajuste representará un desembolso de 114 pesos tan sólo por el paquete individual (Ilustración: Dado Ruvic)

Lo mismo aplicará para otros casos bajo el corte Premium, que abarcan a YouTube, Amazon Prime, HBO Go e incluso Claro Video. A fin de evitar el perder suscriptores, algunas de los proveedores de servicios a través de aplicaciones o vía cable podrían absorber parte del impuesto, aunque ello dependerá de los planes que estos realicen para sortear la distribución de sus productos, adecuarse a los aumentos propuestos por el gobierno y a su prospección de pérdidas y ganancias.

El Universal cita a la firma de consultoría estratégica, dimensionamiento e investigación de mercados, The CIU, cuyo análisis explica que la aplicación del IVA a este tipo de servicios es un mecanismo para actualizar y nivelar la base de sujetos gravables en la que tanto los negocios dedicados al juego y las apuestas como los de distribución de contenidos digitales estén a la par en materia de impuestos.

Igualmente The CIU explica que la aplicación del IVA a plataformas y servicios extranjeros daría como resultado una recuperación considerable de recursos al erario equivalente a 3 mil 600 millones de pesos anuales, ganancia que equipara al monto asignado al Programa Internet para Todos durante 2019.

Con ello, la serie de promesas hechas por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) previo a su toma de protesta, quedan en el aire y, en paralelo, se avisan una serie de reformas que impondrán impuestos a los consumidores de este tipo de servicios.

Sesión ordinaria de la Cámara de Diputados en la que se discutió y sometió a votación el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2020. La sesión fue realizada en la Expo Santa Fe, utilizada como sede alterna (Foto: Mario Jasso /Cuartoscuro)
Sesión ordinaria de la Cámara de Diputados en la que se discutió y sometió a votación el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2020. La sesión fue realizada en la Expo Santa Fe, utilizada como sede alterna (Foto: Mario Jasso /Cuartoscuro)

Lo anterior con base en las reformas aprobadas por el Congreso de la Unión en el Paquete Económico 2020, por lo que desde el cierre del año pasado se prevé que disminuya la demanda de servicios digitales en México. Cabe mencionar que conforme a lo aprobado por los legisladores, además de cobrar el IVA las plataformas digitales, éstas también habrían de retener el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de quienes sean empleados de las apps o de quien realice transacciones a través de ellas, como es el caso de los conductores de Uber, Didi y demás aplicaciones de taxi y/o transporte de usuarios. Incluso quienes rentan espacios a través de Airbnb.

En el caso del sector mencionado anteriormente, el ISR que pagarían equivaldría a una tasa de 0.4% y 10% conforme a las ganancias que llegasen a obtener o la prestación de servicios que ofrezcan a través de las apps.

MÁS SOBRE ESTA NOTA: