Alberto Gómez, el diseñador índigena tzotzil estará en la Fashion Week de Nueva York

El diseñados trabaja con otras 150 tejedoras con quienes ha podido realizar una gran cantidad de diseños para su portafolios

Alejandro López Gómez, el diseñados tzotzil que presentará sus diseños de tejido el Fashion Week de Nueva York  (Foto: Captura de pantalla/ Deutsche Menschenrechtskoordination Mexiko)
Alejandro López Gómez, el diseñados tzotzil que presentará sus diseños de tejido el Fashion Week de Nueva York (Foto: Captura de pantalla/ Deutsche Menschenrechtskoordination Mexiko)

Ser un tejedor en una sociedad en donde es mal visto que un hombre se dedique a esta actividad no es una decisión sencilla; sin embargo, Alberto López Gómez, un indígena tzotzil, la tomó y comenzó a trabajar arduamente en sus diseños y producciones para poder vivir de eso.

A sus 31 años ha sido invitado a asistir al Fashión Week en Nueva York, uno de los eventos más importantes de la moda a nivel mundial, luego de que la Coordinación Alemana de Derechos Humanos en México compartiera un video del diseñador hablaba sobre de su trabajo y obstáculos para lograr a tener su propio portafolios de diseño.

En el video, López Gómez aparece portando un huipil ceremonial y explicando el significado de cada una de las partes que aparecen bordadas en la tela, desde la tierra hasta los puntos cardinales. Además, aseguró que una prenda de ese tipo tiene una carga significativa muy fuerte en cada uno de sus elementos y que el tiempo de producción es de alrededor cinco meses.

Entre los principales objetivos del diseñador se encuentra difundir el trabajo de sus compañeras, pues junto con otras 150 mujeres tejedoras de Aldama ha logrado una gran cantidad de diseños típicos mexicanos, mismos que tendrá la oportunidad de mostrar en la Fashion Week y en la Universidad de Harvard, a donde también fue invitado. Tanto la universidad como el evento de moda cubrirán todos los gastos de López Gómez.

Cuando Alejandro se dedicó ha tejer fue muy atacado y criticado en su entorno cercano (Foto: Captura de pantalla/ Deutsche Menschenrechtskoordination Mexiko)
Cuando Alejandro se dedicó ha tejer fue muy atacado y criticado en su entorno cercano (Foto: Captura de pantalla/ Deutsche Menschenrechtskoordination Mexiko)

La línea de prendas se llama K’uxul Pok’, que utiliza bordados tzotziles de los que el diseñador dice sentirse orgulloso. El video que lo volvió viral, también habla sobre los retos que tuvo que atravesar para convertirse en un tejedor que fueron desde su desconocimiento en el tejido hasta el machismo estructural que hizo que las personas a su alrededor lo vieran mal por mucho tiempo.

El diseñador estará viajando a Estados Unidos para el 6 y 7 de febrero. Esta es una oportunidad para crear un archivo que permita a nacionales y extranjeros conocer la labor de las tejedoras de Aldama, destacó López Gómez. A este objetivo se le une el de crear un museo en Aldama que también destaque el trabajo de sus compañeras.

Además de la visita a una de las pasarelas de moda más importantes del mundo, Alejandro López Gómez también se plantea escribir un libro en el que expresar sus memorias y promocionar la cultura a partir de sus tejidos.

Los bordado mexicanos han creado admiración a lo largo del tiempo, pero también han sido objeto de polémica como la que hubo por la colección Resort 2020 de la diseñadora Carolina Herrera, quien junto con el director creativo de su marca, Wes Gordon, recibieron acusaciones de apropiación cultural por parte del gobierno mexicano.

Los diseños por los que se le acusa a Wes Gordon, director creativo de Carolina Herrera (Foto: Archivo)
Los diseños por los que se le acusa a Wes Gordon, director creativo de Carolina Herrera (Foto: Archivo)

A pesar de que ambos sostuvieron que se trataba de una “muestra de amor” hacía México y que se hacía con mero respeto por las técnicas artesanales mexicanas, en un primer momento esos créditos no habían sido atribuidos a las comunidades indígenas mexicanas.

En específico los bordados pertenecían a Tenango de Doria, en Hidalgo, en donde estos tienen un significado “personal, familiar y comunitario”, y al mismo tiempo son los bordados más retomados por las colecciones de los diseñadores.

Esta situación llevó al gobierno a organizarse con las comunidades para hacer el registro patrimonial de los diseños; sin embargo, en esta ocasión el Fashion Week recibirá a Alejandro López, un indígena tzotzil que conoce, respeta y aprecia el significado de esos bordados y entiende la importancia de representar a su comunidad en un evento de talla mundial.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Carolina Herrera se defiende: aseguró que su última colección es un homenaje a México

Los pueblos indígenas de México están indefensos ante la voracidad del mundo de la moda

MAS NOTICIAS