(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

A casi un mes de que se termine el año, Jalisco rompió su récord anual de homicidios.

En 2018, la entidad registró un total de 2,418 asesinatos, sin embargo, en octubre de 2019 superó la cifra al alcanzar los 2,428 casos, según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En el último año Jalisco se posicionó como uno de los estados con mayor número de homicidios, solo por detrás de Baja California y Guanajuato, que en el período que abarcó de enero a octubre alcanzaron 2,428 y 2,865 casos, respectivamente.

Sin embargo, de acuerdo con el periódico Reforma, la cifra podría ser aún más alta, pues todavía faltan procesar restos humanos encontrados en fosas clandestinas.

Las autoridades del estado se han mantenido herméticas respecto al hallazgo en septiembre de 138 bolsas en una fosa de La Primavera, en Zapopan, a doce kilómetros de la capital Guadalajara.

Vista aérea de la fosa de Zapopan (Foto: AFP)
Vista aérea de la fosa de Zapopan (Foto: AFP)

También está pendiente el análisis de 54 secciones de cuerpos localizados en una finca de la colonia El Mirador, en Tlajomulco, donde hasta el martes 27 de noviembre continuaba la búsqueda de restos humanos. Todas están pendientes de análisis genético y antropológico, el trabajo continúa acumulándose, y según la plataforma del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, sólo entre el 19 de septiembre de 2018 y el martes 27, en la morgue de la ciudad había 683 personas y restos sin identificar.

“Nosotros tenemos contacto con agentes del Ministerio Público y decían que estas fosas de Lagos de Moreno y de la Colonia El Mirador ya las tenían detectadas desde el mes pasado, las han estado sacando a cuentagotas y no están sumándolas al conteo de homicidios”, señaló a Reforma Alfonso partida Caballero, jefe del Departamento de Derecho Público del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

En comparación con Ciudad de México y Nuevo León, Jalisco superó con creces las cifras de homicidios. Entre enero y octubre la CDMX reportó 1,321 víctimas, y Nuevo León 767.

Según el SESNSP, en el mismo período se registraron en Jalisco 2,293 carpetas de investigación por el delito de homicidio, de las cuales 1,735 fueron por homicidio doloso y 558 por culposo.

El drama de los cuerpos sin identificar en Jalisco

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Los cuerpos de cinco menores y siete nonatos forman parte de la larga lista de los más de 800 cadáveres que se encuentran sin identificar en la morgue el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. Los cuales llegaron al forense en el lapso de un año y hasta el momento nadie ha ido a reclamarlos.

En la recién estrenada plataforma de Personas Fallecidas Sin Identificar o “Registro PFSI” del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) existe un listado de 812 cuerpos de personas que no han sido reclamadas desde el 19 de septiembre de 2018 al 29 de octubre pasado.

Han encontrado 602 hombres (74.1%), 68 mujeres (8.4%) y 142 de sexo desconocido (17.5%). El avanzado estado de descomposición o la falta de algunas de las partes han hecho imposible que éstas últimas puedan ser reconocidas, según el registro PFSI.

Lo que ha sorprendido a los encargados de este análisis es la presencia, a la fecha, de siete nonatos, cinco varones y dos del sexo femenino, que también perdieron la vida, la gran mayoría en incidentes violentos o accidentes viales, pero nunca nadie acudió a identificarlos.

Las cifras de personas fallecidas en el registro de PFSI pueden variar frecuentemente, ya que al momento de que los cuerpos son reclamados por sus familiares, éstos se retiran del registro y dejan de ser contabilizados.

En septiembre fueron ingresados 116 cuerpos, siendo el mes que más registros no reclamados tuvo, con 14.3 %, seguido de junio, cuando se recibieron 85 personas sin reclamar.

Las cifras más altas de los que se pudo identificar su sexo se encuentran las personas de edades de 31 y 70 años.

La situación actual de Jalisco tuvo se repunte violento en 2017, cuando el entonces gobernador de la entidad, Aristóteles Sandoval, admitió que había una disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el cártel Nueva Plaza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: