El anuncio del partido de estrellas de la Liga MX contra la MLS despertó las críticas hacia el fútbol mexicano y su nula relación con torneos sudamericanos tanto a nivel de clubes como al de selección. (Foto: Cuartoscuro)
El anuncio del partido de estrellas de la Liga MX contra la MLS despertó las críticas hacia el fútbol mexicano y su nula relación con torneos sudamericanos tanto a nivel de clubes como al de selección. (Foto: Cuartoscuro)

Las ligas de fútbol en México y Estados Unidos realizaron un rimbombante anuncio con la presentación del partido de estrellas de ambos torneos, el cual se disputará en Los Angeles, California. Si bien los responsables de este acuerdo apuntan a un incremento en el nivel deportivo para Norteamérica, para México puede representar un retroceso, si se tiene en cuenta el distanciamiento con los torneos importantes en Sudamérica.

Así lo señalaron una buena cantidad de aficionados en la misma publicación donde la Liga MX dio a conocer el partido que se jugará en el estadio Banc of California. “¿Para cuándo la Copa Libertadores!”, cuestionó un usuario y en esa misma tónica, otro comentó: “Mejor anuncien el regreso a la Copa Libertadores. Eso sí sería una buena noticia”.

Y es que tanto a nivel de naciones como de clubes, México ya no compite al mismo nivel de antes, cuando participaba en campeonatos como la Copa América, la Copa Libertadores o incluso la Copa Sudamericana, torneos en donde los equipos nacionales alcanzaron la final, por lo menos en una edición.

De acuerdo con la clasificación del 2018 de la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol, tres ligas de Conmebol se encuentran entre las 10 mejores del mundo, mientras que de la Concacaf, la mejor posicionada es la mexicana y ésta se encuentra en el puesto número 20.

Tigres fue uno de los equipos que tuvo una importante participación en la competición más relevante a nivel de clubes en Sudamérica. (Foto: Archivo)
Tigres fue uno de los equipos que tuvo una importante participación en la competición más relevante a nivel de clubes en Sudamérica. (Foto: Archivo)

En el caso de la Copa América, resulta importante mencionar que los mexicanos habían participado en ella desde 1993, sin embargo, esta relación llegó a su final sin previo aviso. Una de las posibles razones de esta ruptura fue que en las ediciones de 2011 y 2015, la selección mexicana participó con equipos alternativos, pues los jugadores titulares debían presentarse a la Copa Oro, el torneo correspondiente a la zona de México.

Además, el otro elemento que terminó por distanciar de manera casi definitiva la relación entre México y la Conmebol fue que después del Mundial de Rusia 2019 se realizó el anuncio oficial de la Liga de Naciones en la Concacaf, la cual, a pesar del bajo nivel futbolístico que representa, es una prioridad para la selección mexicana.

Por otra parte, la explicación para la salida de los equipos nacionales de la Copa Libertadores, la cual se dio a conocer en noviembre de 2016, resulta algo más compleja pues implicó complicaciones relacionadas con los calendarios de ambos torneos: “Los clubes mexicanos tendrían que jugar 14 partidos en dos meses, no hay club que aguante algo así”, comentó en aquel momento Enrique Bonilla, presidente de la liga mexicana.

Tres equipos mexicanos han llegado a la final de la Copa Libertadores. (Foto: Sergio Perez/Reuters)
Tres equipos mexicanos han llegado a la final de la Copa Libertadores. (Foto: Sergio Perez/Reuters)

Estas modificaciones se dieron a raíz de la llegada de Alejandro Domínguez a la presidencia de la Conmebol a inicios del 2016. Él fue quien determinó, entre otras cosas, que el torneo se jugaría desde febrero a noviembre, que el número de participantes se elevaría a 44 y que la final se debería disputar en un campo neutral.

Durante las negociaciones, Bonilla solicitó que no se cambiara el formato, pues la final de la Copa se empalmaba con la liguilla del torneo nacional y si bien se abrió la puerta a que los clubes mexicanos regresaran al campeonato en 2018, hasta el momento nada de eso se ha materializado.

La primera edición que México participó en esta competencia fue en 1998 y desde entonces, participaron 18 conjuntos nacionales, pero ninguno pudo coronarse como campeón. Únicamente tres equipos llegaron a la final, pero las perdieron todas: Cruz Azul, en 2001, contra Boca Juniors; Chivas, en 2010, contra Internacional de Porto Alegre; y Tigres, en 2015, contra River Plate.

Para futbolistas y directivos, la nula participación en competencias sudamericanas representa afectaciones al nivel futbolístico. (Foto: AP)
Para futbolistas y directivos, la nula participación en competencias sudamericanas representa afectaciones al nivel futbolístico. (Foto: AP)

Sobre esta ruptura entre la organización sudamericana y el fútbol mexicano en una ocasión habló el ex dueño de las Chivas, Jorge Vergara (1955-2019): “Representa un fracaso, es un error de la Conmebol. Pierden dinero, pierden afición, pierden espectacularidad y los mexicanos perdemos la oportunidad de foguearnos y de lucirnos”.

Otro personaje del medio futbolístico que también se ha pronunciado al respecto de la poca participación de la selección y los clubes en competencias de más alto nivel ha sido el actual director técnico del Tri, Gerardo “Tata” Martino, quien ha mencionado que para tener un crecimiento importante, se deben enfrentar contra los mejores, es decir, jugar Copa América y Copa Libertadores.

“Una cosa es que nosotros tengamos que ceñirnos jugar en este lugar (confederación) porque acá está el país y es lo que corresponde, pero otra cosa es lo que nosotros podemos provocar y es modificar los rivales en fecha FIFA de amistosos donde nosotros también podamos crecer”, declaró el estratega argentino.

Sin embargo, durante este nuevo proceso, el Tata ha aprovechado los partidos que podrían considerase de segunda categoría, como contra Bermudas, para foguear a jóvenes promesas del balompié nacional y de esta manera conformar a una generación de relevo importante para etapas posteriores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA