Julián LeBarón y Javier Sicilia durante la marcha por la Paz de hace unos años (FOTO: IVAN STEPHENS/CUARTOSCURO)
Julián LeBarón y Javier Sicilia durante la marcha por la Paz de hace unos años (FOTO: IVAN STEPHENS/CUARTOSCURO)

El crimen organizado asesinó cruelmente a nueve integrantes de la familia LeBarón a principios de este mes. Desde entonces el clan de mormones no ha parado de exigir justicia por las tres mujeres y seis niños que fueron acribillados al salir de su rancho en La Mora, ubicado en el municipio de Bavispe, Sonora. Ahora se sabe que entre sus acciones están sumarse a algunas marchas para pedir más seguridad.

Julián LeBarón, uno de los miembros más visibles de esta familia mormona, respondió al llamado del activista Javier Sicilia de marchar por el país en busca de un diálogo con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien quiere persuadir para que cambie su estrategia de seguridad.

Ante la propuesta del promotor del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), Julián LeBarón decidió regresar a las calles al principio del próximo año para exigir más seguridad y más sensibilidad en el tema de violencia en México.

“Sí, debemos hacer algo por unir nuestras comunidades, tenemos un enorme problema con la violencia en el país y va en aumento. Nosotros no podemos abdicar nuestra responsabilidad como padres y ciudadanos de quedarnos callados y asumir que las cosas van a ser así de ahora en adelante, porque obviamente el Presidente y las instituciones son incapaces de resolver este problema”, dijo el integrante del clan asentado en Sonora en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

Julián LeBarón, uno de los miembros más visibles de esta familia mormona, respondió al llamado del activista Javier Sicilia de marchar por el país. (Foto: especial)
Julián LeBarón, uno de los miembros más visibles de esta familia mormona, respondió al llamado del activista Javier Sicilia de marchar por el país. (Foto: especial)

“Yo creo que es tiempo de que la sociedad civil tome cartas en el asunto y empiece a buscar una forma de enfrentar a la violencia, y especialmente a la autoridad”, agregó el también activista.

Julián LeBarón reconoció que se debe cambiar el comportamiento de la sociedad civil: “necesitamos tener la fuerza desde la ciudadanía, si es necesario despedir a las autoridades para que busquen los resultados que queremos, porque tenemos más violencia, más pobreza y más problemas en el país que nunca, y las instituciones quieren seguir funcionando de la misma manera y no podemos seguir reconociéndoles el poder que tienen con estos resultados”.

Sobre esta marcha, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó reunirse con el poeta y dijo: “Imagínense que yo voy a estar esperando aquí y la prensa conservadora, fifí, y nuestros adversarios dándose vuelo. Yo haciéndoles el caldo gordo a los conservadores: ‘El gran encuentro’. Cuántos días de notas en la prensa fifí sobre la marcha y el encuentro para que me sienten en el banquillo de los acusados y todo México se dé cuenta: ‘¡Qué barbaridad!’, ‘vilipendiado el Presidente, ninguneado’, ‘hasta que hubo alguien que le dijo sus verdades’. Da flojera eso”.

Ésta no es la primera vez que estos activistas se reúnen en una marcha a favor de la paz en México. Fue hace 10 años cuando los asesinatos del hijo de Javier Sicilia, Juan Francisco, y los del hermano y cuñado de Julián LeBarón, Benjamín y Luis Widmar, respectivamente, los hicieron coincidir en una movilización del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

Después de que se dieran a conocer los hechos violentos que sucedieron en la frontera de Chihuahua y Sonora, el poeta envió una misiva a Julián LeBarón en la que condenaba el ataque del que había sido víctima su familia, pero también aprovechaba para señalar que López Obrador había traicionado la política de “verdad, justicia y paz”, con la que se había comprometido.

Julián Lebarón y Javier Sicilia (FOTO: IVAN STEPHENS/CUARTOSCURO.COM)
Julián Lebarón y Javier Sicilia (FOTO: IVAN STEPHENS/CUARTOSCURO.COM)

“Una política con la que Andrés Manuel se comprometió, que a lo largo de un año de mandato traicionó y que se mide con centenas de miles de muertos, desaparecidos, de las que las mujeres y los asesinados de tu comunidad son la nueva punta del iceberg”, se puede leer en el documento.

En la publicación también habló sobre el activismo que tanto él como Lebarón han sostenido desde hace tiempo a causa de las formas en que la violencia los ha impactado. En el caso de Sicilia, por el asesinato de su hijo Juan Francisco y en el de Julián LeBarón, por el de su hermano Benjamín y su cuñado Luis Widmar.

Aprovechó para mencionar la forma en que Julián ha enfrentado al poder criminal y político y cómo le ha recordado a este último, “verdades fundamentales que habían olvidado y continúan olvidando”.

“En ese entonces, Julián querido, pensábamos que podíamos detener el horror. No fue así: el poder, con otros rostros, con otros nombres, con otras maneras, continúa mintiendo, encubriendo la realidad, consintiendo la barbarie que, como lo dijimos entonces, está enquistada en el Estado como un repugnante lodo”, escribió.

La caravana hacia Washington

Se difundió una carta a nombre de la familia LeBarón, con la intención de reunirse con el presidente de EEUU, en Washington, donde planean pedirle apoyo con el tema de seguridad. Los deudos enviaron una carta al mandatario a través del Gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum.

La escena del crimen donde murieron 9 integrantes de la familia LeBarón (Foto: Cuartoscuro)
La escena del crimen donde murieron 9 integrantes de la familia LeBarón (Foto: Cuartoscuro)

“Hemos visto muchos reclamos de violencia y represalias en los nombres de nuestras mujeres y niños asesinados. Rechazamos esa postura. La masacre de La Mora se ha convertido en un llamado a unir a todos para defender la paz y la seguridad no sólo de los Estados Unidos, sino también de México”, se lee en el texto enviado a la administración de Trump.

“Esta tragedia no sólo afecta a nuestras familias y a los más de medio millón de ciudadanos estadounidenses que viven al sur de la frontera, sino a todos nuestros vecinos en México”, añadió el clan que busca esclarecer el crimen que provocó el luto en las familias Johnson, Langford y Miller.

Según la carta, esta caravana podría llegar a Washington la próxima semana, aunque Julián LeBarón indicó que no tiene conocimiento de esta movilización y si su familia en verdad llegue a dicha reunión porque sus familiares en Dakota ya declinaron la invitación de acudir.

MÁS SOBRE ESTE TEMA