Nuevo Laredo, Tamaulipas, cumplió 48 horas bajo fuego (Foto: Twitter/nuevolaredovivo)
Nuevo Laredo, Tamaulipas, cumplió 48 horas bajo fuego (Foto: Twitter/nuevolaredovivo)

Las balaceras no paran en Nuevo Laredo, Tamaulipas, que cumplió 48 horas de enfrentamientos y narcobloqueos.

Las agresiones comenzaron el jueves, cuando presuntos sicarios del Cártel del Noreste agredieron a un convoy de militares, dejando un saldo de seis civiles armados y un elemento castrense muertos.

Pero los presuntos criminales no se desplegaron y este viernes continuaron con las balaceras, persecuciones y enfrentamientos, al sur de la ciudad por las colonias Infonavit, Benito Juárez y la carretera Monterrey, donde fueron agredidos militares que patrullaban las zonas.

Durante el tiroteo se reportó el choque de una patrulla de la Policía Estatal con un civil ajeno, sin consecuencias.

En un segundo hecho, el fuego cruzado entre grupos armados antagónicos causó pánico entre personas que se encontraban en un Waltmart, quienes tuvieron que resguardarse, pues los delincuentes entraron al centro comercial localizado en la calle Zapata y Carretera 85.

Terror en Walmart de Tamaulipas (Video: Twitter)

Según los reportes, los criminales se atrincheraron en el negocio luego de que elementos estatales y federales iniciaran una persecución en contra de éstos. Videos compartidos por los clientes, muestran como las familia se tiraron al suelo para evadir las balas.

Más tarde, los sujetos armados bloquearon vialidades atravesando camionetas y vehículos particulares. Unas seis vías importantes fueron afectadas y tres vehículos fueron incendiados para causar pánico y caos.

Los narcobloqueos se presentaron cerca del cuartel militar de Nuevo Laredo, donde se encuentran desplegados elementos para detener a los delincuentes. Información extraoficial señaló que los incendios en las instalaciones del Ejército fueron un ataque directo contra las autoridades, sin embargo, la información no ha sido corroborada.

Hasta el momento confirmaron haber levantado el cuerpo de uno de los sujetos armados, que fue abatido en uno de los enfrentamientos.

En la escena del crimen, los militares aseguraron un vehículo, cartuchos de diversos calibres y cinco armas largas, entre ellos un rifle tipo Barret.

Detonaciones fuera del cuartel militar en Tamaulipas

La noche del jueves, siete personas, entre ellas un militar, murieron en un tiroteo entre sicarios del narcotráfico y soldados del Ejército mexicano en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo,Tamaulipas.

Un portavoz del Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en la entidad fronteriza aseguró que el tiroteo entre supuestos sicarios del Cártel del Noreste y militares ocurrió en tres momentos en calles de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos. “Civiles armados agredieron a personal de Sedena en tres situaciones ocurridas en Nuevo Laredo como consecuencia de los patrullajes que realiza personal militar para inhibir las acciones de grupos delictivos”, explicó Luis Felipe Rodríguez, vocero del Grupo de Coordinación.

Los primeros informes señalaron que los sicarios atacaron a tiros a efectivos del Ejercito Mexicano y que incluso frenaron el avance de los vehículos militares con artefactos que rompen los neumáticos.

Durante los intercambios de disparos murieron siete personas, seis de los considerados agresores y un militar. Además hubo tres soldados heridos y las autoridades confiscaron vehículos y armas, explicó Rodríguez.

En Tamaulipas, los grupos criminales del Cártel del Golfo y del Noreste se disputan el territorio fronterizo. Ésta última célula delictiva ha sido protagonista de constantes ataques contra las Fuerzas Armadas.

El pasado 5 de septiembre, cinco de sus miembros criminales fueron abatidos en una presunta ejecución extrajudicial, en la que está involucrada la Policía Estatal de Tamaulipas.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: