Transportar a Evo Morales de Bolivia a México fue una travesía llena de obstáculos (Foto: Jovani Pérez/Infobae México)
Transportar a Evo Morales de Bolivia a México fue una travesía llena de obstáculos (Foto: Jovani Pérez/Infobae México)

La misión del gobierno mexicano de sacar a salvo de su país al ahora ex presidente de Bolivia, Evo Morales, ha sido una travesía llena de tropiezos. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dio los detalles del trayecto desde que se le ofreció asilo político, hasta que llegó a la Ciudad de México.

(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

El día de ayer, 11 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió un avión de las Fuerzas Armadas mexicanas a recoger al ex mandatario. La aeronave es una Gulfstream 550, matrícula XC-LOK número de aviación FAM3916 GLF5. Fue fabricado en 2015 y tuvo un costo de USD 54 millones 491,000, pagados por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Su primer contacto con tierra lo hizo en Lima, Perú, alrededor de las 17:00 hora local (22:00 GMT). Paró en el país para abastecerse de combustible y gestionar los permisos necesarios para aterrizar en el aeropuerto de Cochabamba en Bolivia. Ebrard dijo que la labor fue complicada debido a la situación política que se vive en el país tras la renuncia de Evo Morales y otros funcionarios “no está claro quién decide qué”, dijo.

Marcelo Ebrard y Evo Morales (REUTERS/Edgard Garrido)
Marcelo Ebrard y Evo Morales (REUTERS/Edgard Garrido)

Horas después logró la autorización y despegó, pero cuando estaba cerca de territorio boliviano, le avisaron al piloto y a las autoridades que el permiso había sido revocado. Por lo que tuvieron que regresar a Lima. Allí, la Subsecretaría de América Latina y del Caribe interfirió y habló con las autoridades de Bolivia para que les dieran autorización de tocar tierra. Finalmente accedieron. El Gulfstream 550 aterrizó en Cochabamba, en donde abordó Evo Morales, a las 21:30 hora local (01:30 GMT).

En la ruta de regreso a México estaba planteado volver a Lima para llenar los tanques de la aeronave. Pero el canciller de Perú le comunicó a Marcelo Ebrard que ya no le darían permiso para realizarlo.

En Bolivia también había problemas. El gobierno cambió su postura y le impidió a la aeronave salir de su territorio: “Fue muy difícil porque en el aeropuerto los simpatizantes estaban en torno al aeropuerto y en el interior elementos de Fuerzas Armadas en Bolivia. Fue el periodo de mayor tensión para nosotros”, dijo Ebrard.

El avión en el que viajó Evo Morales (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
El avión en el que viajó Evo Morales (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

Mientras tanto se habló con el canciller de Paraguay para solicitar que la aeronave pudiera volar por su espacio aéreo. En la conversación intercedió Alberto Fernández, presidente electo de Argentina. El gobierno concedió la autorización. También se negoció con el gobierno de Ecuador para que la siguiente parada y recarga de combustible se llevara a cabo en ese país.

Hangar presidencial (Foto: Infobae)
Hangar presidencial (Foto: Infobae)

Finalmente, luego de otra intervención de la Subsecretaría de América Latina, pudieron obtener el permiso para salir de Bolivia hacia Asunción, Paraguay, en donde aterrizó a las 04:35 hora local (07:35 GMT). Sin embargo, pidieron que no se volara por su territorio aéreo. Esto puso en otra encrucijada al avión de las Fuerzas Armadas, por lo que las autoridades mexicanas buscaron otra ruta. Con ayuda del embajador de México en Brasil, se estableció que el vehículo pasaría entre la frontera de ese país y Bolivia.

AP Images
AP Images

Aunque Perú había negado que aterrizaran en su nación, sí dio permiso para que la sobrevolaran. Pero se presentaron con otro obstáculo: Ecuador retiró la concesión para aterrizar y también solicitó que no viajaran el espacio aéreo, por lo que la aeronave tuvo que rodear el país y provocó un par de horas de retraso.

El avión llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a las 11:00 hora de México. Allí lo esperaban el canciller mexicano Marcelo Ebrard y el secretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes.

(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae México)
(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae México)

Descendió de la aeronave portando una playera azul tipo polo, pantalones y zapatos negros. Iba acompañado del ex vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, y la ex ministra de Salud, Ariana Campero.

El secretario de Relaciones Exteriores lo abrazó y le dio la mano. Después brindaron un discurso a los medios de comunicación. Evo Morales agradeció al gobierno mexicano por salvarle la vida y afirmó que continuará en la política.

Evo Morales partió con rumbo desconocido (REUTERS/Edgard Garrido)
Evo Morales partió con rumbo desconocido (REUTERS/Edgard Garrido)

Momentos después, a las 11:47 horas, abordó un helicóptero cougar de la Fuerza Aérea Mexicana para partir con rumbo desconocido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA