Algunos integrantes de la familia están desaparecidos (Foto: @Amber Bostwick)
Algunos integrantes de la familia están desaparecidos (Foto: @Amber Bostwick)

La familia LeBarón se estableció en el municipio de Janos, en Chihuahua en 1924 y algunos poblados aledaños. A través de los años han creado la comunidad que lleva su apellido. La matriarca del clan, Alma Dayer LeBarón era integrante de una rama fundamentalista de los mormones que se había separado al haberse negado a abandonar la poligamia.

Pero ella decidió irse a México. Dos de los hijos de Alma, Joel LeBaron y Ervil LeBaron fundaron en 1955 la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, cuya principal sede se estableció en Colonia Le Barón. Posteriormente la iglesia se dividió entre dos hermanos y Ervil LeBarón ordenó el asesinato de su hermano Joel, por lo que fue convicto tanto en México como en Estados Unidos, así como otros miembros de dicha iglesia.

En 2009, la comunidad fue noticia al haber sido golpeada por la inseguridad. El 2 de mayo fue secuestrado Erick Le Barón, de 17 años y por su liberación se exigió la cantidad de un millón de dólares, pero, ante el hecho, la comunidad anunció su decisión de no pagar el rescate exigido y por el contrario buscar la liberación del joven.

Ante la presión social ejercida por la familia, Erick fue liberado ocho días después sin que se hubiera realizado algún pago.

Semanas antes, otro de los integrantes de la familia, Benjamín LeBarón había recibido amenazas telefónicas en las que le advertían que dejara de solicitar la presencia de la policía. El 11 de junio de 2009, el Ejército detuvo a 25 hombres camuflados como soldados en el cercano poblado de Nicolás Bravo, que trabajaban para La Línea, según consigna la revista Proceso en una publicación de 2011.

“El miedo, que era imponente en toda esta zona, empezó a diluirse. La gente vio en él una esperanza. De las comunidades vecinas venían porque querían armarse para defenderse, y él había determinado que estaba bien dar la vida por una causa muy grande, y no dudó”, señaló al Heraldo del Chihuahua Ray. Los narcos no perdonaron la osadía a Benjamín: lo asesinaron la noche del 7 de julio de ese año junto con su cuñado Luis Whitman.

La familia formó toda una comunidad en Chihuahua (Foto: @Jhon LeBaron)
La familia formó toda una comunidad en Chihuahua (Foto: @Jhon LeBaron)

La noticia causó revuelo internacional e indignó a la comunidad mormona, al grado de que el gobierno estatal anunció que capacitaría a los jóvenes para que se convirtieran en policías comunitarios, pero –según Ray– después se desdijo. Los líderes comunitarios siguieron recibiendo amenazas y sus nombres aparecían en listas de “ejecutables”

El 6 de julio de 2009 fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín LeBarón —hermano de Erick— y Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, por desconocidos que dejaron una manta frente a sus domicilios donde especificaban que el asesinato era una represalia por su activismo en contra de la inseguridad.

La familia es reconocidos por su incursión en la política y activismo en pro de los campesinos, actualmente Joel LeBarón, es quien lleva a cabo la representación de la comunidad en el municipio de Janos y cuenta con protección especial del Gobierno Federal.

Asesinaron a familiares del activista Julián Lebarón (Foto: Patricia Morales/Cuartoscuro)
Asesinaron a familiares del activista Julián Lebarón (Foto: Patricia Morales/Cuartoscuro)

Cuando su cuñado Luis fue a ayudarle, se los llevaron a los dos, los hincaron y les dispararon a quemarropa cuatro veces en la cabeza. Las investigaciones de la autoridad ministerial revelaron que los homicidios de Benjamín y Luis fueron represalias de los secuestradores.

Así fue como empezó el activismo de Julián LeBarón, encabezando un movimiento contra el secuestro en Chihuahua. En 2011, conmovido por el asesinato de Juan Francisco, el hijo de Javier Sicilia, Julián determinó unirse al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad para abonar en la lucha contra la violencia relacionada con el narcotráfico.

En 2012 anunció su separación del grupo, al considerar que el poeta Sicilia utilizó al movimiento para convertirse en interlocutor del gobierno. “El movimiento (por la Paz) ha querido que los políticos nos resuelvan las cosas y no creo que el gobierno nos pueda traer la paz”, argumentó Le Barón en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

This is Christina Langford Johnson & her baby Faith and the other pic is Dawna Ray Langford, her husband David, 12 of 13...

Posted by Amber Bostwick on Monday, November 4, 2019

“Yo creo que el gobierno no puede solucionar el problema, es imposible, somos 115 millones y tenemos el 98% de impunidad. La única forma en que creo yo que se puede hacer es que los ciudadanos acepten su responsabilidad”, agregó.

La familia es reconocida por su incursión en la política y su respaldo a los campesinos. De acuerdo con medios de Chihuahua, el actual representante de la comunidad es Joel LeBarón, quien cuenta con protección especial del gobierno federal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: