Víctor Alberto Barreras Castro fue nombrado cónsul en Las Vegas, Nevada, en septiembre pasado. (Foto: Facebook)
Víctor Alberto Barreras Castro fue nombrado cónsul en Las Vegas, Nevada, en septiembre pasado. (Foto: Facebook)

Víctor Alberto Barreras Castro fue nombrado cónsul en Las Vegas, Nevada, en septiembre pasado. Con tan sólo unos días en el cargo, se dio a conocer que en 2011 fue arrestado por estupro en perjuicio de una adolescente de 14 años, acusación que no prosperó porque llegó a un acuerdo con la familia de la afectada.

El juez Octavio Castrejón Martínez, del juzgado cuarto de primera instancia de lo penal de Ciudad Obregón, Sonora, giró una orden de aprehensión en contra de Barreras Castro, después de que la familia de la menor de edad presentó la denuncia en mayo del 2011.

La denuncia en poder de la periodista Dolia Estévez fue presentada por la víctima, la madre, el padre y la tía-madrina de la adolescente, así como por la mamá del inculpado. Los exámenes practicados por peritos y psicólogos revelaron el abuso: los primeros concluyeron que existió un desgarre del himen y los segundos encontraron secuelas emocionales causadas por la agresión.

Víctor Alberto Barreras Castro se negó a declarar presencialmente, alegó que lo haría de manera escrita. Fue Olivia Castro Pérez, madre del acusado, quien sí accedió a dar su testimonio y confirmó que su hijo tuvo relaciones sexuales con la menor en el domicilio de la casa que tienen en Pueblo Yaqui.

“Su hijo le confesó” la agresión que cometió contra su alumna en la escuela Secundaria Técnica #56 en Ciudad Obregón. La adolescente cursaba el segundo año de secundaria y Barreras Castro era su profesor suplente de inglés.

En el acta del caso consta que el ahora cónsul de Las Vegas sedujo a la víctima haciéndole falsas promesas de amor: “le preguntó que si le gustaría tener una relación con él, así como si fueran novios pero sin serlo, para conocerse más y cuando ella fuera mayor de edad él hablaría con sus papás para ser novios formales, que esto (el sexo) era para saber si en un futuro iba a funcionar la relación y ella al principio dijo que no, pero conforme pasaban los días y platicaban más la fue convenciendo”.

Las conversaciones entre Barreras Castro y la adolescente continuaron. Él poco a poco la persuadió para que accediera a verlo y después de un encuentro en el que sólo hubo besos, volvieron a pactar una cita para sostener relaciones sexuales. Ese día la recogió en una gasolinera y la condujo hasta el domicilio donde creció en el Pueblo Yaqui.

De acuerdo con la menor, Víctor Alberto usó condón cuando la penetró y tras concluir le pidió que se vistiera para llevarla a la escuela. Antes de dejarla, el hombre de entonces 24 años le dijo: “no le dijera nada a nadie ni a su mejor amiga lo que había sucedido entre ellos porque eso le iba arruinar su vida y su carrera y lo iban a meter a la cárcel y ella estuvo de acuerdo en no decirle a nadie para no perjudicarlo ni perjudicarse”.

La madre de la menor notó la pantaleta de la joven manchada de sangre, por lo que al interrogarla confesó que sostuvo su primer encuentro sexual con su ex profesor Víctor Alberto Barreras Castro.

La familia acudió al juzgado donde le practicaron a la víctima exámenes toxicológicos, médicos y psicológicos. Fue comprobado el abuso gracias a estos dictámenes.

Dos peritos médicos legistas confirmaron que el desgarre del himen por una penetración de un cuerpo extraño a la vagina; mientras que los psicólogos concluyeron que hubo una agresión sexual porque la adolescente presentó “secuelas emocionales a consecuencia de la agresión sexual experimentada”.

La adolescente también dijo que Víctor le aseguró que no tenía ninguna enfermedad “porque él se había asegurado de que con las que había andado se había encargado de quitarles lo virgen porque ya había andado con muchas de su edad”.

Tras analizar todas las pruebas, el juzgado determinó que Barreras Castro cometió conducta de acción consistente en tener cópula, cópula con una mujer menor de 18 años y seducción destinada a vencer su resistencia psíquica o moral para obtener la cópula con la víctima. Así fue acusado del delito de estupro.

El caso fue sobreseído porque los padres de la víctima aceptaron un pago por la reparación de los daños, aunque se desconoce por un monto desconocido.

La periodista Dolia Estévez, de Sinembargo, consultó al vocero de la Cancillería, Roberto Velasco Álvarez, quien le respondió: “No tiene ningún antecedente penal ni en Sonora ni a nivel federal”. Además recibió dos constancias de buen comportamiento emitidas por el Departamento de Dactiloscopia e Identificación del estado de Sonora y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

El 20 de septiembre de 2019 la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) nombró a Víctor Alberto Barreras Castro como cónsul de Las Vegas, Nevada. Su experiencia profesional en el servicio público es: “director general de la Unidad de Políticas y Estrategias para la Construcción de la Paz en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Es licenciado en Negocios Internacionales por el Instituto Tecnológico Superior de Cajeme y tiene maestría y doctorado en Docencia por el Instituto del Desierto de Santa Ana”.

Además fue Vicepresidente interino de Morena en Cajeme.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, respondió que hasta que no se esclarezca este caso, Víctor Alberto Barreras Castro quedará suspendido de su cargo en Las Vegas, Nevada.

“Toda la vida he sido feminista, actuaré en consecuencia respetando el debido proceso”, añadió.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS