FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO

“Definitivamente hemos perdido a México”, así lamentó la organización Human Rights Watch (HRW) la posición mexicana en la lucha por la preservación de los derechos humanos y la reinstauración de la democracia en Venezuela.

Y es que tanto México como Uruguay se alinearon con Irán, Rusia, Nicaragua, entre otras naciones, para apoyar una resolución presentada por Venezuela e Irán, que dificulta la rendición de cuentas ante organismos internacionales de la dictadura de Nicolás Maduro.

Este jueves 26 de septiembre, el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Ginebra, aprobó la resolución que condena las sanciones del gobierno de Estados Unidos en contra del régimen chavista, al tiempo que afirma que la solución pacífica, democrática y constitucional en el país sudamericano, debe ser alcanzada sin ninguna intervención extranjera.

“La resolución está plagada de promesas vacías para evitar rendir cuentas”, expresó a través de Twitter José Miguel Vivanco, presidente ejecutivo para América de HRW.

El documento titulado “Fortalecimiento de la cooperación y asistencia técnica en el campo de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela”, fue presentada hoy en el marco del 42º período ordinario de sesiones de la ONU por Irán, Turquía, Rusia, República Popular Democrática de Corea, Nicaragua, Argelia, Siria y Palestina.

México, Uruguay y Cuba, reafirmaron la posición que han mantenido desde que la Organización de Estados Americanos (OEA) incrementó su condena al régimen que tiene sumido a Venezuela en una severa crisis político, social y económica. Esquivos y acompañando en la mayor de las ocasiones a Maduro, reconociéndolo como jefe de estado.

Jair Bolsonaro, President of Brazil speaks at the 74th session of the United Nations General Assembly September 24, 2019, in New York. (Photo by Don Emmert / AFP)
Jair Bolsonaro, President of Brazil speaks at the 74th session of the United Nations General Assembly September 24, 2019, in New York. (Photo by Don Emmert / AFP)

Con 18 votos a favor, 6 en contra y 23 abstenciones, es la primera vez que el CDH de la ONU hace referencia expresa a las consecuencias de las medidas coercitivas contra el régimen en Venezuela.

En ese marco, el CDH exhorta al gobierno y a la oposición venezolana a continuar avanzando en un diálogo político genuino para alcanzar una solución pacífica, democrática y constitucional a la situación del país.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que preside Marcelo Ebrard, declinó dar una explicación sobre el sentido de la votación mexicana en la resolución.

México disonante en el concierto internacional

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO

A pesar de la crisis histórica que vive Venezuela, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador - el primer presidente emanado de izquierda en la historia del país - ha sido inflexible en su postura: argumenta ser neutral, respetando el principio de la doctrina Estrada de “no intervención”.

Ni la condena de la mayor parte de las economías desarrolladas a la dictadura, ni el desconocimiento del presidente interino Juan Guaidó a Maduro como jefe de estado, han generado la empatía del Ejecutivo mexicano.

Las administraciones anteriores de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sí fueron críticas con las violaciones a los derechos humanos del chavismo.

En enero de este año México se negó a adherirse a las 12 naciones que integran el Grupo de Lima que han respaldado a Juan Guaidó. Uruguay acompañó a México, disonante en el concierto latinoamericano.

El Grupo de Lima fue creado en 2017 para intentar dar una salida a la crisis en Venezuela, cuando se intensificaron las marchas opositoras y la represión que ese año dejaron al menos 127 muertos. Está integrado por 13 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Guyana. También avalan al grupo Barbados, Estados Unidos, Granada, y Jamaica.

Foto: Luis Morillo
Foto: Luis Morillo

Desde ese momento, la agrupación ha buscado una solución a la crisis en el país bolivariano.

Apenas este miércoles 25 de septiembre, el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto reafirmaron su compromiso con Venezuela tras reunirse en Nueva York al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas para abordar la situación en el país sudamericano.

Los miembros de ambos grupos reafirmaron su “invariable compromiso con la recuperación de la democracia, la adhesión al Estado de derecho y los Derechos Humanos en Venezuela a través de una transición pacífica mediante elecciones presidenciales libres y transparentes” lo que quedó plasmado en una declaración conjunta.

Según el documento, los grupos han afirmado que las violaciones son el resultado de una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y críticos del Gobierno” y han recalcado la necesidad de liberar a todos los presos políticos.