La inesperada reaparición de Ernesto Zedillo, el ex presidente ensombrecido por una crisis económica y una matanza

Ernesto Zedillo, ex presidente de México, durante su participación en el lanzamiento del nuevo informe de la Comisión Global de Políticas de Drogas en la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)
Ernesto Zedillo, ex presidente de México, durante su participación en el lanzamiento del nuevo informe de la Comisión Global de Políticas de Drogas en la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)

Ernesto Zedillo Ponce de León fue el último presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó en el siglo XX y de infausta fama, al ser el primer mandatario en 70 años en entregarle el poder a un  opositor, Vicente Fox, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Tras dejar en cargo en el 2000, Zedillo se alejó lo más posible del ojo público y se dedicó al sector privado y académico. A pesar de ello, las fotografías que comparten sus hijos en redes sociales permiten, de vez en cuando, saber sobre la salud del ex mandatario.

El pasado 7 de septiembre, Emiliano Zedillo, compartió en su cuenta de Instagram una imagen en la que se le ve en compañía de su padre y su hijo. La familia aparece disfrutando de un día al aire libre rodando en bicicleta, el deporte favorito del ex presidente.

Ninguno de los dos participa en competencias de manera profesional, pero es sabido que les gusta salir en excursiones con amigos a diferentes partes del país, sobretodo en Baja California Sur.

La fotografía fue compartida por uno de sus cuatro hijos (Foto: Instagram/ emilianozv)
La fotografía fue compartida por uno de sus cuatro hijos (Foto: Instagram/ emilianozv)

Ernesto Zedillo, de 67 años de edad, desapareció de la política nacional tras un sexenio lleno de eventos polémicos que se caracterizó por el clima de inestabilidad social que derivó en la derrota del PRI en las elecciones del año 2000, en las que por primera vez en la historia salió vencedor un candidato del PAN.

La crisis económica, llamada Efecto Tequila, ocurrió en los primeros días de su gobierno. El precio del dólar incrementó en el primer año de su mandato cerca de un 114%, causando que miles de empresas se fuera a la quiebra y aumentará el desempleo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 1996 el índice de personas con pobreza patrimonial fue de 69% de la población.

Lee: "1994", el año que cambió a México

Su mandato se vio empañado desde el inicio por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, Tijuana. El candidato presidencial del PRI murió en medio de un ambiente conspirativo y de traiciones desde el interior del partido que llevó a Zedillo a asumir el poder con un claro desgaste político que se acentuó con la crisis financiera y el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En 1995 se vivieron momentos de gran tensión después de que el mandatario declarara que el Subcomandante Marcos era Rafael Sebastián Guillén Vicente  y que el verdadero líder de los zapatistas era Fernando Yáñez, alías el comandante Germán. En febrero de ese año, le ordenó a la extinta Procuraduría General de la República (PGR) y al Ejército, la captura de ambos.

Cedillo Ponce de León fue demandado en 2011 por la matanza de Acteal, sin embargo, le fue concedida inmunidad diplomática (Foto: Cuartoscuro)
Cedillo Ponce de León fue demandado en 2011 por la matanza de Acteal, sin embargo, le fue concedida inmunidad diplomática (Foto: Cuartoscuro)

Sin embargo, el hecho que marcó de manera más negativa su mandato fue la matanza de Acteal, ocurrida el 22 de diciembre de 1997. En la madrugada de ese día, un grupo de indígenas tzotziles de la organización "La Abejas", rezaba en la iglesia local cuando un grupo de paramilitares los atacó. Durante seis horas el grupo armado de dedicó a asesinar a los miembros de la comunidad, dejando un saldo de 18 niños, 22 mujeres y 6 hombres.

Su muerte despertó la indignación local e internacional, pues la versión oficial atribuyó la masacre a disputas entre grupos locales. Sin embargo, las comunidades de la zona denunciaron como responsables a grupos de priístas armados y entrenados por paramilitares.

Lee: El día que Saramago lloró por México

Ante la falta de explicaciones, 10 presuntas víctimas de Acteal demandaron en septiembre de 2011 al ex presidente ante una Corte Internacional por su posible responsabilidad en el caso. En 2012, Estados Unidos concedió inmunidad diplomática al ex presidente, quedando protegido frente al posible resultado negativo de la demanda presentada ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH).

MAS NOTICIAS