(De Izquierda a Derecha) Ariel Treviño Peña, Juan Gerardo Treviño, y Martín Rodríguez Barbos, sicarios del Cártel del Noroeste y por quienes ofrecen una recompensa millonaria (Foto: PGJ Tamaulipas)
(De Izquierda a Derecha) Ariel Treviño Peña, Juan Gerardo Treviño, y Martín Rodríguez Barbos, sicarios del Cártel del Noroeste y por quienes ofrecen una recompensa millonaria (Foto: PGJ Tamaulipas)

En 2018 su imagen cubrió las primeras planas de los diarios tamaulipecos. Se trataba de tres objetivos prioritarios responsables de generar el clima de violencia que se registra en Tamaulipas, principalmente en la zona norte, centro y sur.

Juan Gerardo Treviño, alias "El Huevo", hijo del fundador del Cártel del Noroeste, Juan Francisco Treviño Morales, "El Kiko", fue ubicado por las autoridades estatales como el responsable de emboscar durante los últimos días a integrantes de la Policía Estatal en Nuevo Laredo.

El Cártel del Noeste fue fundado por Juan Francisco Treviño Morales tras la captura de Omar Treviño, "El Z-42", su hermano.

Ante las diferencias con Los Zetas tradicionales, que pedían dedicarse sólo al tráfico de drogas hacia Estados Unidos, la familia Treviño Morales los dejó y creó el Cártel de Noroeste, que se disputa los municipios de la frontera chica con el Cártel de Golfo y Los Zetas Vieja Escuela.

Lo ocurrido ayer en un hotel de Nuevo Laredo es la segunda agresión violenta contra el personal de la policía.

La primera sucedió el pasado miércoles 21 de agosto, cuando un grupo de sicarios se enfrentaron contra los uniformados, cuando éstos instalaban un filtro en la carretera que va de Nuevo Laredo a Piedras Negras, Coahuila.

El resultado fue al menos tres policías heridos, entre ellos una mujer.

Pero el ataque de la madruga del viernes, en un hotel donde se hospedaban elementos de la Secretaría de Seguridad Estatal cobró la vida de un inocente.

Un grupo armado atacó el Hotel donde se hospedaban elementos de la Policía Estatal de Tamaulipas (Foto: Twitter/FuriaNegra7)
Un grupo armado atacó el Hotel donde se hospedaban elementos de la Policía Estatal de Tamaulipas (Foto: Twitter/FuriaNegra7)

Mientras los uniformados descansaban en el Hotel Santa Teresa, ubicado en la avenida Reforma y que servía como base de los uniformados, presuntos sicarios del Cártel del Noroeste los emboscaron en un acto premeditado.

Sobre los hechos, el gobernador de la entidad, Francisco Cabeza de Vaca, dijo condenó el homicidio contra el policía Raúl "N", y reiteró su compromiso de devolverle la seguridad a los tamaulipecos.

"En una cobarde embosacada en NLD, perdió la vida el policía estatal Raúl "N" y resultaron heridos otros valientes tamaulipecos. Este desenlace pudo haberse evitado. La federación debe comprometerse con la seguridad. Es su responsabilidad. Mis condolencia a familia y compañeros", publicó el funcionario en su cuenta de Twitter.

De manera extra oficial se dijo que el brazo armado del CDN, conocido como "La Tropa de la Muerte", al mando de Juan Gerardo Treviño, alias "El Huevo", fue el responsable del ataque armado contra los oficiales.

Pero los hechos violentos perpetrados en la entidad devienen desde 2018, cuando sicarios del Cártel del Noroeste fueron señalados como culpables de secuestros, homicidios, delincuencia organizada y del clima de inseguridad en Tamaulipas.

“El Pantera 24” y “El Meme”, del Cártel del Golfo (Foto: PGJ Tamaulipas)
“El Pantera 24” y “El Meme”, del Cártel del Golfo (Foto: PGJ Tamaulipas)

Según el acuerdo específico de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, se ofrece una recompensa de 2,000,000 de pesos a quien o quienes proporcionen información para ubicar a Juan Gerardo Treviño, apodado "El Huevo". 

Por su primo, Ariel Treviño Peña, alias "El Tigre" y por Martín Rodríguez Barbosa, apodado "El Cadete o El Comandante Cadete", quien supuestamente es hombre de confianza de "El Huevo" Treviño.

En la lista, también se encuentra Pablo Misael Ramos Lara, "El Pantera", y Miguel Ángel Álvarez Campos,"El Miguelito o Meme", presuntos sicarios del Cártel del Golfo y quienes también han desatado violencia en la entidad fronteriza.