La caza furtiva de esta especie está por arrasar con sus últimos ejemplares (Foto: Efe)
La caza furtiva de esta especie está por arrasar con sus últimos ejemplares (Foto: Efe)

Solo quedan entre seis y 19 vaquitas marinas en México. De acuerdo con el último ajuste que realizó el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), cada vez son menos ejemplares de esta especie en peligro de extinción.

No obstante, el organismo aseguró que la población puede recuperarse sustancialmente si se regulan las redes de pesca.

"Encontramos que son menos de 19 y seis sería el mínimo pero es muy probable que andemos por los nueve animales. Entre más chico es el tamaño de la población más difícil es estimar el tamaño de la población", dijo este sábado a la agencia española Efe el director del CIRVA, Lorenzo Rojas.

Se cree que de no ser por las medidas que se han tomado para su preservación, ya no existiría una sola vaquita (Foto: Efe)
Se cree que de no ser por las medidas que se han tomado para su preservación, ya no existiría una sola vaquita (Foto: Efe)

El experto explicó que "nunca se ha eliminado el factor de riesgo" hacia las vaquitas, que a menudo mueren presas en redes -tanto agalleras como de enmalle- en su hábitat natural, que es el Alto Golfo de California, en el Noroeste de México.

De acuerdo con el especialista, la vaquita marina no es el único caso, pues a nivel mundial lo que ha puesto más en riesgo a los mamíferos marinos son las redes de enmalle.

"Se calcula que mínimo se mueren 300.000 a 400.000 individuos de mamíferos marinos en redes de pesca y lo mismo le pasa a las tortugas, a las aves, entonces sabemos que es un problema mundial", aseveró.

La creencia de que el buche de totoaba tiene capacidades afrodisíacas, medicinales y regenerativas, hizo estallar la demanda de estos animales en China (Foto: Archivo)
La creencia de que el buche de totoaba tiene capacidades afrodisíacas, medicinales y regenerativas, hizo estallar la demanda de estos animales en China (Foto: Archivo)

En tanto, el factor que provocó la caída de la población de la vaquita marina fue que las administraciones pasadas no respondieron a tiempo a la recomendación que hizo el comité sobre tratar la pesca accidental de dicho mamífero.

"La población de vaquita marina venía disminuyendo desde los 90 un 0,5 % anual y luego se vino la demanda inexplicable de buche de totoaba en Hong Kong y China (2011-2012), y ahí es cuando la población ya se vino para abajo brutalmente", explicó el experto.

El pez totoaba se enfrenta desde hace décadas a una dura caza furtiva porque su buche es enormemente codiciado en China, donde se le atribuyen capacidades afrodisíacas, medicinales y regenerativas.

En 2017 quedaban 30 ejemplares, aproximadamente (Foto: Especial)
En 2017 quedaban 30 ejemplares, aproximadamente (Foto: Especial)

Sostuvo que "aunque las medidas no han sido suficientes para evitar la pérdida de especies, si no se hubieran tomada muchas de las medidas que se han tomado ya estaría extinta la vaquita".

Rojas indicó se puede salvar a la especie pero para ello sugiere que la sociedad civil debe impulsar iniciativas que promuevan "artes de pesca" alternativas y el consumo responsable.

Estados Unidos cuenta con una ley de protección de mamíferos marinos que dice que su país no puede importar productos pesqueros que en su captura hayan matado a este tipo de animales, al tiempo que el país exportador debe tener una legislación similar.

Las redes de enmalle que se usan para cazar otras especies ahogan a la vaquita marina (Foto: Archivo)
Las redes de enmalle que se usan para cazar otras especies ahogan a la vaquita marina (Foto: Archivo)

"Ahora pescan pero no pueden vender su producto a Estados Unidos que es el principal mercado para el camarón azul. No es China ni Europa, entonces ese es uno de los problemas", sugirió para luego indicar que el cambio de hábitos es posible, pues existen casos de éxito en el país.

"En México tenemos tres casos: el elefante marino, que fue reducido y ahora hay 140.000 ejemplares, el lobo fino de guadalupe y la ballena gris", reveló.

Las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, en México, hábitat de la vaquita marina, fueron inscritas en julio en la lista del Patrimonio Mundial en peligro por la Unesco, debido a la preocupación por la inminente extinción de esta especie.