El avión presidencial todavía no es vendido debido a los lujos con los que fue modificado (Foto: Archivo)
El avión presidencial todavía no es vendido debido a los lujos con los que fue modificado (Foto: Archivo)

La venta del avión presidencial ha sido más difícil de lo esperado debido a las características de la aeronave. Así lo explicó Fabrizio Feliciani, director regional para América Latina y el Caribe de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Encontrar un comprador para el Boeing 767 TP01 "José María Morelos y Pavón" es un reto "imposible", pero Feliciani no descarta que se pueda lograr, dijo durante una entrevista con el periódico El Universal.

Feliciani está en los preparativos para mudarse a México, como parte de un acuerdo firmado con el presidente Andrés Manuel López Obrador y la UNOPS. Desde aquí se encargará de lograr la venta de la aeronave, una de las promesas de campaña del mandatario, y brindará asistencia técnica en la planificación y ejecución del Tren Maya, uno de los proyectos más importantes del actual gobierno.

El avión en el que viajó Peña Nieto durante sus tres primeros años de gobierno fue reemplazado en 2014 por el Boeing 787-8 Dreamliner “José María Morelos y Pavón”. Actualmente se encuentra a la venta (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
El avión en el que viajó Peña Nieto durante sus tres primeros años de gobierno fue reemplazado en 2014 por el Boeing 787-8 Dreamliner “José María Morelos y Pavón”. Actualmente se encuentra a la venta (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

Hubo 50 interesados en comprar el avión cuando se lanzó la oferta, pero luego de conocer el lujo con el que había sido modificado –por ejemplo le fueron insertados asientos de cuero- el número se redujo a menos de 20. Además, no es un modelo estandarizado que puedan utilizar aerolíneas comerciales, es el segundo prototipo de su clase.

A esto se suma que la aeronave tiene un desgaste de uso de dos años y 10 meses, durante ese tiempo completó 214 vuelos dentro y fuera del país,  y desde el 1 de diciembre no ha sido utilizado, lo que también lo devalúa. Ambos factores disminuyen aún más el interés de adquirirlo.

Por el momento, Feliciani, la presidencia de la República y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), están evaluando las ofertas que han recibido para tomar una decisión.

El avión presidencial fue modificado con asientos de cuero (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
El avión presidencial fue modificado con asientos de cuero (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

Jorge Mendoza, director de Banobras, informó a finales de julio que habían seis ofertas de empresas estadounidenses interesadas en comprar el avión presidencial y que el análisis de las propuestas giraba en torno a la recuperación económica que el gobierno obtendría.

En junio se dio a conocer que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) había valuado el "José María Morelos y Pavón" entre 130,000,000 y USD 150,000,000. Feliciani dijo que su costo actualizado a dólares había disminuido. Será difícil venderlo a ese precio pues luego de las inspecciones técnicas concluyeron que necesita algunas reparaciones mecánicas, pero aseguró que cuesta menos del 10% del valor de la aeronave.

Al no ser una aeronave estándar, los compradores  no serán líneas comerciales, pues "el uso que se la va a dar a este avión será probablemente diferente. Sí ha costado trabajo venderlo", admitió el director regional de la UNOPS, pero también aclaró que el gobierno no lo venderá por menos de su valor.

El interior del avión presidencial tiene algunas modificaciones que dificultan que pueda ser usado por aerolíneas comerciales (Foto: SHCP)
El interior del avión presidencial tiene algunas modificaciones que dificultan que pueda ser usado por aerolíneas comerciales (Foto: SHCP)

La oficina de la ONU donde se desempeña como director regional, es una agencia que se ocupa de asesorar en infraestructura pública, adquisiciones públicas, estudios de programas y proyectos que ayuda a evitar la corrupción.

En la conferencia de prensa matutina del 12 de junio, López Obrador dijo que el dinero obtenido por la venta del avión presidencial se destinaría al plan migratorio.