Raúl Mauricio Campos, de 42 años, asesinó a Martha Elsa , de 39 años mientras ella y su hija de 13 años trabajaban en un sembradío de frijol, la niña abrazó a su madre y a pesar de ellos el hombre siguió agrediéndola hasta matarla con un machete, a la niña también le agredió y se encuentra grave Foto: Facebook
Raúl Mauricio Campos, de 42 años, asesinó a Martha Elsa , de 39 años mientras ella y su hija de 13 años trabajaban en un sembradío de frijol, la niña abrazó a su madre y a pesar de ellos el hombre siguió agrediéndola hasta matarla con un machete, a la niña también le agredió y se encuentra grave Foto: Facebook

Mauricio Campos González, de 42 años, mató a su esposa a quien había conocido por medio de Facebook por celos tras reclamarle una presunta infidelidad. El hecho ocurrió el martes en un terreno ubicado en las afueras de su casa en cantón El Rodeo, municipio de San Agustín, Usulután; mientras que este jueves la mujer fue identificada con nacionalidad mexicana.

La víctima fue Marta Elsa de Loya González, de 39 años, y también resultó herida la hija de ella, una menor de 13 años que fue llevada en una ambulancia hacia un hospital de Usulután, pero debido a la gravedad de las heridas se trasladó a un hospital de San Salvador en donde su estado de salud se reporta crítico.

El reporte de la Policía Nacional Civil (PNC) establece que la mujer y su hija se encontraban trabajando en un sembradío de frijoles cuando el hombre llegó insultó a la mujer y comenzó a agredirla mientras que su hija corrió a abrazarla, sin embargo al sujeto no le importó y siguió asestando varias heridas con machete causándole la muerte, mientras que la niña también sufrió diversos cortes, que la dejaron al borde de la muerte.

El hombre, creyéndolas muertas, se fue y trató de esconderse en la maleza, cuando pobladores acudieron al lugar tras escuchar los gritos de ambas y llamaron a la Policía.

Marta era muy religiosa y conoció a Raúl Mauricio por Facebook, tras un año de conversaciones la convenció de irse a El Salvador a vivir con {el y trabajar en el campo, por lo que ella se fue con su hija de una relación anterior y se casaron Foto: Especial
Marta era muy religiosa y conoció a Raúl Mauricio por Facebook, tras un año de conversaciones la convenció de irse a El Salvador a vivir con {el y trabajar en el campo, por lo que ella se fue con su hija de una relación anterior y se casaron Foto: Especial

"Fue impactante llegar al lugar y ver la situación tan complicada… La señora indefensa y la niña tirada en el suelo y ensangrentada", relató una fuente policial.

Investigadores de Usulután junto a policías de seguridad pública de San Agustín y Jiquilisco iniciaron la búsqueda de González hasta que lo encontraron y detuvieron en las montañas del mismo municipio el miércoles a las 11:30 de la mañana.

"Desde el primer momento en que cometió el delito, fue imparable la búsqueda que se le dio durante la tarde y noche del día del crimen hasta ayer que fue localizado en San Agustín", sostuvo un oficial de la Policía.

El oficial manifestó que el detenido ya presumía de que lo andaban buscando y cuando los agentes lo encontraron y lo tenían rodeado, no se resistió al arresto, al contrario, dijo que se entregaba y que no actuaran en contra de él.

La vida religiosa los unió por Facebook

La mujer junto a su hija radicaban en el estado de Veracruz, en México. González, por su parte, se dedicaba a vender pan y a cultivar la tierra como un jornalero eventual. Ambos profesaban la religión evangélica.

"La señora no le había dado ningún motivo de infidelidad para que la asesinara. Al sujeto lo catalogamos como 'enfermizo', él se formó o se imaginaba en su cabeza que ella era infiel", aseguraron los pobladores a los medios locales.

La fuente policial explicó que el sujeto conoció a la mujer en Facebook y durante un año estuvieron en comunicación y se hicieron novios.

Después de ese tiempo, ella se casó con González y decidió instalarse en el país junto a su hija, de una relación anterior.

Sin embargo los problemas y desacuerdos escalaron, incluso en diciembre pasado Marta Elsa lo denunció en la Fiscalía General acusándolo de haber violado a su hija. Él aseguró que eso era mentira y dijo de forma textual "la niña salió bien".

En un intento por justificar el crimen contra su esposa, Raúl Mauricio aseguró que es muy religioso y que anduvo predicando en radios entre 2003 y 2009. El hombre dijo haber cometido el asesinato seducido por el diablo.

"Yo tengo 19 años de estar en la obra (evangélica); aquí me valió el diablo. Dos iglesias he levantado", trató de justificarse ante el atroz crimen.

No conforme, dijo ante los medios de comunicación que De Loya presuntamente le había sido infiel varias veces, pero que él la había perdonado siguiendo los preceptos de su religión, lo cual desmintieron sus vecinos.

Varias personas los acusaron de hacer perfiles falsos para seducir mujeres, decir que estaba soltero o que se estaba divorciando
Varias personas los acusaron de hacer perfiles falsos para seducir mujeres, decir que estaba soltero o que se estaba divorciando

Publicaciones destacando el recato en la mujer

En publicaciones en Facebook, Mauricio Campos solía compartir post sobre que el papel de la mujer no era "exhibirse", usar ropa corta o maquillaje.

Gonzalez será acusado de feminicidio agravado y lesiones graves en perjuicio de su ex esposa e hijastra.

El Salvador es uno de los países más violentos de América Latina, junto con Venezuela. Los homicidios pasaron de 6,656 casos en 2015, con una tasa de 115.9 por cada 100 mil habitantes, a 5,280 en 2016 (91.9), para bajar a 3,962 casos en 2017 (69.9) y a 3,346 en 2018, más de 9 por día, reportó el (estatal) Instituto de Medicina Legal de El Salvador.

El fiscal general, Raúl Melara, habló esta semana sobre los esfuerzos que la institución hace por castigar a quienes atentan contra la vida y la libertad sexual de mujeres.

Explicó a los diputados de la Comisión de la Mujer y Equidad de Género que entre el 2018 y lo que va de 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) ha registrado 736 delitos de violencia feminicida, expresión que engloba a los feminicidios, feminicidios agravados, feminicidios en grado de tentativa y homicidios, agravados o en grado de tentativa (intento).

Melara dijo que se están haciendo esfuerzos por presentar casos bien fundamentados pero también explicó que los recursos son pocos, que solo hay 700 fiscales para 150 casos activos, es decir, en investigación.