El sargazo tiene diferentes propiedades que podrían beneficiar a la población (Foto: Cuartoscuro)
El sargazo tiene diferentes propiedades que podrían beneficiar a la población (Foto: Cuartoscuro)

El sargazo podría pasar de ser el terror de las costas mexicanas a una esperanza contra el cáncer, pues posee propiedades energéticas y eventualmente de uso en la industria farmacéutica, según científicos del centro Interdisciplinario de Investigaciones y estudios sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Luis Raúl Tovar, miembro del CIIEMAD, dijo en entrevista para Notimex, que la migroalga que invade el paraíso mexicano, es fuente de biometano, el principal componente de gas natural.

"Me parece que lo que hoy  se está viendo como un problema terrible y pavoroso, puede ser una fuente importante de riqueza manejado adecuadamente", especificó.

Sobre su propiedad farmacéutica, el experto señaló que algunos tipos de sargazo poseen una sustancia llamada Fucoxanthin, un antioxidante, anticáncer, antiobesidad, antidiabético, antipalúdico y con efectos positivos en el hígado, vasos sanguíneos, huesos, piel y ojos. 

Al menos 995 kilómetros de costa en Quintana Roo están afectadas por la microalga (Foto: Cuartoscuro)
Al menos 995 kilómetros de costa en Quintana Roo están afectadas por la microalga (Foto: Cuartoscuro)

El fucoxanthin tiene un efecto xitotóxico sobre las células cancerosas, lo que no afecta a las células fisiológicas normales.  El tipo de algas marinas que poseen dicha propiedad son aquellas con colores marrones.

También, el sargazo tiene propiedades cosméticas, pasando por alimento animal y fertilizantes, por lo que sirve para hacer pellets y utensilios biodegradables.

Para extraer dichas cualidades de la microalga es necesario un digestor, que por día procesa 150 toneladas y tiene un costo de USD 22 millones. 

En Holanda, por ejemplo, opera una planta digestora de residuos orgánicos que procesa 40,000 toneladas de alga al año,generando así cerca de 2.8 millones de metros cúbicos de metano al año y 28,000 toneladas de digestado (residuo).

Por primera vez, en 2013, el sargazo registró su llegada en grandes cantidades a las playas del Caribe. Pero fue en los meses de mayo, junio y julio del presente año, cuando incrementó el número de toneladas de algas en el país.

Actualmente son 995 kilómetros de costa en Quintana Roo, la zona afectada. Las playas con mayor acumulación de sargazo son Tulum, Puerto Morelos, Playa Mezcalitos, Playa Bush, Punta Celarain, Plata Chen Río, según la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún.

El sargazo está afectado la flora y la fauna de los sistemas arrecifales, además del turismo y la economía de la población del Caribe.

Las algas color marrón tienen propiedades farmacéuticas (FOTO: ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM)
Las algas color marrón tienen propiedades farmacéuticas (FOTO: ELIZABETH RUIZ /CUARTOSCURO.COM)

Lo bueno de lo malo: construyó una casa con microalgas 

Luego de seis años de trabajar con el sargazo para la realización de compostas, fertilizantes, en busca de darle un uso a las algas que invaden las costas de Quintana Roo, surgió la idea de hacer ladrillos con este organismo.

Omar Vázquez Sánchez, diseñador las casas sargazo, vio en las bondades de las plantas verdes la oportunidad de levantar viviendas y donarlas a personas de bajos recursos.

El proceso de edificación dura 15 días e inicia con la recolección del sargazo en las playas. Se mezcla y comprime."No huele feo, no genera moscas ni pulgas como mucha gente sugiere", especificó Vázquez.

Los bloques fueron avalados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien detalló que el material puede resistir fuertes vientos, incluso un huracán. 

El sargazo, la nueva “plaga” que ha invadido las costas de Quintana Roo
El sargazo, la nueva “plaga” que ha invadido las costas de Quintana Roo

Para la construcción, Omar detalló que no necesita cemento, sino con la misma mezcla de sargazo apila cada tabique, que seca en aproximadamente 10 días.

La primer vivienda sargazo nombrada "Casa Angelita", en memoria a la madre del creador, mide 40 metros cuadrados y cuenta con una recámara, baño, sala, comedor y cocina. 

La ecológica construcción despertó el interés de grupos altruistas, ONGs y hasta el gobierno, quienes pretenden construir este viviendas para personas sin hogar. 

"Son casas muy resistentes, yo crecí en un lugar así. Sin embargo, vamos a utilizar técnicas para reforzarlas, pues no utilizamos varillas, ni cementos como en la ciudad", comentó Omar.