Con una deuda que asciende a los USD 107,000 millones, Pemex será la empresa encargada de construir la refinería Dos Bocas en Tabasco y tiene el compromiso de entregarla en mayo de 2022.

Aunque ninguna empresa privada participó en la licitación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, porque consideraron que el proyecto no es viable en esas condiciones, la paraestatal tiene listos 50,000 millones de pesos (US 2,600 millones) para materializar la promesa de campaña del presidente.

"Estaban pidiendo mucho", dijo López Obrador sobre la licitación que se etiquetó como desierta. Las ofertas "se pasaron de los USD $8,000 millones y el tiempo de construcción".

Hace 40 años que Pemex no construye una refinería, pero el mandatario está empecinado en el megaproyecto, a pesar de que calificadoras y analistas económicos advierten de un eventual desastre a las finanzas públicas.

"Un proyecto de refinación de esta magnitud es complejo, costoso y debe hacerse de manera segura", aseguró a Bloomberg Ixchel Castro, analista de energía en México de Wood MacKenzie. "Acelerar estos procesos puede poner en riesgo la integridad de la refinería y socavar su rentabilidad".

Pemex es la petrolera más endeudada del mundo y tendrá la misión de iniciar el próximo 2 de junio la construcción, aunque el proyecto ejecutivo es una incógnita.

"El hecho de que avance el proyecto bajo la supervisión de Pemex y la Secretaría de Energía suma una tarea más para el equipo directivo de Pemex, que ya se encuentra luchando por frenar la caída en la producción de crudo y mejorar las refinerías existentes", expresó a Milenio el analista líder de Pemex en Moody's, Peter Speer.

"Existe el riesgo de la presión sobre las finanzas públicas, toda vez que tres de las cuatro calificadoras tienen la perspectiva de la deuda soberana de México en negativa y un recorte de calificación crediticia sería negativo para el tipo de cambio, la inflación, la tasa de interés y el crecimiento económico", agregó.

Durante su anuncio, López Obrador prometió la creación de 100,000 empleos y aceptó que se permitiría la inversión privada a nivel operativo.

Desde la mañana del jueves que se hizo su anuncio, las preocupaciones se han disparado entre los analistas financieros, incluida la Unión Europea.

"No sé si desplazar una licitación por inversión nacional sea una buena respuesta, tengo mis dudas", explicó a Milenio Klaus Rudischhauser, embajador de la Unión Europea en México.

La oposición no perdió la oportunidad de sumarse a las voces en contra. Claudia Ruiz Massieu, presidenta del PRI, criticó que no se escuche la voz de la iniciativa privada.

Pedro PARDO / AFP)
Pedro PARDO / AFP)
 

"Otra vez se toman decisiones sin tomar en cuenta a los expertos, se toman decisiones por capricho", expresó en una mesa de opinión en Televisa.

"Las cosas estaban mal, ahora están peor. La iniciativa privada le está diciendo que no es viable, que no puede ser, el IMCO dice que solo hay 2% de posibilidad de éxito", agregó Marko Cortés, presidente del PAN.

Rocío Nahle, secretaria de Energía y los legisladores del partido oficialista Morena, secundaron la decisión presidencial.

"Creo que es una decisión muy valiente por parte del presidente de la República y ustedes lo conocen, es un hombre con una gran disciplina, con mucho tesón y se va a construir esa refinería. Me canso ganso", dijo el legislador de Morena Mario Delgado.

No obstante el optimismo de los correligionarios de López Obrador, un informe de El Universal señaló que el ambicioso proyecto ya ha sido redimensionado y en lugar de considerar una megaobra, ahora se planean dos refinerías de menor tamaño.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)
 

De acuerdo con el Plan de Ejecución, las obras del próximo junio serán para la construcción de un tren de refinación con capacidad para 170,000 barriles diarios y no los 340,000 iniciales.

"Es el plan original, vamos a rehabilitar las seis refinerías que existen, ya lo estamos haciendo, este año es una inversión de 12,500 millones de pesos para rehabilitar las seis refinerías", aclaró López Obrador en su conferencia de prensa del viernes.

"Ya empezó el programa y ya se está produciendo más gasolina, porque se están operando mejor", agregó.