(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Un día como hoy, pero de 1889 nació en Walworth, Londres, Inglaterra, Charles Spencer Chaplin, considerado el mimo más famoso y uno de los actores más legendarios en la historia del cine. Este día se cumplieron 130 años del nacimiento de esta gran personalidad destacando también en facetas del celuloide como productor, guionista, director y hasta compositor.

Durante su larga trayectoria ganó dos premios Oscar por su destacado trabajo en la película "El circo" y el segundo por su contribución en el Séptimo Arte. Ambos se otorgaron de forma póstuma. Protagonizó más de 70 historias cinematográficas que iniciaron en 1913 con su primera aparición en una pantalla.

A propósito de un aniversario más de natalicio del mimo más grande de la historia, recordamos aquel momento en el que Chaplin se rindió ante uno de los cómicos más grandes en la historia del cine mexicano, Mario Moreno Reyes, mejor conocido como "Cantinflas".

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Contemporáneo a Charles, en México dominaba la escena cómica un tal Moreno Reyes que nació el 12 de agosto de 1911 y que inició su carrera en las calles de la Ciudad de México, aunque luego conquistaría a todo el mundo con su talento. "Cantinflas" comenzó a actuar a la edad de 26 años, pero en realidad fue descubierto en las carpas mexicanas ambulantes y de ahí lo demás es historia.

"El Chaplin mexicano" creó un estilo propio en el que predominaba el lenguaje de lo absurdo, la verborrea, la crítica social, el lenguaje en doble sentido y todo ello se materializó en el tan famoso verbo acuñado por el Diccionario de la Lengua Española, "Cantinflear".

El legado del cómico se basó en la mofa, la crítica y hasta el drama, pues fueron muchas las ocasiones en las que el espectador se conmovió por los momentos crudos y sensibles que plasmaron en sus películas.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Para 1956 el mexicano trascendió las barreras y se hizo mundialmente conocido por la película "La vuelta al mundo en 80 días". Tras aquel legendario papel, Mario Moreno empezó a ser idolatrado por cinéfilos y colegas.

En la cumbre de su carrera y luego de ver una de sus películas, Chaplin definió a "Cantinflas" como el comediante vivo más grande del mundo. Aquel reconocimiento fue el punto más alto para el mexicano que pasó a formar parte del imaginario colectivo azteca y mundial.

Las similitudes entre Chaplin y Moreno son varias, entre ellas el sentido de los popular, la versatilidad, la elocuencia, sus papales dentro de la industria cinematográfica y otras cosas.