(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El futbolista mexicano del West Ham de Inglaterra, Javier Hernández, volvió a las andadas. Hace unas horas protagonizó una polémica conversación a través de su cuenta de Twitter con sus seguidores al defender a todas aquellas personas que han alcanzado el éxito a través de la suerte.

Y es que "Chicharito" decidió abrir una serie de preguntas y respuestas con todos sus seguidores por esta red social, algo que rápidamente provocó los cuestionamientos y críticas de los "haters" que piensan que el mexicano ha tenido suerte por jugar en algunos de los mejores equipos de fútbol como el Real Madrid y por estar en la mejores ligas del mundo.

"No nada más en el fútbol, en la vida en general. El problema es que juzgamos a las personas que han tenido suerte en cualquier circunstancia como si por eso no merecieran y desacreditemos lo obtenido con base en la poca o mucha suerte", escribió Hernández Balcázar.

A lo que una persona le contestó que el éxito se alcanza a través del trabajo y esfuerzo diario y no por la suerte. "La suerte no existe, lo que existe es el trabajo", usó esta frase la persona de nombre José Luis Hernández para ejemplificar su punto de vista.

El ex delantero del Club Guadalajara expresó su respeto hacia los puntos de vista distintos al suyo y consideró que a pesar de ser antagónicos deben ser aceptados.

Algunos se mofaron de la profundidad de sus ideas. "Bienvenido de vuelta gran filósofo", "Gracias don mamador", "Si jugaras tanto como tuiteas tu futuro sería otro".

El jugador de fútbol no compartía una publicación en Twitter desde el pasado 3 de febrero donde retuiteó la frase de Robert Yates: "Es increíble lo que se puede conseguir cuando ningún miembro del equipo está preocupado por quien se llevará el mérito".

Hubo otros que lo defendieron: "Lamentable, muchas personas no pueden con el triunfo ajeno, y los tiran diciendo que es por suerte", "Para mí no es suerte que tú estés donde estés, estás ahí por tu trabajo", "Yo creo mucho en la suerte y he constatado que mientras más duro trabajo, más suerte tengo".

 Las críticas no pararon y Javier continuó defendiéndose con pensamientos como que todo ser humano ha tenido un tipo de suerte en algún momento de su vida o que la suerte es un resultado del trabajo y esfuerzo diario de las personas. También dijo que nadie tiene la autoridad moral para criticar el éxito de los demás.

Al final, el atacante de la selección mexicana se despidió de la conversación asegurando que pasó un buen rato y deseándoles a todos buena suerte.

Hernández Balcázar ha tocado constantemente el tema de la suerte en su carrera en entrevistas, cuentas personales de redes sociales y conferencias de prensa. Ha levantado polémica y ha sido cuestionado por los mexicanos porque creen que sus pensamientos carecen de inteligencia y sabiduría.