Rescatistas buscan sobrevivientes entre los escombros de un edificio en Ciudad de México después del terromoto del 19 de septiembre (Reuters)
Rescatistas buscan sobrevivientes entre los escombros de un edificio en Ciudad de México después del terromoto del 19 de septiembre (Reuters)

Google México en colaboración con #Verificados19S lanzó este martes un manual de recomendaciones para la sociedad civil con el objetivo de mejorar las operaciones de apoyo en casos de desastres naturales similares al sismo del 19 de septiembre de 2017.

Esta guía es resultado de un análisis de las metas obtenidas por el colectivo tras sus labores de rescate y apoyo a los damnificados por el temblor, luego de un año y medio de trabajo conjunto con la compañía estadounidense.

El Manual de Comunicación en Casos de Desastre es una sistematización de su experiencia que responde a tres preguntas básicas: ¿qué necesito para operar un centro de inteligencia que procese información?, ¿qué plataformas tecnológicas ayudan a procesar dicha información?; y ¿qué se puede mejorar de la operación para que en otro caso de desastre se puedan salvar más vidas? 

La compañía de tecnología realizó el manual en coordinación con organizaciones de la sociedad civil (Foto: Infobae México)
La compañía de tecnología realizó el manual en coordinación con organizaciones de la sociedad civil (Foto: Infobae México)

Los miembros de la organización, orientados a implementar soluciones tecnológicas para desastres naturales, enfatizaron que, aunque la información verificada siempre es escasa en eventos catastróficos, la sociedad civil puede tener un rol estratégico en tal situación; capturando, organizando y compartiendo los datos. El internet es un canal fundamental para lograr acceder a la mayor cantidad de gente posible. 

En el manual se destacan tres plataformas en línea. En orden de relevancia son Twitter, Whatssap y Telegram. Cada una sirve para cosas diferentes; en el caso de la primera, permite recabar información efectiva debido a la actualización en tiempo real de los desastres, así como el uso de hashtags e imágenes. Whatssap y Telegram, por su parte, son buenas aplicaciones para compartir tu ubicación y generar grupos de confianza que faciliten la colaboración. 

Presentación de manual de Google y #Verificados19S (Foto: Infobae México)
Presentación de manual de Google y #Verificados19S (Foto: Infobae México)

Durante la presentación del manual, sus creadores destacaron la importancia de la homologación de la información y el procesamiento de ésta. A ello se une la periodicidad de actualización, clave en cualquier plataforma empleada por los rescatistas a fin de que no se haga obsoleta. 

La historia detrás del manual

Tras la catastrofe que representó el 19 de septiembre, la falta de información actualizada, veraz y clara motivó al arquitecto Sergio Beltrán-García a generar un mapa para localizar geográficamente los edificios de la ciudad que habían sufrido un daño.  Aunque al principio esto era corroborado por el mismo, pronto se dio cuenta de la tarea titánica que representaría. En las redes sociales, como Twitter y Whatssap, sus contactos  comenzaron a reportar más zonas dañadas por el sismo. 

El desarrollo del mapa digital llegó a su límite, My Maps había sido sobrepasado por la cantidad de información. Fue ahí cuando se decidió pedir el apoyo de Google para facilitar el uso del mismo mapa por el equipo de inteligencia. 

La operación de #Verificados19s y Google México durante la emergencia, constó de dos ejes principales. El primero fue la generación de un mapa encaminado a localizar sitios clave en la emergencia. El segundo fue la estrategia digital en Twitter, dirigida a difundir necesidades especificas en zonas críticas. Ambos ayudaron a que la comunidad pudiera identificar y promover la ayuda necesaria. 

Cosas a mejorar 

Presentación de manual de Google y #Verificados19S (Foto: Infobae México)
Presentación de manual de Google y #Verificados19S (Foto: Infobae México)

En conferencia de prensa, los autores destacaron los aprendizajes que les dejó el sismo del 19 de septiembre. En el caso concreto de las personas que estuvieron operando en terreno, se destacó que el uso de formularios digitales no resultó útil para la gestión de la demanda en las zonas cero, debido a la urgencia y velocidad con la que en estos sitios cambiaba la situación.

Debido a que los coordinadores que fungieron como brokers se encargaron de gestionar toda la información que llegaba, al final la operación se centralizó, volviendo indispensables a un pequeño grupo de personas, que en muchos casos, no tenían la preparación ni herramientas para operar en el desastre.