El Cártel Santa Rosa de Lima opera en Guanajuato.
El Cártel Santa Rosa de Lima opera en Guanajuato.

La escalada de violencia en el estado de Guanajuato se ha hecho pública las últimas semanas, la más reciente este martes ante el cierre de vialidades por quema de autos en el municipio de Villagrán.

Sin embargo la captura de huachicoleros (ladrones de combustible), encabezados por el Cártel de Santa Rosa de Lima es sólo uno de los múltiples problemas del estado, ya que durante los últimos meses este grupo delictivo se ha disputado el estado con su principal enemigo: el Cártel Jalisco Nueva Generación.

A pesar de su incipiente creación en 2017, el Cártel de Santa Rosa de Lima ha protagonizado escenas de violencia en el estado donde se ha documentado un crecimiento en homicidio del 400% entre 2015 a 2018, según datos de México evalúa. Esto significa un promedio de 100 asesinados al mes, tres muertos al día.

Esta violencia alcanzó hasta los niños. En tan sólo nueve meses en 2018, 13 niños murieron como víctimas colaterales en ataques entre grupos del crimen organizado.

Entre éstas víctimas están tres bebés, de tres meses, uno y dos años. También el sueño de dos jovencitas por festejar sus 15 años fue destrozado por las balas, documentó el portal de información local AM.

Gran parte de esta violencia es para disputarse el llamado triángulo dorado del huachicol que abarca las ciudades de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Apaseo, también llamada ha sido denominada como "El Triángulo de las Bermudas" porque ahí desaparecen todas las pipas que llevan hidrocarburos a otros lugares a través de las carreteras.

En 2017 Guanajuato se convirtió en la entidad con más tomas clandestinas de gasolina detectadas en el país con 1,825. Precisamente el Cártel de Santa Rosa de Lima depende de la ordeña de combustibles, que representa cerca del 90% de sus ingresos.

José Antonio Yepez Ortíz, alias el “Marro” es señalado como líder del Cártel de Santa Rosa de Lima que opera en Gunajuato Foto: Especial
José Antonio Yepez Ortíz, alias el “Marro” es señalado como líder del Cártel de Santa Rosa de Lima que opera en Gunajuato Foto: Especial

Y es que el estado a contar con una refinería en Salamanca también se convierte en un punto estratégico para el huachicol.

En septiembre de 2018 un ingeniero de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue asesinado en el estado de Guanajuato cuando transitaba en su automóvil por una vía entre los municipios de Salamanca y Celaya.

Identificado como Eduardo Gámez, el ingeniero asignado a la refinería "Antonio M. Amor", de Salamanca, fue baleado por hombres armados que viajaban en dos camionetas, lo alcanzaron y dispararon en su contra al menos 50 balas de alto calibre.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se atribuyó el ataque al dejar en el parabrisas del automóvil deportivo Dodge Challenger rojo una cartulina con un mensaje de amenaza dirigido a un líder del Cártel Santa Rosa de Lima en la región.

En octubre del año pasado, el Cártel de Santa Rosa de Lima anunció su aparición en un video que se les atribuye donde retaba al Cártel Jalisco Nueva Generación y a su líder Nemesio Oseguera Cervantes "El Mencho" a dejar la plaza. El video se filmó en un llano donde se ve a decenas de hombres con uniformes tipo militar, la mayoría con los rostros cubiertos y armas largas en una decena de vehículos y a pie.

Se dieron múltiples enfrentamientos y levantados de ambos lados, el Cártel de Jalisco Nueva Generación también contestó y retó al cártel local liderado por José Antonio Yepez Ortíz, alias el "Marro", considerado el criminal más buscado en Guanajuato.

Ante esta lucha frontal, según La Silla Rota supuestamente gente del "Marro" habría buscado a gente de "El Mayo" Zambada para que le ayudara a combatir a "El Mencho" y el el CJNG, sin embargo se dijo que respondió que su negocio no era robar y declinó apoyarlo.

Capos del huachicol

Y es que los capos de huachicol están ligados directamente con venta y distribución de droga, así como secuestros y robos.

Roberto de los Santos de Jesús, mejor conocido como "El Bukanas", pertenece a la organización criminal de los Zetas y su mayor influencia se encuentra en Puebla y Veracruz.

Antonio Valente Martínez Fuentes conocido como "El Toñín", pertenece a la organización criminal de Los Toñines, él también se mueve por los estados de Puebla y Veracruz.

Nemesio Oseguera Cervantes alias "El Mencho" pertenece a la organización criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y se mueve por los estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Colima, Veracruz, Querétaro, Puebla y Estado de México.

Óscar García Téllez, conocido como "El Loco Téllez" pertenece a la organización criminal de "Los Locos" y también trabaja en la zona de Puebla y Veracruz, un área rica en ductos.

La búsqueda y captura de estos narcos y cárteles ha tenido diversas etapas, se dio a conocer que el gobierno mexicano ha hecho una inversión millonaria de USD 352 millones desde 2015 para capturar a "El Mencho", el narco más buscado en México. En ambos lados de la frontera se aumentó este año la recompensa por su captura, pero "El Mencho" no cede a la persecución.