Alex Cifuentes fue uno de los hombres más cercanos al narcotraficante mexicano “El Chapo” (Foto: REUTERS)
Alex Cifuentes fue uno de los hombres más cercanos al narcotraficante mexicano “El Chapo” (Foto: REUTERS)

Alex Cifuentes, narcotraficante colombiano testigo en el juicio contra "El Chapo", quien declaró que Joaquín Guzmán Loera pagó un soborno de 100 millones de dólares al expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, trabajó con el capo de Sinaloa hasta el 2013, año en el que fue arrestado.

Cifuentes es considerado como uno de los hombres más cercanos a Guzmán. "Su brazo derecho y  también el izquierdo", dijo el narco colombiano que vivió con "El Chapo" durante dos años en la sierra del  llamado "Triangulo Dorado" que comprende los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa.

El capo colombiano de 51 años, participó en numerosas operaciones para comprar cientos de kilos de cocaína en Bolivia, Ecuador , Panamá y Colombia, para después vender esa droga, heroína y metanfetamina en Canadá y Nueva York.

Cifuentes participó prácticamente en todas las operaciones del Cártel de Sinaloa durante el tiempo que vivió con Guzmán Loera (Foto: REUTERS)
Cifuentes participó prácticamente en todas las operaciones del Cártel de Sinaloa durante el tiempo que vivió con Guzmán Loera (Foto: REUTERS)

Cifuentes fue apresado en 2103 y extraditado a Estados Unidos en 2016, país en donde cumple su condena. En diciembre pasado ya había rendido testimonio en los juzgados de Brooklyn, en el juicio que autoridades estadounidenses llevan contra Joaquín Guzmán.

El ahora testigo, es  hermano de Jorge Cifuentes, también narcotraficante, de hecho Jorge fue quien convenció a Alex de colaborar con las autoridades:  "Él me dijo que con los americanos debo confesar la forma en que confesaría a Dios. Y si fueras a juicio, yo sería el primero en sentarme y testificar en tu contra", relató Alex sobre cómo fue convencido de ser testigo protegido.

Alex Cifuentes ha dicho en  tres ocasiones ante el juez Brian Cogan,  en  declaraciones juradas, lo que repitió este  martes."Joaquín me lo comentó", dijo cuando fue interrogado por el abogado de El Chapo, Jeffrey Lichtman, sobre el soborno a Peña Nieto.

Joaquín Guzmán Loera enfrenta un juicio  por negocios ilícitos en una corte de Nueva York (Foto: Especial)
Joaquín Guzmán Loera enfrenta un juicio  por negocios ilícitos en una corte de Nueva York (Foto: Especial)

Además de acusar a Peña, el declarante comentó otros supuestos sobornos de Guzmán y sus aliados a funcionarios mexicanos. Aseguró que al menos en dos ocasiones los capos le pagaron a militares  para realizara operativos "para matar o capturar" a integrantes del Cártel de los Beltran Leyva.

Cifuentes no creció en un familia normal. Desde muy niño inició su carrera criminal siguiendo los pasos de su padre, quien contrabandeaba cigarrillos en un principio pero terminó  comercializando cocaína.

Ya siendo adultos,  Alex y su hermano le llamaban a su madre para consultarle asuntos de sus negocios ilegales,según contó en la corte federal del Distrito Este de  Nueva York, durante una de sus declaraciones en el juicio contra "El Chapo".

Luego trabajó para sus hermanos mayores, primero llevando sus cuentas y más tarde representándolos ante su principal socio, ‘El Chapo’.

El capo hizo sorprendentes revelaciones en el estrado sobre la dinámica familiar de los Cifuentes. Contó la ocasión en que ordenó a su sobrino Jaime el asesinato del novio de su sobrina, porque pensaba que era informante.

Años más tarde, el narcotraficante consideró que Jaime también era “una rata” que delataba sus actividades criminales, por lo que instruyó al primo de la víctima, Sebastián, que lo matara.

Las diferencias entre la familia Cifuentes escalaron al grado que antes de su muerte, Jaime había secuestrado a su abuela, la madre de Alex.

Alex Cifuentes participó prácticamente en todas y cada una de las operaciones del Cártel de Sinaloa en aquellos años que vivió con el capo, se encagarba de comprar, transportar y distribuir drogas a los Estados Unidos, además de adquirir armas, comprar propiedades para el cultivo de coca,  construir pistas clandestinas y hasta sirvió de traductor con mafiosos canadienses 

Si alguien podía sacarle lo trapos sucios al narcotraficante más infame era Cifuentes.