Pemex reforzó el abasto mediante pipas en distintos puntos del país. (Foto: Especial)
Pemex reforzó el abasto mediante pipas en distintos puntos del país. (Foto: Especial)

Largas filas, compras de pánico y desesperación son el resultado del desabasto de gasolina que afecta a distintos estados del país, luego de que Petróleos Mexicanos (Pemex) cambió su estrategia de distribución como parte del plan para combatir el robo de combustibles conocido como "huachicol".

Ante la urgencia de los consumidores, las protestas de gobernadores y las pataletas de la oposición, la empresa informó que no hay desabasto de gasolina en el país ni especulación de precios, pero admitió retrasos en la distribución por la decisión de llevar los combustibles en transportes más seguros para evitar el robo.

"Nuestras terminales de almacenamiento y despacho cuentan con suficiente inventario para cubrir la demanda de la población", afirmó.

La distribución –que ahora se concentra en pipas– ha afectado la logística de entrega a las estaciones del país, principalmente en Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro, explicó la empresa en un comunicado, luego de la inconformidad que ha levantado el desabasto en gasolineras.

Para enfrentar el retraso en el despacho de combustible, Pemex informó que incrementó 20% la distribución en los estados afectados, a través de auto-tanques y carro-tanques, y pidió a la población no realizar compras extraordinarias de gasolina.

"Pemex apela a la comprensión y apoyo de la sociedad, pues con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el llamado 'huachicoleo'", apuntó.

Desde el pasado 27 de diciembre, el Ejército encabeza el plan conjunto contra el “huachicol”. (Foto: Especial)
Desde el pasado 27 de diciembre, el Ejército encabeza el plan conjunto contra el “huachicol”. (Foto: Especial)

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, difundió esa información en su cuenta en Twitter y el vocero del gobierno federal, Jesús Ramírez, también publicó un tuit sobre el tema, en el que aseguró que el abasto de gasolina se normalizará lo antes posible.

Reiteró que no hay un problema de desabasto y que el retraso de entrega se debe al cambio en su distribución como parte del plan contra robo de combustibles, por lo que pidió la comprensión de los consumidores.

En las ciudades afectadas, sin embargo, la paciencia se agota ante la falta de combustible en las estaciones de servicio, que han tomado medidas como limitar la venta para racionalizar el combustible.

Guanajuato, donde se ubica la refinería de Salamanca, es tal vez el estado más afectado, pues allí los concesionarios de las gasolineras reportaron el cierre temporal de aproximadamente 90% de sus estaciones debido a la falta de combustible.

También en Tamaulipas hay el reporte de gasolineras cerradas por el desabasto, principalmente en las ciudades de Ciudad Victoria y Reynosa, donde afirman que 70% de las estaciones tuvo que suspender el servicio.

Los bidones asegurados en tomas clandestinas localizadas en distintos estados del país. (Foto: Especial)
Los bidones asegurados en tomas clandestinas localizadas en distintos estados del país. (Foto: Especial)

La preocupación en el país se extendió este fin de semana, dado que este lunes comienzan las clases luego de la temporada de vacaciones de fin de año, lo que disparará la demanda y la inconformidad.

El pasado 27 de diciembre el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el plan conjunto para combatir el robo de combustible en el país, que significó pérdidas por 66.000 millones de pesos en el último año. 

El presidente denunció la operación de toda una red de venta ilegal de combustible, desde las entrañas de Petróleos Mexicanos, por lo que instruyó el ingreso del Ejército y la Marina a las instalaciones petroleras y de refinación.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República (PGR) en 15 días el Ministerio Público Federal (MPF) aseguró 261.000 litros de combustible presuntamente robado en cinco entidades de la República, casi la mitad en Jalisco.

En los operativos en los que participan elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM), Seguridad Física de Pemex, la Policía Federal (PF), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y corporaciones estatales.

Del combustible asegurado, 119.500 litros (45% de total) fueron decomisados en Jalisco, en los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Tala, Zapotlanejo y Zapopan.

En Tamaulipas se aseguraron 63.780 litros más en Matamoros, Llera y Río Bravo; 50.317 litros en los municipios de Nextlalpan y Almoloya de Juárez, en el Estado de México, y 27.620 litros en Querétaro y Puebla.

A su vez se localizaron y clausuraron 34 tomas clandestinas, 20 de ellas en el Estado de México, en los municipios de Tezoyuca, Acolman y Aculco, y el resto, en Jalisco.

Por estos hechos se abrieron 51 carpetas de investigación "contra quien o quienes resulten responsables por la probable comisión del delito de posesión ilícita de más de 261.000 litros de hidrocarburo y la localización de 34 tomas clandestinas", informó el Ministerio Público federal.

Pemex además canceló 103 permisos a estaciones de servicio del país por vender gasolina y diesel robado por los huachicoleros, en los estados de Puebla, Guanajuato y Estado de México, según un reporte de la empresa enviado a la Cámara de Diputados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: