La cancelación del aeropuerto en Texcoco tuvo efecto en el mercado financiero mexicano.
La cancelación del aeropuerto en Texcoco tuvo efecto en el mercado financiero mexicano.

Los inversionistas extranjeros sacaron del país 40.762 millones de pesos (aproximadamente 2.000 millones de dólares al tipo de cambio actual) entre la semana previa y los tres días posteriores a la consulta pública que decidió la cancelación de aeropuerto internacional de Texcoco, de acuerdo con los datos del Banco de México, institución central mexicana.

La salida de capitales extranjeros hizo que octubre reportara una baja en la tenencia de bonos emitidos por el gobierno federal en el mercado financiero local, respecto de los meses previos, durante los cuales había aumentado la participación foránea en estos instrumentos, según la misma fuente.

A partir del resultado de la consulta, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció la cancelación del aeropuerto que el gobierno de Enrique Peña Nieto construía en Texcoco con una inversión total prevista de 13.300 millones de dólares.

La cancelación de la obra de inmediato se reflejó en una depreciación del peso –que cerró octubre con una pérdida de 8.45%– y generó críticas de las  calificadoras de inversiones extranjeras.

El domingo 11 de noviembre grupos ciudadanos se manifestaron en favor de seguir la obra en Texcoco.
El domingo 11 de noviembre grupos ciudadanos se manifestaron en favor de seguir la obra en Texcoco.

En el mercado de dinero local, donde se negocian los bonos gubernamentales, la consulta y la cancelación de la obra ocasionaron una disminución en el monto que inversionistas extranjeros mantienen en estos instrumentos, de acuerdo con la información oficial.

El 17 de octubre, una semana antes de la consulta, los inversionistas extranjeros mantenían en su poder bonos gubernamentales por 2 billones 144 mil 323 millones de pesos.

Para el 23 de octubre, un día antes del inicio de la consulta, esa cifra disminuyó a 2 billones 143 mil 775 millones de pesos y a final de mes, el 31 de octubre, cayó a 2 billones 103 mil 560.67 millones de pesos.

Esta cantidad fue menor en 40.762.85 millones pesos a la reportada una semana antes de la consulta, de acuerdo con los registros del banco central.

La participación de los inversionistas extranjeros como tenedores de bonos de deuda gubernamental se da mediante la adquisición de Certificados de la Tesorería de la Federación, Bonos de Desarrollo, Bonos y Udibonos, un instrumento con valor indexado a la inflación.

La llegada de dólares por inversión extranjera en valores gubernamentales es un indicador de confianza que favorece un tipo de cambio más estable y ayuda a reducir las presiones inflacionarias.

En las últimas semanas, sin embargo, hay mayor percepción de riesgo en el país y volatilidad en los mercados, lo que ha presionado variables como el tipo de cambio y la inversión foránea en valores gubernamentales.

Frente a esta situación, este lunes 12 de noviembre los bonos mexicanos a 10 años alcanzan un rendimiento de 8.9%, su nivel máximo desde 2010.

La salida de capitales en títulos de gobierno no es la más alta. En febrero de 2018 se registró una baja de 2.835 mdd y en junio de 2016 hubo un descenso de 2.265 mdd.

Este jueves el Banco de México tomará la decisión de qué hacer con la tasa de interés objetivo. Se baraja la posibilidad de la suba en 25 puntos base para llevarla a 8.0% desde el 7.75% actual.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: