El poderoso huracán Willa, que tiene en alerta a las autoridades mexicanas, se debilitó a la categoría 4 mientras se acerca a la costa del Pacífico mexicano, donde la lluvia y oleaje en varias zonas turísticas anticipan la próxima llegada de este fenómeno "extremadamente peligroso".

Más temprano, el huracán había alcanzado la categoría 5, máxima en la escala Saffir-Simpson.

Según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), con sede en Miami, a las 21.00 GMT Willa se encontraba a 215 km de las islas Marías y a 175 km de Cabo Corrientes, frente a la costa noroeste de México.

Los vientos máximos sostenidos del huracán bajaron su intensidad a 250 km/h, asegura el NHC, que sin embargo califica al fenómeno meteorológico de "extremadamente peligroso".

Las autoridades esperan que Willa toque tierra este martes.

"Aunque se pronostica un ligero aumento para el martes, se espera que sea un huracán extremadamente peligroso cuando alcance la costa mexicana", advirtió este lunes el NHC.

El Servicio Meteorológico mexicano informó, por su lado, que se mantiene una "zona de vigilancia desde Playa Perula, en Jalisco, hasta Bahía Tempehuaya, el norte de Mazatlán, Sinaloa" por la cercanía de Willa.

Protección Civil, de la secretaría de Gobernación (Interior), declaró en alerta verde por cercanía de ciclón la costas de Sinaloa, Jalisco y Nayarit, donde se suspendieron las clases a partir de este lunes y se lanzan constantes mensajes para que los pobladores se preparen para llegada del fenómeno.

La cercanía del huracán provocará este lunes cielo nublado, vientos y oleaje de hasta cinco metros en las costas del Pacífico central.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: