Un alcalde del Estado de México fue golpeado por habitantes de la comunidad de La Pastora, en el municipio de Ocuilán, Estado de México, luego de que intervino junto con la policía para liberar a dos mujeres que iban a ser linchadas.

Esto ocurrió luego de que gente de la comunidad acusó a dos mujeres que viajaban en un auto sin placas de pretender robar niños.

Así quedó el alcalde Félix Alberto Linares tras la golpiza (El Sol de Toluca)
Así quedó el alcalde Félix Alberto Linares tras la golpiza (El Sol de Toluca)

Un habitante de la comunidad aseguró que su actitud era sospechosa y por eso llamó a sus vecinos, quienes las sometieron, golpearon y amarraron a un poste de luz, amenazándolas con quemarlas vivas.

Al lugar llegaron policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes las rescataron de la turba que pretendía lincharlas.

Una de las mujeres que fue acusada de intentar robar niños
Una de las mujeres que fue acusada de intentar robar niños

La intervención policiaca despertó la ira de la comunidad y un grupo de personas se trasladó a una bodega donde se hallaba el alcalde Félix Alberto Linares, y comenzaron a golpearlo. A su rescate llegaron policías estatales que lo arrebataron de la multitud.

Una patrulla quemada en Oculián (SéunoNoticias)
Una patrulla quemada en Oculián (SéunoNoticias)

Los habitantes de La Pastora la emprendieron entonces contra una patrulla que incendiaron y amenazaron con quemar un par de camiones recolectores de basura.

LEA MÁS: