Un ex gobernador del partido oficialista de México, quien desde hace un mes se encuentra encarcelado en la capital acusado de supuesta corrupción, se declaró el jueves en huelga de hambre para denunciar que es víctima de una persecución política.

Javier Duarte, quien hasta el año pasado gobernó el estado petrolero de Veracruz, en la costa del Golfo, es sospechoso de haber desviado millones de dólares durante su mandato.

Duarte, que fue extraditado el mes pasado desde Guatemala, ha negado cualquier irregularidad.

"Esta decisión la tomo con la finalidad de que se detenga la persecución política y la cacería de brujas que existe en mi contra y en contra de mis ex colaboradores", escribió Duarte, en una carta leída por el presentador del noticiario estelar de la televisora Imagen Televisión.

La Secretaría de Gobernación no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Autoridades de la Ciudad de México tampoco pudieron ser contactadas de inmediato, aunque Imagen Televisión dijo que el sistema penitenciario estaba al tanto de la huelga de hambre.

Varios escándalos de corrupción han acosado al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y a ex gobernadores de su Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El ex gobernador Roberto Borge se encuentra bajo arresto en Panamá mientras se decide su extradición a México, donde es acusado de corrupción, entre varios delitos.

A principios de abril fue detenido en Italia el ex gobernador del norteño estado de Tamaulipas Tomás Yarrington, buscado por México y Estados Unidos por supuestos vínculos con el narcotráfico.

El ex gobernador priista César Duarte está prófugo tras emitirse una orden de aprehensión por presunto peculado

(Con información de Reuters)

LEA MÁS: