Ecuador: más de 42.000 tortugas marinas nacieron en los últimos tres años

Nacidas en las costas ecuatorianas, pertenecen a especies catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción

Solo una de cada 1.000 tortugas logras llegar al mar después de nacer. (Foto: Ministerio del Ambiente de Ecuador).
Solo una de cada 1.000 tortugas logras llegar al mar después de nacer. (Foto: Ministerio del Ambiente de Ecuador).

Desde que salen de sus nidos, las tortugas se enfrentan a amenazas que les impiden a muchas llegar al océano. Las que logran entrar a las aguas tampoco están a salvo porque se exponen al mar de plásticos que plaga sus ecosistemas. De acuerdo con la National Geographic, tan solo una de cada mil tortugas que salen del huevo logra sobrevivir hasta la edad adulta.

Mientras tanto, en las playas de Esmeraldas, conocida como la provincia verde en Ecuador, se ha registrado el nacimiento de más de 42.000 tortugas marinas en los últimos tres años y se ha verificado su ingreso al mar. Las tortugas pusieron sus nidos y estos fueron contabilizados y observados por especialistas y guardaparques de los Refugios de Vida Silvestre Manglares Estuario del Río Esmeraldas, Río Muisne y Reserva Marina Galera San Francisco.

Los Refugios de Vida Silvestre Manglares Estuario se encuentran en la desembocadura del río Esmeraldas en el océano Pacífico. El área comprende los manglares que existen en la desembocadura del río Esmeraldas y una zona aledaña con parches de matorral seco.

En cambio, la Reserva Marina Galera San Francisco es la primera reserva marina del Ecuador continental. Según explica el Ministerio del Ambiente en su página web, durante varios años se tenía la sospecha de que la franja costera y los ambientes marinos que se encuentran frente a las poblaciones de Galera, Estero de Plátano, Quingue y San Francisco –ubicadas en el suroeste de la provincia de Esmeraldas– albergaban una riqueza biológica comparable a la de las aguas de Galápagos. Esta sospecha se confirmó en el 2008 luego de varios años de trabajo de varias entidades.

Para cerciorarse del estado de las tortugas, sus huevos y sus nidos, los guardaparques realizaron recorridos diarios, diurnos y nocturnos, incluidos fines de semanas y feriados, en las playas de anidación ubicadas en los cantones de Esmeraldas y Muisne, e implementan el Protocolo de Monitoreo generado con base al Plan Nacional para la Conservación de las Tortugas Marinas, indicó el Ministerio del Ambiente en un comunicado.

02-08-2021 Crías de tortuga boba.

La contaminación plástica crea una "trampa evolutiva" para las tortugas marinas jóvenes, según muestra una nueva investigación dirigida por la Universidad de Exeter.

POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
PIXNIO
02-08-2021 Crías de tortuga boba. La contaminación plástica crea una "trampa evolutiva" para las tortugas marinas jóvenes, según muestra una nueva investigación dirigida por la Universidad de Exeter. POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA PIXNIO

En total, desde el 2019, se han contabilizado 42,580 neonatos de tortuga marina ingresados al mar, de un total de 601 nidos eclosionados. La mayoría de las tortugas nacidas en Esmeraldas corresponden a las especies Golfina (Lepidochelys olivácea), seguida de la Tortuga Verde (Chelonia mydas) y Laúd (Dermochelys coriácea).

La tortuga verde está catalogada como “en peligro” de extinción, y la tortuga golfina fueron declaradas como especies “vulnerables”, según la Lista Roja de La Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La temporada de monitoreo de las tortugas marinas se realiza entre junio y febrero del siguiente año, con una duración de 8 meses.

El proceso de arribo, desove –puesta de huevos– y retorno al mar de las tortugas marinas tiene un tiempo estimado entre 40 y 50 minutos. Los guardaparques, con el apoyo de voluntarios, esperan que inicie el proceso de desove para intervenir tomando las medidas morfológicas. Luego se colocan identificativos y se ingresan los datos recolectados en una ficha técnica. Las autoridades ambientales han explicado que “el manejo del espécimen debe ser con mucho cuidado para evitar provocar afectaciones al mismo”.

Depredadores como cangrejos, zorros y aves se alimentan de las crías a las que capturan durante su corta pero difícil travesía desde sus nidos en la playa al mar, explica la National Geographic, por ello, cuando un nido corre peligro, se lo reubica y monitorea para garantizar el nacimiento de las tortugas. Si en alguno de estos procesos hay visitantes en la playas, los guardaparques del área se encargan de delimitar el nido, con una distancia de tres metros, para garantizar que el proceso se complete de la manera más natural posible.

Desde el desove hasta su nacimiento de las tortugas pasarán entre 45 y 51 días. Además, pueden poner más de 150 huevos por nido y pueden anidar varias veces en cada estación, de acuerdo con lo publicado por la National Geographic, con lo cual compensan las altas tasas de mortalidad que impiden a la mayoría de las tortugas marinas llegar a la madurez.

Seguir leyendo.

TE PUEDE INTERESAR