Época de Oro: el día que intentaron asesinar a Yolanda Varela

La actriz habría dejado pasar el evento ya que no se repitió y nunca se encontró al culpable

Yolanda Varela se caracterizó por ser una mujer enfocada en su carrera al punto en que rechazaba al amor (Foto: IMDb)
Yolanda Varela se caracterizó por ser una mujer enfocada en su carrera al punto en que rechazaba al amor (Foto: IMDb)

Yolanda Varela fue una de las actrices más admiradas de la Época de Oro por su talento, pero se hizo de muchos seguidores por su belleza, mismos que habrían reaccionado de muy mala forma a los constantes rechazos de ella.

Aunque la carrera de Yolanda llegó a su fin de forma temprana, cuando decidió retirarse del medio artístico para dedicarse al hogar, logró muchos éxitos en el cine nacional, como su aparición en la película Escuela de rateros y Dos tipo de cuidado, al lado de Pedro Infante, y Lo que le pasó a Sansón, junto a Germán Valdés Tin Tan.

Se inició en la actuación desde muy joven, cuando sólo tenía 16 años, no obstante, la primera vez que llamó la atención del público fue cuando se convirtió en la ganadora del certamen de belleza Reina de los fotógrafos, el cual principalmente se encargó de resaltar su potencial frente a las cámaras.

Desde ese concurso comenzó a recibir ofertas de trabajo y a hacerse de fanáticos por todo el país, quienes estaban dispuestos a todo con tal de poder obtener al menos un autógrafo de la joven histrionisa.

Desde muy joven, Yolanda comenzó a recibir la atención del público masculino que admiraba su belleza (Foto: INAH)
Desde muy joven, Yolanda comenzó a recibir la atención del público masculino que admiraba su belleza (Foto: INAH)

Pese al interés de admiradores y pretendientes, Varela siempre se mostró como una mujer enfocada en su carrera artística y rechazaba invitaciones y regalos, algo que habría molestado a alguno de los que no lograban llamar su atención.

Cuando Yolanda tenía tan solo 22 años sufrió un ataque que puso en peligro su vida. Según reportó Paco Macías, fue una noche de mayo cuando la protagonista de Isla para dos se despertó con un fuerte estruendo que provenía de una de las ventanas de su recámara.

Sin imaginar que se tratara de un evento que atentara contra su integridad, se levantó de su cama y caminó hasta su ventana, la cual encontró con un gran hueco, aunado a esto, también encontró la bala que había atravesado el cristal.

La actriz habría sido víctima del atentado en primavera de 1952 (Foto: Twitter / @cineoro)
La actriz habría sido víctima del atentado en primavera de 1952 (Foto: Twitter / @cineoro)

En medio de su desconcierto pidió ayuda a las autoridades y la noticia dio la vuelta al país gracias a los medios que reportaron el ataque. Según informó uno de los periódicos, el balazo habría sido disparado por parte de uno de los seguidores de la actriz, quien buscó venganza al haber sido rechazado.

El disparo lo habría hecho desde enfrente de la casa de la joven. Las investigaciones no habrían apuntado a ningún posible autor del atentado, inclusive, se creyó que fue una bala perdida la que llegó a la habitación de Varela, pero ella pensaba que sí había sido intencionado.

La razón para que Yolanda pensara que fue un ataque en contra de ella fue porque poco antes alguien había llamado a su teléfono, pero ella se tardó en atenderlo, por lo que colgaron antes de que contestara.

Pese a la fama de Varela y la gravedad del ataque, no obtuvo más atención debido a que las autoridades se quedaron con la versión de que fue una bala perdida (Foto: IMDb)
Pese a la fama de Varela y la gravedad del ataque, no obtuvo más atención debido a que las autoridades se quedaron con la versión de que fue una bala perdida (Foto: IMDb)

Las autoridades nunca pudieron llegar al culpable, por lo que la versión que se mantuvo fue que en realidad disparó alguna persona ebria que pasaba frente a la casa de Varela y, sin intenciones de asesinarla, dirigió el proyectil hacia su habitación. Nadie volvió a atentar en contra de la vida de la histrionisa, así que el incidente pasó a ser historia.

Años después, cuando tan sólo tenía 34 años, la protagonista de El niño y el muro comenzó a frenar su carrera tras haberse casado con Fernando de Fuentes Reyes, hijo del afamado cineasta Fernando de Fuentes. La actriz estaba decidida a dedicarse completamente a su familia y a partir de 1964 aceptó participar en sólo tres películas más.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR