Rivalidades en la cocina de MasterChef México, Osvaldo e Itzel protagonizaron polémica

Con cada capítulo, los participantes deben presentar mejor sus platillos, además de tener una estrategia para identificar a sus rivales y amigos

Cada vez más aumenta la dificultad en la cocina de MasterChef por lo que los cocineros enfrentan mayor presión. (Foto: Twitter @MasterChefMx)
Cada vez más aumenta la dificultad en la cocina de MasterChef por lo que los cocineros enfrentan mayor presión. (Foto: Twitter @MasterChefMx)

Cada vez aumenta la presión y exigencia en la cocina de MasterChef México, poco a poco el número de participantes se va a reduciendo. Los capítulos finales están cada vez más cerca, en consecuencia las rivalidades entre los concursantes aumenta cada vez más. En esta ocasión las rivalidades surgieron entre Osvaldo e Itzel ya que unos tacos de canasta fueron el origen de la polémica que continuó a lo largo del programa.

Para el reto en equipos los participantes tuvieron que preparar tacos de canasta que serían regalados a personal de limpieza de la Alameda Central. Un platillo típico y tradicional de las calles de la Ciudad de México que conserva una tradición en sabor y texturas.

Osvaldo originario de Veracruz desconocía la preparación del platillo, tuvo que dejarse guiar por sus compañeros que conocían el sabor, Lizzi, Adrián y José Luis se convirtieron en el motor que sacó a flote el equipo rojo. Por su parte Itzel, la “Soldado” Esquivel y Salime tuvieron que doblegar esfuerzos ya que al ser un equipo con tres integrantes estaban en desventaja.

(captura de pantalla Twitter)
(captura de pantalla Twitter)

Salime sorprendió a los espectadores del reality show al decir que nunca había probado los tacos de canasta. Aunque la participante es originaria de Campeche, justifica la razón del por qué no ha probado este platillo tan particular, los usuarios en Twitter no perdonaron su comentario ya que en cada capítulo dice que no sabe qué cocinar, no sabe cómo prepararlo, entre otras frases que hacen dudar de su participación en el programa.

Por el manejo de técnica, la habilidad para vender su producto y el respeto al sabor clásico de los tacos y la salsa, el equipo rojo subió al balcón. Su festejo causó incomodidad al resto de los cocineros, en especial el de Itzel porque ella pensó que su equipo ganaría por las buenas críticas de los chefs, sin embargo no obtuvo ningún voto de los comensales invitados.

Automáticamente el resto de los participantes tuvieron que cocinar para un reto de salvación, el factor sorpresa fue que debían cocinar con instrumentos limitados y el objetivo no era el platillo, sino la limpieza de la estación. Algunos participantes se burlaron de Erubiel porque tiene la mala fama de ser uno de los concursantes más sucios y poco higiénicos del programa.

(captura de pantalla Twitter)
(captura de pantalla Twitter)

Previo al inicio del reto, Itzel comentó que no se sentía mal por estar abajo. “Los que estamos aquí abajo somos más fuertes y los que están haya arriba son los débiles”, afirmó Itzel Paniagua. El comentario no les agradó a los cocineros que habían ganado, se sintieron ofendidos por el ego y orgullo que mostraba Itzel. “Hay gente que no debería estar en el balcón”, apuntó Itzel.

Cuando llegó la hora de calificar la presentación de platillos y limpieza de los participantes del programa, las dos cocineras que mejor desempeño tuvieron en el reto fueron Itzel y Adriana. El chef Herrera sorprendió a los participantes al darle el poder a los ganadores del balcón de elegir quien se salvaría del reto de eliminación. Todos coincidieron que Adriana debía subir, los jueces aceptaron y permitieron que se uniera a su grupo de amigos.

La decisión caló nuevamente el orgullo de Itzel y dijo tras de cámaras que eso la motivaba a sacar su mejor versión y vencer a sus rivales que la querían afuera. La actitud de superioridad de Osvaldo tras ganar con unos tacos que él no cocinó y que solo coordinó la operación molestó a los usuarios en Twitter ya que durante todo el programa quiso demostrar que él sabía de cocina al criticar al resto de sus compañeros.

Por un helado vegetariano mal desempeñado fue la eliminada de la noche. (Foto: Twitter @MasterChefMx)
Por un helado vegetariano mal desempeñado fue la eliminada de la noche. (Foto: Twitter @MasterChefMx)

En el reto de eliminación, cada cocinero tenía que preparar un platillo vegetariano, la regla puso en apuros a la mayoría de los participantes, por ejemplo, Salime no supo diferenciar si un lácteo era válido para el reto. La mejor que desempeñó el reto fue Itzel, así que subió al balcón. Evidentemente no fue recibida entre abrazos y alegría, la tensión entre los concursantes se podía observar.

Los dos peores platillos fueron de Erubiel y Salime, el mal manejo de la técnica, la imprecisión en el sabor y una mala organización fueron las causas por lo que uno de los dos saldría del programa. La eliminada de la noche fue Salime ya que su intento de helado quedó en eso, en un intento desastroso que congeló en la totalidad su mezcla y no tenía sabor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: