Usuarios firman petición para que Netflix retire 365 dni por promover la violencia contra la mujer

Organizaciones civiles acusan a la película de idealizar y romantizar los secuestros y abusos sexuales

La película ha sido criticada por ser uno de las peores series que ha producido Netflix pero sigue siendo entre las más vistas a nivel mundial (Foto: Instagram @365movie)
La película ha sido criticada por ser uno de las peores series que ha producido Netflix pero sigue siendo entre las más vistas a nivel mundial (Foto: Instagram @365movie)

La película de Netflix llamada 365 días ha sido una de las más vistas de la aplicación de streaming a nivel internacional, sin embargo, esto no ha sido sin el costo de manejar un tema tan polémico como lo es el síndrome de Estocolmo y la violencia tanto sexual como contra la mujer. Por ello muchos usuarios de internet hicieron una petición en change.org para pedir que se retire el largometraje.

La petición argumenta que la película glorifica la violencia contra las mujeres, que hace apología a la cultura de la violación y genera una percepción equivocada del Síndrome de Estocolmo, en el cual una víctima de secuestro idealiza y desarrolla un fuerte vínculo de afecto hacia su secuestrador, esto puede llevar a que la víctima se vea como un cómplice para su propio secuestrador.

365 días muestra la vida entre un mafioso italiano, Massimo, quien durante un vuelo abusa sexualmente de una aeromoza, el violador se obsesiona con ella y ese mismo día logra secuestrarla, llevándola a una habitación oscura en donde intenta violarla otra vez.

Algunas organizaciones han denunciado a la película de promover la cultura de la violación y de permitir que se normalice la violencia (Captura de Pantalla: @pro_empower)
Algunas organizaciones han denunciado a la película de promover la cultura de la violación y de permitir que se normalice la violencia (Captura de Pantalla: @pro_empower)

A partir de ahí, la serie comienza a profundizar en el desarrollo del personaje femenino, quien comienza adoptar una personalidad muy diferente luego de su secuestro, luego de esa escena se siente vinculada a su agresor y aprende a “negociar” con él usando las relaciones sexuales mientras la escala de violencia entre ambos personajes sigue incrementando.

La película ha causado que algunas organizaciones denuncien su manejo de la cultura de la violencia en diversos países del mundo ya que la plataforma de denuncia y firmas ha recabado peticiones de España, México, Estados Unidos y de Gran Bretaña.

Esto también ha llamado la atención de algunos artistas como la cantante inglesa Duffy, que se pronunció abiertamente contra la película e inclusive envió una carta al presidente operativo o CEO de Netflix en la que argumentaba que este tipo de violencia “no merecía ser el entretenimiento de nadie” y criticó que las escenas de violencia sexual se idealizaran pues esto no es más que “normalizarlas”.

Me entristece que Netflix proporcione su plataforma para ese cine, que erotiza el secuestro y distorsiona la violencia sexual y el tráfico como una película sexy. No puedo imaginar cómo Netflix podría pasar por alto lo descuidado, insensible y peligroso que es esto. Incluso ha llevado a algunas mujeres jóvenes a pedirle a Michele Morrone, el actor principal de la película, que las secuestre.
Duffy dijo haber sido secuestrada, drogada y violada. Ella desapareció en el año 2008 pero afortunadamente logró escapar y abandonó la vida pública (Foto: Instagram @duffy)
Duffy dijo haber sido secuestrada, drogada y violada. Ella desapareció en el año 2008 pero afortunadamente logró escapar y abandonó la vida pública (Foto: Instagram @duffy)

Duffy informó este mismo año haber sido víctima de secuestro y abuso sexual por lo que se sintió íntimamente relacionada con la causa de detener el esparcimiento de este tipo de contenidos. La cantante se encontraba en su punto más alto de su carrera en el año 2008 cuando fue raptada, afortunadamente sobrevivió y comprensiblemente decidió abandonar los escenarios para enfocarse en su recuperación.

Entre las organizaciones que impusieron una queja enviando diversas peticiones a Netflix se encuentra Pro Empower, el grupo fue creado por sobrevivientes en incidentes de violencia sexual y que se encargan de brindar educación sobre conductas sexuales que pueden ser catalogadas de inapropiadas. Ellos mismos enviaron una carta de cuatro páginas para solicitar que se retire la película y además envió análisis de contenido sobre la misma para que argumentar su punto de vista.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Revelaron la causa de muerte del actor de Disney Sebastián Athié

Alcohol, pastillas y cuatro líneas de cocaína para el almuerzo: las fotos de Amber Heard que exponen la vida de excesos de Johnny Depp

Gerardo Bazúa ya pudo reunirse con su hijo Eros: así va su caso contra Paulina Rubio

Una ex novia de Luis Miguel contó detalles de su romance: “Me lo gocé”

MAS NOTICIAS