La drástica medida del príncipe Harry y Meghan Merkle contra la prensa británica

Los duques de Sussex indicaron que cortarán toda colaboración y respuestas a los tabloides sensacionalistas del Reino Unido

Los duques de Sussex (AFP)
Los duques de Sussex (AFP)

Los duques de Sussex, Harry y Meghan, que el pasado marzo se apartaron oficialmente de la monarquía británica, comunicaron a los principales tabloides del Reino Unido que han decidido terminar toda cooperación con ellos.

En una dura carta remitida a los periódicos británicos The Sun, The Mirror, The Mail y The Express, un representante de los duques, quienes viven ahora en California, EEUU, señaló que han tomado la decisión por la publicación de historias “falsas”.

El nieto de la reina Isabel II y su esposa no quieren ser usados como “una moneda en una economía de click baiting (ciberanzuelo) y distorsión”.

El Duque y la Duquesa de Sussex han visto las vidas de gente cercana -así como de completos extraños- totalmente demolidas solo para que chismes salaces aumenten los ingresos publicitarios”, según un extracto publicado por The Guardian. El diario describe la carta como un “ataque sin precedentes contra una gran parte de los medios”.

Parte de la cobertura de la prensa británica
Parte de la cobertura de la prensa británica

La pareja señala sin embargo que su decisión no atañe a todos los medios y que seguirán trabajando con periodistas, pero el equipo de relaciones públicas de la pareja no contestará llamadas de esos tabloides.

“Con esta política no se trata de evitar las críticas, ni de acallar el debate público o censurar informaciones fielmente contrastadas”, afirman de acuerdo con la carta, compartida en Twitter por el especialista de medios del Financial Times, Mark Di Stefano.

El año pasado, el nieto de la reina Isabel II, y Meghan Markle, ex actriz estadounidense, criticaron duramente a los tabloides sensacionalistas por publicar historias sobre la aparente tensa relación entre la duquesa y su padre, Thomas Markle.

Los duques, que se casaron en 2018 y tienen un niño de casi un año, Archie, indicaron que han decidido poner fin a cualquier tipo colaboración por considerar que hay "distorsión" en las historias.

La pareja y su hijo, Archie (Reuters)
La pareja y su hijo, Archie (Reuters)

Un representante de los duques agregó que es "preocupante" que un sector "influyente" de la prensa haya publicado artículos falsos y agregó que "hay un coste humano real por la forma de hacer este negocio y que afecta a cada rincón de la sociedad".

La carta completa enviada a los tabloides:

A medida que el Duque y la Duquesa de Sussex se asientan en el siguiente capítulo de sus vidas y ya no reciben ningún soporte público, escribimos para establecer una nueva política de relaciones con los medios, específicamente en lo que se refiere a su organización.

Como ustedes, el Duque y la Duquesa de Sussex creen que una prensa libre es la piedra angular de cualquier democracia, especialmente en momentos de crisis. En el mejor de los casos, esta prensa libre ilumina los lugares oscuros, contando historias que de otra manera no se contarían, defendiendo lo que es correcto, desafiando al poder, y haciendo que aquellos que abusan del sistema rindan cuentas.

Se ha dicho que la primera obligación del periodismo es la verdad. El Duque y la Duquesa de Sussex están totalmente de acuerdo.

Es muy preocupante que una parte influyente de los medios de comunicación, a lo largo de muchos años, haya tratado de aislarse para no tener que rendir cuentas por lo que dicen o imprimen, incluso cuando saben que será distorsionado, falso o invasivo más allá de la razón. Cuando se disfruta del poder sin responsabilidad, se degrada la confianza que todos depositamos en esta industria tan necesaria.

Hay un costo humano real en esta forma de hacer negocios y afecta a todos los rincones de la sociedad.

El Duque y la Duquesa de Sussex han visto a gente que conocen, así como a completos extraños, tener sus vidas completamente destrozadas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes salaces aumentan los ingresos por publicidad.

Dicho esto, tenga en cuenta que el Duque y la Duquesa de Sussex no se involucrarán con su medio. No habrá corroboración y no habrá interacción. Esta es también una política que se está instaurando para su equipo de comunicaciones, con el fin de proteger a ese equipo del lado de la industria que los lectores nunca ven.

Esta política no se trata de evitar las críticas. No se trata de cerrar la conversación pública o censurar la información precisa. Los medios tienen todo el derecho de informar y, de hecho, tener una opinión sobre el Duque y la Duquesa de Sussex, buenos o malos. Pero no puede basarse en una mentira. También quieren ser muy claros: esto no es de ninguna manera una política general para todos los medios.

El Duque y la Duquesa de Sussex están deseando trabajar con periodistas y organizaciones de medios de comunicación de todo el mundo, comprometiéndose con los medios de comunicación de base, los medios regionales y locales, y los jóvenes periodistas en ascenso, para poner de relieve los temas y causas que tan desesperadamente necesitan ser reconocidos. Y esperan hacer todo lo que puedan para ayudar a crear nuevas oportunidades para las voces más diversas e insuficientemente representadas, que son necesarias ahora más que nunca.

Lo que no harán es ofrecerse a sí mismos como moneda de cambio para una economía de clickbait y distorsión.

Nos gustaría que este nuevo enfoque fuera escuchado y respetado.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Meghan Markle y el príncipe Harry “de incógnito” y puerta a puerta repartieron comida a enfermos en Los Ángeles

Escándalo en Reino Unido por las declaraciones desde EEUU del príncipe Harry sobre el coronavirus

MAS NOTICIAS