El nombre del actor Alejandro Sandí fue uno de los más comentados a finales de noviembre de 2019, cuando se supo que había sido víctima de un asalto y secuestro en el Nevado de Toluca, a donde viajó en compañía de las actrices Vanessa Arias y Esmeralda Ugalde.

Los actores viajaban en el camino rumbo al Nevado cuando un grupo de hombres armados les cortó el paso y los despojaron de la camioneta de Vanessa. Las actrices fueron liberadas, pero los sujetos se llevaron a Sandí, quien durante varias horas estuvo secuestrado.

Días después del secuestro, el actor reapareció en redes sociales, en donde dijo que aún no se encontraba bien, pero se encontraba en el proceso de recuperarse. “Voy a estar de regreso, se los prometo, pero ahora es conmigo con quien tengo que estar bien y luego con todos”, explicó y agradeció a todas las personas que le enviaron mensajes deseándole lo mejor. “Gracias de verdad a toda la gente que directa o indirectamente tuvo que ver para que yo esté bien, para que esté en mi casa, gracias por cada uno de sus mensajes”.

Esta mañana Sandí apareció como invitado en el programa Venga la alegría de Tv Azteca en donde ofreció detalles de su estado actual y las secuelas que sigue enfrentando.

Sandí fue víctima de un secuestro a finales de noviembre de 2019 (Captura de pantalla)
Sandí fue víctima de un secuestro a finales de noviembre de 2019 (Captura de pantalla)

“¿Cómo reconstruir la vida cotidiana y salir adelante?”, le preguntó el presentador Sergio Sepúlveda, a lo que Sandí respondió: “Hay una frase que me golpeaba mucho, me decían ‘qué bueno que no te pasó nada, qué bueno que estás bien’ y en realidad yo trato de estar bien, no puedo estar abajo de un puente llorando (pero) me quitaron mi tranquilidad, mis cosas, me quitaron muchas cosas, pero no me quitaron mi personalidad, no me lo pueden quitar pero eso no quiere decir que esté bien eso no quiere decir que duerma bien, que no esté en terapias, no quiere decir que no me secuestraron, no quiere decir que no estuve en una cajuela”.

Sandí lamentó que debido al clima que se vive actualmente en el país cada vez se vaya teniendo una mayor “tolerancia” hacia la violencia y recordó comentarios del tipo “¿te secuestraron? bueno, pero no te mutilaron. ‘Oye me mutilaron’, bueno pero no te mataron. ‘Oye lo mataron’, ojalá que lo encuentren”.

“Nosotros no podemos ser los culpables de lo que nos está pasando...no podemos atacarnos entre nosotros. Este rollo de somos más los buenos tenemos que demostrarlo”.

Sepúlveda entonces le preguntó a Sandí qué ha pasado en su vida en estas semanas y el actor detalló cómo todo cambió y ahora debe estar en terapia para mantenerse ocupado.

Sandí conducía la camioneta de Vanessa Arias cuando unos sujetos los interceptaron (IG: alejandro_sandi)
Sandí conducía la camioneta de Vanessa Arias cuando unos sujetos los interceptaron (IG: alejandro_sandi)

“He tenido que tomar tres terapias a la semana”, indicó y además explicó que debe realizar ejercicios para regular su bioquímica cerebral, pues ante eventos como el que enfrentó “todos los neurotransmisores se pueden disparar” y sus emociones se encuentran inestables. Aunque le recomendaron que tomara medicamentos, él optó por un proceso natural para regularse, lo que puede llevar tres meses.

Sandí recordó cómo toda su vida cambió en apenas unas semanas. “Yo tenía hace tres meses trabajo increíble, ganaba espectacular (ahora) necesito estar ocupado conmigo, Me pasó todo, toda mi vida es completamente diferente”.

Y, de nueva cuenta, hizo énfasis en la necesidad de que la gente deje de normalizar la violencia.

“No es normal que te secuestren, no es normal que te asalten y no podemos empezar a culpar a las víctimas”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: