Demi fue un sex symbol de los años 90
Demi fue un sex symbol de los años 90

Con sólo un gran sombrero rosa en la cabeza y un brazalete de diamantes, Demi Moore decidió posar desnuda en la portada del número de octubre de la revista Harper's Bazaar.

A los 56 años, la estrella de Hollywood se mostró sonriente frente a una piscina en la imagen que protagoniza la publicación, que señaló "Demi Moore revela todo. Amor, pérdidas y superar una adicción".

Se trata apenas de la segunda ocasión que Demi posa desnuda en una revista, después de su ya legendaria portada de 1991 en Vanity Fair en donde se mostró sin ropa mientras estaba embarazada de su segunda hija.

"Gracias a Dios la gente recuerda la foto y no recuerdan el artículo", bromeó Demi sobre aquella icónica imagen.

Demi en su portada más reciente (IG: harpersbazaar)
Demi en su portada más reciente (IG: harpersbazaar)

En la entrevista con Harper's Bazaar, Demi se mostró abierta al hablar de cómo ha criado a las tres hijas que tuvo con Bruce Willis: Rumer, Socut y Tallulah.

"Mis hijas me ofrecieron la oportunidad de empezar a cambiar el patrón generacional. De ser capaz de romper los ciclos".

La aparición de Demi en la publicación llega poco antes de que lance a la venta su libro de memorias, Inside Out, el próximo 24 de septiembre.

En el libro, Demi tocará no sólo sus romances y su vida en Hollywood, sino también su complicada infancia, sus lucha contra las adicciones así como las inseguridades respecto de su cuerpo.

Una imagen de la portada de su autobiografía (IG: demimooreofficial)
Una imagen de la portada de su autobiografía (IG: demimooreofficial)

Según el comunicado de prensa, "Inside Out es una historia de supervivencia, éxito y rendición así como de resistencia. (Es) una representación desgarradoramente honesta de la vida cotidiana e icónica de una mujer".

En octubre del año pasado, Demi ya había hablado de los problemas que enfrentó al inicio de su carrera en Hollywood, en la década de los 80.

"Al comienzo de mi carrera entré en una espiral de autodestrucción en la que no importaba el éxito que tuviera, simplemente sentía que no era lo suficientemente buena", confesó  tras ser galardonada con el premio a la Mujer del Año por Peggy Albrecht Friendly House.

"Pensaba que no tenía ningún valor y esa senda autodestructiva me llevó muy rápido a un punto crítico, a una crisis real", añadió en su mensaje en donde no reveló qué tipo de adicción sufrió.

En los años 80 enfrentó problemas de adicciones (IG: demimooreofficial)
En los años 80 enfrentó problemas de adicciones (IG: demimooreofficial)

"Creo que todos aquí han tenido que lidiar con no sentirse lo suficientemente bien en algún punto de su existencia… Puede que nunca seas lo suficientemente buena, pero puedes saber el valor de lo que vales. Deja de medirte".

En un artículo de la revista People se mencionó que Demi fue a rehabilitación por adicción al alcohol y las drogas en los años 80 y en 2012 fue hospitalizada por agotamiento.

La pérdida de sus dientes

En 2017, Demi también reveló que a causa del estrés y la ansiedad que enfrentó durante mucho tiempo perdió algunos de sus dientes.

Durante una entrevista en el programa de Jimmy Fallon, Demi comentó:

"Se me cayeron dos dientes frontales. Me encantaría decir que sucedió mientras hacía skate o algo realmente cool, pero creo que se trata de algo que es importante compartir porque es, después de las enfermedades del corazón, uno de los mayores asesinos en los EEUU. Hablo del estrés. Esto hizo que se me cayeran mis dientes de adelante".

Para probar lo ocurrido, Demi envió a la producción de Fallon una foto sonriendo en la que era evidente la falta de uno de sus dientes.

"Nos enviaste una foto y es una de las cosas más locas que jamás haya visto", comentó Fallon.

Moore dijo entre risas que sus hijas estaban encantadas con verla así, porque creían que eso la hacía "lucir más vulnerable y más humana".