Michelle sigue disfrutando de sus vacaciones (IG: michellesalas)
Michelle sigue disfrutando de sus vacaciones (IG: michellesalas)

El verano para Michelle Salas, la hija del cantante Luis Miguel, ha resultado bastante activo. Las playas de Francia, Italia y Grecia han sido las elegidas por la influencer y vlogger para disfrutar de la comida, el sol y el descanso.

Hace un mes Michelle estaba celebrando en Los Cabos llegar a sus primeros 30 años de vida y de ahí, viajó hasta Francia para apreciar los encantos de la capital.

Pero Michelle no pasó mucho tiempo ahí, pues días después viajó hasta Venecia, la famosa ciudad de los canales y más tarde disfrutó en bikini  del sur de Italia.

Salas disfrutó así del sur de Italia (Instagram)
Salas disfrutó así del sur de Italia (Instagram)

Salas compartió en su cuenta de Instagram varias imágenes de su paso por Apulia, en especial de la pequeña ciudad de Alberobello, famosa por los típicos tejados de sus construcciones.

Una magnífica villa, un restaurante a la orilla del mar y ropa de marca, como zapatos Dolce&Gabbana, conformaron parte de su viaje, en donde también lució su figura con un bikini en tonos ámbar de la firma House of CB, que cuesta 105 dólares.

El viaje de Michelle por el Mediterráneo continuó entonces en Mykonos, Grecia, en donde la influencer siguió luciendo su vida llena de lujos, a través de prendas de firmas como B-Low the Belt, MISA y, por supuesto, Dolce & Gabbana, una marca para la que ya ha desfilado.

Durante su paso por Mykonos la hija de Luis Miguel volvió a mostrarse en Instagram con un pequeño bikini, aunque no dio detalles de la marca de la prenda.

El bikini que lució en Mykonos
El bikini que lució en Mykonos

Una vez que dejó la isla griega, Salas viajó a uno de los lugares preferidos por celebridades y millonarios: Saint Tropez, en la costa azul francesa.

En ese lugar, Michelle compartió imágenes desde famosos y exclusivos lugares como el Sénéquier, un establecimiento que inició como cafetería y con el paso del tiempo, gracias a su aparición en varias películas como Y dios creó a la mujer, se convirtió en un sitio obligado para famosos que se cuentan en los miles de visitantes que tiene cada año.

(IG: michellesalasb)
(IG: michellesalasb)

Michelle publicó después una imagen tomada desde el Loulou à Ramatuelle, que suele estar ubicado dentro de los mejores lugares para comer mariscos en Saint Tropez.

Por supuesto, Salas aprovechó para tomar el sol en la Costa Azul y compartió una fotografía luciendo su figura con un bikini blanco, de la firma Blue Lagoon, tomada desde el Club 55, otro exclusivo lugar en la zona.

El Club 55 se hizo famoso en Saint Tropez por su alta cocina, sus caros vinos y también por la presencia de personas de la clase alta. La actriz Brigitte Bardot fue una de sus primeras y más famosas clientas habituales.

Figuras como Leonardo DiCaprio también han disfrutado del legendario club, uno de los sitios imprescindibles durante un viaje por Saint Tropez.

Pero el verano aún no termina y Michelle Salas ya informó a través de Instagram stories se encuentra en Amalfi, otro sitio destacado del sur de Italia.

Los característicos paisajes de la costa de Amalfi, con el azul profundo del mar junto a las rocas ya fueron captados por Michelle, quien además disfrutó de una comida de pasta y mariscos en La Conca del Sogno, un exclusivo club de playa y restaurante.

No se sabe cuánto tiempo pasará Michelle en ese lugar ni cuál será su siguiente destino, pero lo cierto es que la hija de Luis Miguel le ha sacado provecho al verano en el hemisferio Norte.

Además de los sitios que ha visitado, la espectacular figura de Michelle ha destacado en sus más recientes publicaciones en Instagram, pues la influencer ha sabido mantenerse en forma en sus vacaciones.