Rigo Tovar, "El Sirenito" que puso a bailar a todo México, a 14 años de su partida

A 14 años de la muerte de Rigo Tovar, recordamos a la leyenda que movió masas en las décadas de los 70 y 80

Su primer material discográfico el cual se titula “Matamoros Querido” rapidámente llegó a los primeros lugares de popularidad  (Foto: Pedro Valtierra- Cuartoscuro)
Su primer material discográfico el cual se titula “Matamoros Querido” rapidámente llegó a los primeros lugares de popularidad  (Foto: Pedro Valtierra- Cuartoscuro)

Un día como hoy, pero del año 2005, se confirmó la noticia del fallecimiento del cantautor mexicano Rigo Tovar, el hombre que con simpatía y talento se convirtió en un ícono de la música tropical mexicana.

Oriundo de Matamoros, Tamaulipas, Rigoberto Tovar García desde pequeño se interesó por la música debido a que su padre tenia un banda municipal en su ciudad natal.

El "ídolo de las masas" creció con algunas carencias debido a su numerosa familia la cual estaba integrada por sus padres y sus 9 hermanos, sin embargo, su madre le regaló una pequeña guitarra con la que empezó a componer sus primeras melodías.

Antes de dedicarse por completo a la música Tovar trabajó como soldador,  barman y mesero en un restaurante de Texas.

Junto con su grupo Costa Azul grabó más de 7 materiales discográficos(Foto: Pedro Valtierra- Cuartoscuro)
Junto con su grupo Costa Azul grabó más de 7 materiales discográficos(Foto: Pedro Valtierra- Cuartoscuro)

A los 24 años formó su primer grupo musical llamado "Trío Recuerdo", junto a sus hermanos. Después se integraron nuevos miembros y cambiaron el nombre a "Conjunto Costa Azul", con quien grabó más de 7 álbumes.

El reconocimiento local llegó a principios de la década de los 70, cuando el ejecutivo de una disquera los contrató y lograron grabar su primer material discográfico.

Con 25 años el joven compositor demostró poseer un gran talento nato, ya que dominaba diversos instrumentos musicales como el piano, requinto, bajo, acordeón, saxofón, guitarra, timbales, batería, tumbas y güiro, entre otros.

En los años subsecuentes el vocalista de la agrupación se convirtió en una revelación del género tropical al crear ritmos nuevos en los que fusionaba los sonidos clásicos del cumbia con sintetizadores, guitarra y batería eléctrica, evidentemente influenciado por bandas como Black Sabbath, Queen, Bee Gees, Elton John, Village People y Kiss, entre otros.

Sus fans los apodaron el Jim Morrison mexicano debido a su gafas oscuras y larga cabellera. (Foto: Pedro Valtierra-cuartoscuro)
Sus fans los apodaron el Jim Morrison mexicano debido a su gafas oscuras y larga cabellera. (Foto: Pedro Valtierra-cuartoscuro)

Su propuesta musical lo llevó a recibir un sinfín de elogios y sobrenombres con los que su público lo comenzó a llamar de cariño, entre ellos del "General grupero" y "El ídolo de las masas".

Sus dotes de multi-instrumentista y las temáticas en sus letras lo posicionaron como uno de los cantautores más representativos tanto en México como en Estados Unidos, ya que sus canciones eran las más pedidas por la gente a las estaciones de radio.

Por lo que, etiquetarlo en un género musical en específico sería es difícil, pero se desarrolló principalmente en la música topical y grupera. Su éxitos más recordados fueron "El Sirenito" y "Mi Matamoros querido", siendo la primera de ellas la que le otorgó un sobrenombre más.

"Rigo es amor", fue un eslogan publicitario que surgió y con el que se quedó después de que un locutor de se dio a la tarea de leer con detenimiento el contenido de sus letras.

Su éxito “La sirenita” logró vender más de un million y medio  de copias solo en México y se estima que más de 700 mil copias en Estados Unidos. (Foto: Pedro Valtierra-cuartoscuro)
Su éxito “La sirenita” logró vender más de un million y medio  de copias solo en México y se estima que más de 700 mil copias en Estados Unidos. (Foto: Pedro Valtierra-cuartoscuro)

La fama que el mexicano alcanzó fue sorprendente para su época, ya que logró vender más de 30 millones de copias, llevándolo a ser comparado por sus fans con el vocalista de The Doors, Jim Morrison.

En el ocaso de su carrera el cantante fue diagnosticado con con retinitis pigmentosa, que él atribuyó a su trabajo de joven soldador en Texas, y tras algunos años de padecimientos el 27 de marzo de 2005 falleció a los 58 años  a causa de un paro respiratorio.