(Foto: Efe/Instagram)
(Foto: Efe/Instagram)

La batalla por los embriones congelados en la que se han enzarzado Sofía Vergara y su ex pareja Nick Loeb en los últimos años ha dado un nuevo giro. Los abogados de la actriz han exigido al juez que el empresario, de 43 años, presente pruebas de su residencia en Luisiana, estado sureño en el que afirma vivir y que cuenta con una legislación que protege el movimiento provida.

Desde que terminara su relación en el año 2014, Loeb ha interpuesto tres demandas contra la actriz con la intención de preservar los embriones que congelaron cuando aún permanecían juntos y de trasladarlos de inmediato a un útero.

El empresario presentó las denuncias ante el tribunal de Luisiana, un estado cuya legislación defiende el movimiento provida. El equipo de abogados de Vergara, en cambio, considera que la ex pareja de la intérprete colombiana no ha presentado ninguna prueba fehaciente que acredite su lugar de residencia.

Únicamente las personas que certifiquen vivir en Luisiana pueden interponer demandas en un tribunal de la región. La defensa de Vergara reclama que Loeb no ha presentado facturas, recibos de supermercados o cuentas bancarias que permitan corroborar que efectivamente, este haya establecido su hogar en Luisiana.

Sofía Vergara es una de las actrices latinas más cotizadas de Hollywood (Foto: archivo)
Sofía Vergara es una de las actrices latinas más cotizadas de Hollywood (Foto: archivo)

De acuerdo con el portal web TMZ, esta sería ya la segunda vez que el empresario intenta que lleve el caso un tribunal de Luisiana. Lo intentó también en 2017, pero un juez estatal lo desestimó al considerar que el enfrentamiento no se encontraba bajo su jurisdicción, al encontrarse los óvulos en Beverly Hills y haber sido concebidos en California.

Aunque en un principio la denuncia de Loeb buscaba que no se destruyeran los embriones, ahora solicita la custodia absoluta para poderlos trasladar a un útero y llevarlos así a término.

"Las mujeres tienen derecho a continuar un embarazo aunque el hombre no lo quiera. ¿No debería el hombre tener un derecho similar para llevar sus embriones a término aunque la mujer lo objete? Este asunto, a diferencia del aborto, no tiene nada que ver con los derechos sobre el propio cuerpo, y tiene todo que ver con los derechos parentales para proteger la vida de su hijo o hija no nacido" explicó Loeb en un artículo que publicó el New York Times en 2015.

Al preguntar a Sofía Vergara por su versión, la actriz explicó que en el momento en el que decidieron fecundar los embriones, ambos firmaron un contrato en el que se establecía que el proceso no podría seguir adelante si no existía un consentimiento mutuo. Entiende, por tanto, que no hay nada más que decir sobre el caso, pues todo está firmado.

Por su parte Loeb opina que el documento no concreta qué procedería en caso de que terminase la relación. Por este motivo, pretende anular el citado artículo y recuperar los embriones fecundados, a los que además ya han puesto nombre: Emma e Isabella.

Fuentes cercanas a la actriz han señalado además que Sofía considera que Loeb ha iniciado toda esta batalla para arruinar el matrimonio actual de la colombiana, casada con Joe Manganiello.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: